Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Se quedaron (segunda parte)

Por Carlos M. Duré
Información relacionada:
Se quedaron (primera parte), por Carlos M. Duré

Buenos Aires, Agencia SICLA, 23/12/02 (18.00hs).- La superficial revisión de la conducta del mundillo político argentino que se hizo ayer en este espacio quedó inconcluso debido al cierre de emisión. Pero no había mucho más que agregar salvo por lo que incrimina a la izquierda, al progresismo, a los sectores protestatarios en general que cabalgaron por poco tiempo en la consigna popular "que se vayan todos".

Decía el informe de ayer que la encuesta del FRENAPO de Octubre 2001 fue un síntoma del estallido del 20 de Diciembre, pero que la propia gente del FRENAPO no había sabido interpretar sus propios hechos. Esto, a raíz de que dirigentes de esa fuerza incurren en la misma política clientelística que los partidos tradicionales.

Tal atropello a la ética no es una sutileza de la Argentina de hoy. Por ese motivo se saturó la tolerancia popular: por la compra del voto o la lealtad explotando el estado de aguda necesidad que vive el pueblo.

También es grave la incomprensión del progresismo que hasta en la autocrítica se acusa de abundar en lo descriptivo, Es decir, describe sin pensar. Porque si el progresismo pensara sus propias descripciones encontraría en la larga lista de calamidades al clientelismo, al abuso de la pobreza y la credulidad.

El hecho de que el FRENAPO constituya el embrión del MPS, Movimiento Político Socia! l lanzado en el congreso de la CTA, encierra al pueblo en un callejón sin salida, pues para destronar a los políticos clientelístas deberá recurrir a una fuerza que acaso sea mejor en algunos aspectos excepto en ese.

Las declaraciones del candidato FRENAPO-MPS para la jefatura de Gobierno de la Ciudad, Claudio Lozano, en las que incorpora virtualmente a funcionarios de Ibarra, no han tenido en cuenta para nada que esos mismos funcionarios han apañado por omisión el incumplimiento de la Constitución que prescribe la descentralización política mediante la creación de Comunas. La perdurabilidad del MPS depende no tanto de su retórica de la transformación como de un profundo cambio de costumbres de comité que por ahora no lo distinguen de los partidos políticos del sistema.

Agencia SICLA.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones