La oveja negra

Por Raúl González

Buenos Aires, Agencia SICLA, 8/8/02.- El Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, O' Neill, en su paso por Argentina instó a que el país debe acordar con el Fondo y se comprometió a ayudar en la negociación. Aconsejó a los capitales a invertir en el país, pero luego aclaró que nadie invierte donde no está seguro.

No insinuó en ningún momento que la Casa Blanca auxilie a la Argentina. Algo que dejó bien claro fue que nuestro país se comprometa a avanzar hacia la concreción del ALCA. La visita del funcionario norteamericano dejó sólo deberes y buenos deseos para el gobierno argentino.

Paralelamente arribó al país una misión del Fondo Monetario Internacional. Según trascendió, Economía estaría redactando una carta intención con el FMI, en la que se contemplan sus requerimientos en cuanto a la situación fiscal, nacional y provincial. Otro de los puntos es el reemplazo de las cuasimonedas y mejoras en la situación generada por el corralito financiero.

La visita de O' Neill tuvo como único objetivo: el ALCA. EL gobierno republicano ve como paso decisivo para su gestión la caducidad de la aduanas en toda América.

Los dichos de un Senador de su propio partido, que propuso en el Congreso dejar de sostener a los países periféricos, quedaron fuera de la misión del tesoro.

Luego de su paso por Brasil, O' Neill, confirmó que se le otorgará a ese país 30 mil millones de dólares. Estos serán entregados en 15 meses, durante la gestión de Cardoso se liberará el 20 % del total.

Al nuevo mandatario brasileño se le entregará el 80% restante, de esta manera el país del norte quiere asegurarse el compromiso del nuevo gobierno de realizar todas las medidas necesarias para integrar al tratado de libre comercio. Para que el acuerdo se haga efectivo se debe cumplir con el superávit previsto de 3,75 % del PBI en el 2002, incluidos los pagos de la deuda externa.

A Uruguay también le fue otorgado 1.500 millones del Tesoro norteamericano y 670 millones de dólares provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo, que serán entregados en dos veces. Con estos préstamos Estados Unidos intenta frenar una profundización del efecto tango.

Para Argentina sólo hay mayores demandas de ajuste presupuestario. El que en un momento fue "el mejor alumno del FMI", ahora es el mal ejemplo. Un país que no paga sus deudas y que no desaparece, como lo pronosticaron los defensores del endeudamiento externo.


Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones