Estado y privados evaden aportes previsionales

Buenos Aires, Agencia SICLA, 15/10/02.- La información procedente de la provincia del noroeste dice que la inflación local fue menor que la nacional. Pero previamente advierte que las ventas han caído. Por lo que se puede deducir que la baja inflación se debe a la retracción del consumo. La menor compra de comestibles se relaciona con información de SICLA un mes atrás que destacaba indicios de profundo empobrecimiento - incluso hambre -en estudiantes universitarios a los que se los puede situar en la clase media local.

Medios de prensa tradicionales de Tucumán presentan por separado y sin relación aparente dos datos íntimamente vinculados. Uno, que sólo el 12% de los tucumanos hace aportes jubilatorios. Otro, que Tucumán recibirá de la nación dinero para recuperar bonos de su deuda, siempre que cumpla con el ajuste del 50% exigido por el FMI.

Ya se ha dicho en este espacio que el gobierno tucumano hizo notables concesiones a sectores azucareros (principal producción) para aprovechar una situación exportadora favorable. El pago de impuestos y obligaciones sociales fueron suspendidos a los empresarios agrícolas para compensarlos de las retenciones que hacía el gobierno nacional.

En Tucumán, los principales empleadores son los azucareros y el estado y por lo visto son los principales evasores de los aportes jubilatorios.

En el caso de los agricultores, se debe al pago en negro de obreros rurales temporarios (recolectores de la zafra). La misma prensa local informó días pasados que 50 mil trabajadores habían quedado sin trabajo al mismo tiempo que decía que los azucareros daban por terminada su actividad por falta de recursos.

En el caso del Estado sólo se puede explicar la evasión jubilatoria sencillamente por la desviación de fondos hacia quién sabe dónde.

La investigación sobre el destino de Aportes del Tesoro (ATN) a municipios de esa provincia -ya analizados por SICLA- acaso encuentre el porcentaje faltante de los aportes jubilatorios de estatales. Nadie podría garantizar que la ayuda nacional (unos 20 millones de pesos) para que Tucumán recupere la deuda emitida no vaya al mismo agujero negro que los ATN. Especialmente si esa ayuda llega durante la campaña electoral.


Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones