Efectivamente, por lo contrario...

Por Carlos M. Duré

Buenos Aires, Agencia SICLA, 24/8/02.- Se infiere de la lectura de la prensa de interior que esta semana concluye con un desbarajuste del gobierno nacional.

Duhalde y su gabinete político fueron tomados por sorpresa por la Suprema Corte y su declaración de inconstitucionalidad de la rebaja del 13% de los salarios estatales y las jubilaciones.

El desconcierto es manifiesto. Corchuelo Blasco dice que su ANSES tiene los fondos para pagar esa rebaja. Atanasoff -jefe de gabinete- dice que el gobierno acatará "como corresponde" a la justicia, y sin hacer una pausa señaló que "el Estado no tiene los recursos necesarios".

A todas estas incongruencias se suma una información proveniente de la provincia patagónica de Río Negro que dice que el gobierno ratificaría el recorte del 13% de los salarios.

Nadie que esté en su sano juicio podría encontrar algún criterio de Estado en semejantes declaraciones. Es más bien el libre albedrío de la clase política, y muchas veces de la prensa que sigue sus correrías.

Porque Atanasoff, por ejemplo, bien pudo congeniar con Corchuelo antes de afirmar que el gobierno no tenía plata para pagar ese 13%. Y bien pudo congeniar consigo mismo antes de decir que cumpliría con la declaración de la Corte si es que no tenía plata para hacerlo.

El propio Presidente no debería sorprenderse de que la Corte -más afín a su archienemigo- le asestara un golpe a su carta intención al FMI incrementando el gasto fiscal que suponen los salarios del Estado.

Menos aún si el mismo Carlos Menem anunció en un acto de campaña electoral que devolverá el 13% si dejara de ser expresidente.

El recorte salarial está expresamente prohibido por la Constitución. En este caso la Corte Suprema pudo cumplir con sus dos mandatos: el de la Ley y el de la afinidad, al revez de Arlequín con sus dos patrones.

Duhalde acaso se confió en el nuevo status jurídico de la Argentina que incluye al FMI entre los tres poderes del Estado.

La presión de los acreedores externos con la intercesión del Fondo para modificar la Ley de Quiebras y la de Subversión Económica, distorsionó también la idea que tiene el Presidente -que es abogado- de la seguridad jurídica.

Los acreedores europeos imitan a Artaza

También la violación de la propiedad está prohibida por la Constitución. Aunque en este artículo la Corte Suprema no se ha expedido con tanta presteza.

La plata del corralito y la del corralón (bonos reprogramados) es una exacción a los ahorristas. La sustracción indebida es originalmente de los Bancos privados. Pero la conversión a Bonos de esa deuda transfiere al Estado argentino la purga del delito.

Unos 500 mil ahorristas europeos acreedores de la deuda argentina han fundado un club de cobradores y se reunirá con el director del FMI Koehler para que se asocie de una buena vez.

Sin embargo el imitador Nito Artaza, que representa al Movimiento de Ahorristas Bancarios Argentinos Estafados, MABAE, se ha anticipado a sus émulos de Europa. Se reunió con Koehler para pedirle garantías al FMI.

En este caso el Fondo debe garantizarles el cobro de su acreencia tanto a los europeos como al MABAE. El deudor -la Argentina- deberá responder a unos y a otros recortando el déficit fiscal. Es decir recortando el 13% del salario público. Con lo que podría darse un curioso caso en que un ahorrista argentino -por ejemplo un funcionario-, acepte perder el 13% de su sueldo para pagarse a sí mismo.

Día del Peluquero

Mañana, en Colón, Provincia de Buenos Aires se celebra el día del peluquero. El corte de pelo se ha tomado históricamente como un indicador de valor constante (entre 5 y 10 pesos). La liberalidad de la moda, el stress y la recesión hacen que el INDEC recurra cada vez menos a dichos referentes. No figura en la canasta básica. Sí figura allí un sustituto: la castración de una gata.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones