Inseguridad

Por Raúl González

Buenos Aires, Agencia SICLA, 12/9/02.- El reclamo de mayor seguridad es el principal tema de atención de los medios de comunicación y de la sociedad. A la ineficiencia gubernamental de prevenir y controlar hechos delictivos, se suma la complicidad de las fuerzas de seguridad en algunos hechos.

Ante esta situación particulares y empresas contratan agencias de seguridad privada. Según un informe conocido la semana pasada, desde hace nueve meses se incrementó en un 20% la demanda de este servicio. Pero estas empresas no cuentan, en muchos casos, con el control del Estado.

Días atrás la prensa rosarina publicó que las agencias de seguridad privada tienen casi tres mil agentes que prestan el servicio en Rosario. Están cerca de igualar a la cantidad de policías, que suman 4.000 efectivos.

Lo llamativo es que mucho de estos carecen de adiestramiento. Así lo reveló el Jefe de la Dirección Provincial, de Registro y Control de Agencias de Seguridad, Crio. (RE) Gómez. En la actualidad hay registradas en esta Ciudad 150 agencias que manejan más de mil armas, entre las que se pueden encontrarse pistolas y escopetas de grueso calibre.

En la Provincia de Buenos Aires, donde hay el mayor índice de inseguridad, según estimaciones del Ministerio de Justicia y Seguridad las agencias privadas tienen unos 70.000 agentes. Pero sólo hay registrados 31.500 y 710 agencias.

En el territorio bonaerense, esta fuerza no es controlada por el gobierno porque la ley que las regula aún no está reglamentada.

En la Ciudad de Buenos Aires el número estimado no es menos alarmante, 60.000 agentes, según informó a esta agencia el ex sub secretario de Seguridad de la Ciudad Tholke.

Durante tres años no hubo ningún tipo de regulación por el mismo motivo que en la provincia de Buenos Aires. Desde el mes de Julio último el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires puso en funcionamiento el registro de agencias de seguridad.

Es alarmante que el Gobierno no regule el accionar de estas empresas, ya sea por la utilización de armas, sus objetivos y el personal que contratan.


Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones