En el aniversario de la mujer más importante de la historia argentina

Por Ayelen Machaca

Buenos Aires, Agencia SICLA, 26/7/02.- El 26 de Julio de 1952 moría a los 33 años, Evita, la mujer más importante en la historia argentina y quizá la más polémica.

Su gestión como Primera Dama y compañera de Juan D. Perón significó para miles de argentinos el acceso a los derechos que por siempre les habían sido negados. La facilitación de los medios básicos para una vida digna y la incorporación a la vida política de la clase obrera argentina, hizo perenne su figura en la vida de los argentinos.

Fue Eva Perón la mujer que abrió las puertas a todas las demás argentinas, estableciendo el voto femenino poco antes de su muerte. La que el pueblo reconoció como una trabajadora que logró una cercanía con el pueblo nunca antes ni después lograda. La abanderada de los humildes. El reflejo vivo del pueblo en sus discursos. El 26 de Julio de 2002, una Argentina estremecida y vapuleada la recuerda y homenajea a los 50 años de su muerte, y más allá de rencores absurdos que sólo responden a un pensamiento ajeno a las necesidades del país.

Presidencia: La razón de sus vidas

Posiblemente la ironía más grande encuentra al Partido Justicialista, fundado en 1945 por Juan D. Perón, más dividido que nunca. Son ya conocidos los cambios determinantes que sufrió este partido a lo largo de estos 50 años. Las consecuencias desembocan en la actual lucha interna por el poder.

Lejos de una presidencia peronista, Duhalde se juega las últimas fichas en el intento de culminar su tránsito por la Rosada en la fecha que él mismo estableció.

Mientras precandidatos, gobernadores, diputados, ex presidentes y etc. pelean por su puesto en las boletas en el marco de una Argentina que se hunde entre la pobreza y la violencia.

La prensa en Buenos Aires informa sobre la posible retirada de Kirchner de las internas del PJ y de lo que significaría su lanzamiento de campaña en el homenaje a Evita que realizará esta noche en el porteño Luna Park.

Justicia Social

Consigna que queda en el olvido y parece hoy imposible.

Son tema general en los medios de comunicación del país las nuevas cifras del INDEC. Arrojaron un 21,5% de desocupación a nivel nacional, y si bien son alarmantes dejan espacio para la duda respecto de números reales que pudieran agrandar el porcentaje.

La Plata cuenta con un 22,1% y supera el record nacional de desocupación, más de la mitad de la mitad de la población de capital y Gran Buenos Aires es pobre y el 56,9% de quienes trabajan tienen empleos precarios, changas, lo hacen en negro, etc., 3 millones de trabajadores empleados ganan menos de $200 por mes, y continúan las cifras que indignan a ciudadanos y sorprenden a políticos.

Por otro lado estas no serían las únicas cifras que ilustran la situación argentina. También se supo hoy que se eliminaría el subsidio al Gas Oil, produciendo el temido aumento en los transportes, también subiría la carne en un 15%, y una encuesta privada reveló que 8 de cada 10 empresas no toman más personal.

Aislados

Una noticia que tranquiliza a muchos e inquieta a otros tantos es el nuevo control en los accesos a la ciudad.

La excusa: la creciente ola de delitos que reflejan los grandes medios de comunicación. Serían 34 los accesos sellados por 1200 policías las 24 hs. También serían reforzados los controles en las autopistas realizados por gendarmería y patrullado en helicóptero por prefectura todo el largo del Riachuelo.

Lo cierto es que a un mes de los asesinatos de Kosteki y Santillán en el puente Pueyrredón, y sumado al nuevo comando libre para pasar de Provincia a Capital, los elementos pintan el cuadro de una ciudad amurallada, con miedo a un futuro violento y que en nombre de la seguridad sólo profundiza las todavía existentes divisiones sociales y económicas.


Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones