Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
  Los obreros del conocimiento
  Por Carlos M. Duré
 

Buenos Aires, Agencia SICLA, 18/11/02.- Hay cuatro informaciones relativas a las perspectivas productivas de los estudiantes, publicadas por diarios de Córdoba, Rosario y Tucumán.

Curiosamente en el mismo medio cordobés dice que "proyectos de estudiantes atraen inversores" y más adelante, en la sección educación titula "La escuela media sin posibilidad laboral".

Dicho medio tendrá que ponerse de acuerdo consigo mismo, porque, o no cree en las posibilidades productivas de los estudiantes o cree que el secundario es un trampolín al trabajo.

La explicación del mensaje esquizoide, acaso esté en la información de las otras dos provincias. El diario tucumano titula "Escuelas avanzan en un certamen nacional iniciativa de Junior Achievement".

Esta fundación del Banco Francés promueve entre estudiantes de los últimos años del secundario la formación de equipos empresarios cuyos proyectos pueden ser premiados con apoyo técnico y pecuniario a los efectos de que se concreten.

Esta cruzada de Junior Achievement comenzó a principios del 2001 en la escuela técnica N° 5 de Tigre (Buenos Aires) y posteriormente en Córdoba.

Según la información disponible, Junior Achievement, por intermedio de sus asesores gerenciales, evalúa la autosustentabilidad de los proyectos, por lo que se infiere premia un determinado tipo de conocimiento funcional a las realidades del mercado. Y si se considera que esas realidades son a su vez impuestas por una trama de intereses internacionales que hoy condicionan agudamente a la Argentina, va de suyo que esa fundación premia los conocimientos de un protoempresario y no los de un trabajador intelectual.

La mayoría de los estudiantes, pues, no ven ninguna aplicación laboral de su producto: el conocimiento. En la ecuación se refleja la sociedad real en la que unos pocos se ven excepcionalmente favorecidos y la mayoría deambula por la desesperanza. Es decir, no es esquizoide el diario sino la realidad a la que rinde tributo.

Pero eso es un problema de algunos periodistas. Otros -los de la ciudad de Rosario, Santa Fe- dicen que el 80% de los adolescentes rosarinos "sólo concurren a la escuela y ven con pesimismo su futuro".

Ya es axiomático en el mundo que la producción de conocimientos es cuando menos el principal valor agregado. Visto correctamente es el principal producto humano que se agrega a sí mismo un valor inestimable: el de concretarse.

Que los estudiantes no vean en la sociedad el reconocimiento a su producción, es decir, que se la paguen, los separa de cualquier idea de futuro. Ni que hablar de la idea de Nación. (Ver SICLA 24-4-02)

Agencia SICLA.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones