Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
Producción para la defensa: ALCA o MERCOSUR
Por Carlos M. Duré
Informaciones relacionadas
Lockheed y los políticos: tecnología dual, por Carlos M. Duré Leer
No somos una republiqueta... - Por María José Grenni Leer
Producción para la defensa (Parte II) - Por Carlos M. Duré Leer
Producción para la defensa (Parte I) - Por Carlos M. Duré Leer
Reportaje al Capitán de Fragata Horacio Engelman - Por Ernesto Bell y Ayelén Machaca Leer

Buenos Aires, Agencia SICLA, 04/12/02.- El conflicto entre el MERCOSUR y el ALCA transita por un plano de negociaciones y por demostraciones de fuerza a las que es muy afecto el actual gobierno de Estados Unidos.

Mientras el MERCOSUR (Brasil y Argentina principalmente) amenaza de continuo con su deuda externa, EUA obstruye cualquier negocio de los sureños que implique tecnología industrial, con particular rigor la de aplicación militar.

Como ejemplo sirven la campaña contra la venta de un reactor nuclear argentino a Australia y la frustración de la venta de aviones brasileños a Colombia.

Respecto de este último hecho, el suscriptor puede consultar los análisis de SICLA - Brasil de mediados de noviembre. Por esa fecha, EUA presionó al gobierno colombiano para que no compre aviones de combate brasileños aduciendo que el dinero a invertir -u$s 234 millones- eran parte de la ayuda de u$s 1600 millones destinada a combatir a las FARC, y con el que -era obvio- debían comprarse productos norteamericanos.

Este servicio informativo ya había evaluado a fines de septiembre y en cables anteriores que la Argentina podía albergar alguna esperanza de desarrollo industrial muy tecnificado con la anuencia de EUA en tanto comprometiera la participación de sus FFAA en el Plan Colombia y el Sistema de Seguridad Continental.

A mediados de 2001 esa transacción tenía buenas perspectivas considerando un buen gesto de Washington, la venta de 100 aviones A4 AR a bajo precio para ser modernizados en la fábrica Lockhead de Córdoba. Pero casi de inmediato las condiciones cambiaron. Primero, con el ataque del 11 de septiembre de 2001, con todas las consecuencias ya ampliamente comentadas aquí. Y casi a continuación, con el cese del pago de la deuda externa argentina, lo que muchos analistas del norte consideran al menos una amenaza comparable.

Unidos por el espanto en el MERCOSUR, Argentina y Brasil son productores de material militar considerado excesivo por el ex presidente George Bush y de armas de destrucción masiva, por J.P. Morgan cuando describe la posibilidad de la suma de las dos deudas sudamericanas.

Fue en ese ínterin que Lockhead anunció su retiro de la Argentina acaso esgrimiendo ¿la pesificación de sus contratos con el Estado? Claro que no. La empresa dice que se le cayeron varios negocios. La venta de aviones IA 63 Pampa a Colombia para la lucha contra la guerrilla izquierdista con fondos de EUA.

En el cable de SICLA del 02/11/02 se recuerda que varias empresas proveedoras de las Fuerzas Armadas de EUA fueron inhibidas por ese gobierno a causa de un escándalo de coimas. El caso se divulgó en 1986 y la prensa mencionaba a Grumman, Lockhead y Fairchild.

Nota

En el próximo envío será analizada exhaustivamente la negociación con Lockhead comparándola con conceptos vertidos en un reportaje concedido a SICLA por el capitán de Fragata Engelman del Estado Mayor Conjunto, en el marco del Simposio de Producción para la Defensa, SIMPRODE. Dicho reportaje fue realizado en lenguaje coloquial por lo que esta agencia ha optado por no hacerle las correcciones usuales que puedan ser objetadas como deformación.
Agencia SICLA.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones