Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Transfusión de energía
Por Carlos M. Duré
Información relacionada
Ecuador. Brasil. El Poder acecha, por C.M. Duré. Leer
Buenos Aires, Agencia SICLA, 22/11/02.- La Argentina, como la totalidad de las naciones latinoamericanas, es dadora de una gran transfusión de energía a los países industrializados. La exportación de gas y petróleo satisface la demanda de energía que mantiene en funcionamiento la industria de aquellos países.

La exportación agroganadera satisface a bajo costo la producción y reproducción de energía humana, de los seres humanos que operan esa industria.

Esto se advierte a simple vista en el incremento de la obesidad en Estados Unidos. Sin embargo allí lo obvio no se ve o prefiere atribuirse a otras causas, tal como lo demuestra una acción legal de abogados neoyorkinos contra Mc Donals, culpando a la empresa de causar obesidad y otras enfermedades a los niños que comen Big Mac.

Ya este servicio informativo había registrado como un cruel chiste que la Organización Mundial contra la Obesidad saliera de EUA en una misión por América Latina para combatir la gordura de los niños. Un chiste cruel porque el paquete informativo señalaba el mismo día que estudiantes tucumanos abandonaban sus estudios por pobreza y hambre.

En el ámbito nacional esa succión de energía humana es estructural pero tiene una fecha dramática: el día de la gran devaluación.

La pérdida brutal del poder adquisitivo del salario (ya congelado por años y retraído a la mera subsistencia) en tanto es -según Karl Marx- el pago mínimo que los empresarios hacen a los trabajadores para que puedan reproducir su energía laboral, excluyó abruptamente a los sectores más sumergidos entre los que se dan las cifras escalofriantes de desnutrición.

Tales sectores, en su intento de supervivencia, y en total acuerdo con el señor Marx, saben que la posibilidad individual de conservar energía vital es escasa y por eso tienen muchos hijos o prole, de donde proviene su nombre de proletarios.

La asistencia social a familias numerosas en estado de indigencia, entre otras formas, en la Argentina se llama "planes jefas y jefes de hogar". Los fondos se obtienen de los impuestos que deberían pagar los empresarios exportadores, por ejemplo.

En el caso de los agropecuarios, se sabe de la negativa a las retenciones del 20% de las exportaciones. Y hasta es simbólico el nombre de José Alfredo Martínez de Hoz -próspero estanciero de la pampa húmeda- entre los deudores millonarios de impuestos.

En el caso de los petroleros se sabe que liquidan el 70% de sus divisas en el exterior.

Si la transfusión de energía industrial y energía laboral a los países del primer mundo signa el destino de los países proveedores, el incumplimiento de las obligaciones fiscales de quienes manejan la jeringa (el estado incluido) convierte lo que es una complementación harto discutible, en una apropiación sin pago con efectos rayanos en el saqueo, y si se les relaciona las muertes infantiles por desnutrición, rayanos en el homicidio.

Agencia SICLA.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones