Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
  El Humo de Powell
  Por Carlos M. Duré
 

Agencia SICLA, 8/5/02.- La prensa del interior del país sigue con particular interés las negociaciones con el FMI, pletóricas de condicionamientos. La dirigencia política las sigue con justificada preocupación.

La vicefuncionaria del Fondo, Anna Krueger enfatizó su contrariedad por la emisión de bonos provinciales.

En medio de la cuaternaria recesión, la caída de un 40% del salario despeña y comprime en el fondo de la crisis a clases sociales pobres y a otros que hasta hace poco pululaban en los mercados formales.

Muchos de estos últimos revistan en el electorado consecuente de los caudillos políticos, quienes, mediante la emisión de sucedáneos del dinero, mantienen una mínima capacidad de consumo. Se trata de vales de compra llamados bonos, cuyos emisores esperan respaldar con divisas que decrecen en proporción inversa a la emisión.

No obstante, el ingenio criollo intenta sortear el obstruccionismo del FMI. No se sabe bien si la tendencia a emitir bonos municipales -Villa María y Bell Ville en Córdoba- es un deslinde de responsabilidad hacia debajo de los gobernadores -expectantes por un acuerdo con el FMI- o inevitables medidas de autogestión de los caudillos municipales habitualmente más accesibles al descontento popular. A tal extremo llega la necesidad de activar el consumo interno que hasta los vales alimentarios sirven para comprar electrodomésticos o ropa.

Tanto papel que certifica pagos en un futuro impreciso ha movido al Secretario de Estado de USA, Powell a decir que su país no dará plata a países (Argentina) que se endeudan para devolver humo.

Se refiere, claro, a la emisión de bonos como los Bonex, a los bonos provinciales y a los municipales.

Sin embargo el humo de Powell se origina en la intención de la banca de no cubrir más del 10% de los Bonex que servirán para abrir el corralito a largo plazo. Esperan que el Estado garantice en dólares el otro 90%, que es lo mismo que estatizar la deuda de los bancos comprometiendo la política de largo plazo, otras de las exigencias del fondo para no ahumar al general Powell.


Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones