Rechazo del FMI

Por Raúl González

Buenos Aires, Agencia SICLA, 27/8/02.- La carta de intención presentada por el gobierno argentino ante el FMI fue rechazada y congeló las negociaciones. El Fondo Monetario Internacional, solicitó al gobierno precisiones sobre la solución al retiro de fondos de los bancos por vía judicial, sobre la reforma del sistema financiero y la independencia del Banco Central.

El Ministro de Economía, Lavagna, fue más cauteloso sobre la reacción del organismo internacional y manifestó que el Fondo estaría dispuesto a reprogramar el vencimiento de casi 3 mil millones de dólares que la Argentina debería pagar en los primeros días de Septiembre. Además, dijo que se está avanzando hacia una etapa definitiva en las negociaciones.

Pero la cautela de Lavagna con el Fondo, difiere de su trato con el titular del Banco Central, Pignanelli, alineado a los reclamos del FMI.

Las diferencias entre el Ministro y el presidente del Central llegaron a tal punto, que ayer el presidente Duhalde le solicitó a Pignanelli que siguiera en el cargo, porque su ida enturbiaría aún más un acuerdo con el FMI.

Aldo Pignanelli continúa con la línea de su antecesor y actual funcionario del Fondo Monetario, Mario Blejer, de bregar por los intereses del sistema financiero ante todo.

La propuesta de Pignanelli de eliminar las restricciones al envío de capitales al exterior, agudizó aún más las malas relaciones con la cartera de Economía.

Una información publicada en Página /12, revela que la gerencia de Exterior y Cambios del BCRA remitió al directorio de la entidad un proyecto de liberar a bancos y empresas multinacionales a pagar sus últimas deudas contraídas en el exterior sin autorización del Banco Central.

Lo más llamativo es que las recientes deudas de los bancos y multinacionales son con las casas matrices o filiales en otros países. De esta manera se facilitaría una nueva fuga de dólares al exterior.

La norma del BCRA que rige actualmente es para que los dólares queden en el país y no se provoque una disparada del precio de la moneda norteamericana, ante su escasez. Con la actual norma, los bancos y multinacionales deben pagar, en caso de que el Central no aprobara el envío, sus deudas con dinero de otras filiales o directamente desde sus casas matrices.

Este proyecto lo auspicia el Secretario del Tesoro Estadounidense, O' Neill, y el FMI. Con el argumento de que ingresan capitales al país si se les permite a los inversores retirarlos libremente.

A contrario, Lavagna entiende que Argentina debe actuar como Malasia, mantener un control de la salida de capitales del país.

Similares motivos generaron la ida de Blejer del Gobierno Argentino. También el gobierno de Malasia hechó a Anoop Singh y a Blejer cuando fueron enviados del FMI al país asiático con similares argumentos.

Como consecuencia de las diferencias en el gobierno, ayer se registró un aumento en la cotización del dólar y una baja en el Merval.

El gobierno Argentino no es seguro para el FMI y apuesta a un acuerdo firme con el gobierno venidero. Por ahora patea para más adelante los vencimientos y no habla de abrir el crédito.


Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones