Si lo dice el FMI...

Por Raúl González

Buenos Aires, Agencia SICLA, 30/7/02.- El titular del FMI, Horst Köhler, dijo que siguió trabajando en el acuerdo, pero siempre y cuando se cumplan las observaciones de los notables. Köhler consideró imprescindible lograr una solución permanente al corralito para poder establecer un régimen monetario adecuado, alertó que la restauración de la estabilidad macroeconómica depende en parte de la autonomía del Banco Central y exhortó a terminar con la emisión de cuasi-monedas provinciales y a trabajar en el sistema bancario.

Las declaraciones de Köhler, fueron ratificadas por el Ministro de economía, Lavagna, que manifestó estar de acuerdo con el informe de los notables del FMI.

Respecto a las declaraciones de O'Neil, el jefe del gabinete, Atanasof, salió a responder que el fuerte superávit de este mes junto con eventuales préstamos internacionales irán para paliar la pobreza y no a alguna cuenta en Suiza, como sugirió el Secretario del tesoro de Estados Unidos.

El gobierno argentino continúa asintiendo a las demandas del FMI. Lavagna deja atrás sus disputas con Aldo Pignanelli, titular del BCRA y apoyó la autonomía del Central. La administración de Duhalde busca destrabar el camino para una ayuda monetaria cueste lo que cueste.

Frente a la tibia respuesta argentina a las criticas del jefe del tesoro norteamericano, el gobierno brasileño exigió que O'Neil pida disculpas y amenazó con no recibirlo. En la Casa Blanca están definiendo de qué manera disculparse, adelantaron que ayudarán a Brasil para superar la crisis.

A los promulgadores de la salida de la crisis a través de la ayuda exterior ¿por qué no prueban con enojarse?

Más potente que Superman

Al ex presidente del Banco Central y funcionario del Fondo Monetario Internacional, Mario Blejer, le propusieron conducir el Banco Central de Afganistán por el término de tres meses. En su paso por el gobierno argentino no logró cerrar el acuerdo con el organismo del que es funcionario.

Su política de resguardar los intereses de los banqueros a raja tabla generó serias diferencias con el actual Ministro de economía, Lavagna.

Por la ríspida convivencia tuvo que dejar su cargo, pero en el BCRA dejó a un hombre de su línea, Aldo Pignanelli.

Mario Blejer junto con Anooph Singh fueron los encargados de controlar la economía de Indonesia, que se encontraba en una grave crisis económica. Pero las medidas no tuvieron resultado, a las negociaciones del FMI le sobrevino la crisis de los países asiáticos o efecto Zake o arroz.

Otras de la consecuencias fue que en Timor oriental, país vecino a Indonesia, se desató una guerra civil que aún continúa.

En Afganistán la guerra ya está desatada, Estados Unidos no ha podido aún concluir en ese país la guerra contra el terrorismo. El FMI le renueva su confianza a Blejer, lo que hay que determinar es para qué, ya que sus anteriores gestiones no tuvieron buenos resultados.


Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones