Sugerencias...

Por María José Grenni

Buenos Aires, Agencia SICLA, 12/7/02.- Argentina recibe una visita que entra en flagrante contradicción con la feliz detención de los represores Galtieri y Suárez Mason.

En el día de ayer Argentina recibió la supervisión de Otto Reich, el Secretario Asistente de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental para ver cómo nos estábamos portando con este nuevo cronograma electoral que habría sugerido el FMI.

Haciendo eco de la doctrina de las soberanías limitadas, advirtió que el candidato que gane deberá representar la libertad del mercado, el respeto por los derechos humanos, no ser una amenaza para sus vecinos y cooperar en la guerra contra el terrorismo internacional, si quiere el apoyo de los Estados Unidos.

Despreocupado por la oposición, dijo que hasta en su propio país hay candidatos que en un principio son opositores a la política norteamericana, pero rápidamente cambian de posición.

Despreocupado por la oposición, dijo que hasta en su propio país hay candidatos que en un principio son opositores a la política norteamericana, pero rápidamente cambian de posición.

Este tipo de visitas diplomáticas, que ya forman parte del folcklore de los países del tercer mundo, se dan en un momento que Estados Unidos se encuentra sumergido en una crisis económica interna que mostró ayer la peor baja de la bolsa desde 1997.

En pos de que su patio de atrás deje de ser un niño malcriado que entra en crisis económicas y políticas que desestabilizan sus intereses en la región, Otto Reich visita la Argentina.

Otto Reich: derecho y humano

Un error hizo que naciera en Cuba en 1945. Huyendo de la revolución se fue en 1960 al país de las oportunidades. Desde 1976 hasta 1981 se desempeñó como director en Washington para las operaciones del Consejo de las Américas.

Pero su carrera empezaría principalmente entre 1981 y 1983 trabajando para el gobierno de Ronald Reagan como administrador de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional. Allí se vinculó estrechamente con la Guerra Sucia que USA desarrolló en la década del 80 en Nicaragua contra la revolución sandinista que había triunfado en 1979.

Hoy, en uso de la doctrina de Soberanías Limitadas, Reich vuelve a la escena, con un nuevo blanco: el narcoterrorismo. Aunque conviene recordar que una de las fuentes financieras de los contras en aquella Nicaragua fueron el affaire Irán-contras del coronel Oliver North y el tráfico de cocaína a Estados Unidos que originó una investigación de la Cámara de Representantes a la CIA.


Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones