Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Se quedaron (Primera parte)

Por Carlos M. Duré
Información relacionada:
La interna del hambre, por Carlos M. Duré
Se quedaron (segunda parte) - Por Carlos M. Duré

Buenos Aires, Agencia SICLA, 23/12/02 (23.00hs).- Una liviana mirada a la información que acompaña este balance captará de inmediato una campaña mediática que trasunta una campaña de gestiones de dirigentes peronistas de provincia de Buenos Aires, alentando la candidatura de Duhalde.

También podrá ver el suscriptor que la interna radical de Chubut afecta incluso la ejecución del nuevo presupuesto en la parte de obras públicas. El gobernador Lizurume apostaba a esa ansiada fuente de trabajo para concitar el apoyo del electorado en desmedro del ex gobernador Maestro, también postulado a mandar la provincia. Legisladores de Lizurume han llegado a decir en clara alusión a su jefe "todos llegamos colgados del saco de Maestro". Pero a la hora de votar las obras públicas, los legisladores prefirieron seguir aferrados a ese faldón y se fueron sin votar. Los trabajadores de Chubut sólo pudieron aplaudir desde afuera el acuerdo entre Lorenzo Miguel y el ex Secretario del Tesoro de EUA, Paul O'Neil -director del emporio del aluminio- por los salarios de ALUAR.

En lo que concierne al progresismo, el congreso de la CTA en Mar del Plata tuvo un trance desagradable. El dirigente piquetero Luis D'elía se apostó con unos mil seguidores a las puertas del congreso con la pretensión de que se reconozca a su grupo como el frente piquetero oficial de la CTA y de cualquier movimiento político de carácter nacional que pudiere convenirse en dicho cónclave u otro posterior. Tal requerimiento originó primero la protesta y después el retiro de un grupo llamado MTL, que pertenece al Partido Comunista, cuyos integrantes quemaron a la vista de todos, su carnet de la CTA.

También, adentro de la misma corriente renovadora, el FRENAPO de la provincia de Misiones admitió por su dirigente Guillermo Vergara que logran la movilización de personas mediante la entrega de comida previa inscripción en listas.

Esto ocurre en un lugar donde el 12% de la población depende de la comida que le da el Estado. Y como ya se infiriera en este espacio (La interna del hambre 19/12/02), la actividad política, por el origen de buena parte de sus recursos, y por el destino laboral que procuran sus dirigentes, es la parte del Estado que todavía conserva gran actividad.

El FRENAPO o Frente Nacional Contra la Pobreza, alcanzó su máximo esplendor en Octubre del 2001 cuando ganó una encuesta popular con más de dos millones de votos en la que se preguntaba si se estaba de acuerdo con un ingreso mínimo de $380, o no.

Aquella encuesta fue un síntoma del inminente sismo político-social que se desataría el 20 de diciembre y que ni los gobernantes ni los pronosticadores de turno supieron interpretar. Por lo que se lee en los diarios del interior, el propio síntoma no se tuvo en cuenta a sí mismo.

Agencia SICLA.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones