Puesta en marcha del ALCA

Por Raúl González

Buenos Aires, Agencia SICLA, 29/8/02.- El presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, aprobó una serie de beneficios comerciales para algunos productos argentinos. La medida contempla la exención de impuestos a 57 productos que Argentina exporta a Estados Unidos bajo el denominado Sistema Generalizado de Preferencias para países en desarrollo. Dichas importaciones totalizaron unos 126 millones de dólares en el 2001.

El gobierno norteamericano intenta con esto lograr varios objetivos: contener la fuga de empresas de su país, que por los altos salarios e impuestos, eligen países subdesarrollados que no están en su órbita de acción y dar un paso más en la implementación del ALCA.

Argentina es uno de los países más importantes a incluir en el tratado de libre comercio. Esta medida beneficiaría a las exportaciones de productos industriales, y no tanto a los productos primarios, ya que en esto Argentina y Estados Unidos son complementarios.

Este país ofrece a empresas, una mano de obra calificada y una infraestructura antigua, pero eficiente y con la devaluación, bajos salarios e impuestos.

Otro de los objetivos a cumplir es detener el ingreso de inmigrantes a Norteamérica, como saliera publicado ayer en SICLA, que de continuar el ingreso de hispanos conspiraría con la ambición de Bush de ser reelecto.

Argentina en la década del noventa con la paridad 1 a 1 motivó a inmigrantes de países vecinos a instalarse en el país. Con la depreciación del peso, muchos de estos volvieron a su país de origen. De reactivarse el sector industrial, aunque sean maquiladoras (armadoras) atraería un nuevo flujo migratorio al país.


Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones