Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Entre Ríos

Por Carlos M. Duré

Buenos Aires, Agencia SICLA, 07/ene/03 (23.30hs).- La provincia de Entre Ríos se encuentra en una situación altamente conflictiva. La presencia de Chiche Duhalde en Concordia más allá de su función rescatadora del gobierno nacional, obra como un puntero que señala los focos en los que la crisis es potencialmente más peligrosa.

Datos extraoficiales denuncian hasta un 60% de desocupación en esa ciudad y los oficiales, sensiblemente más bajos, no son proporcionalmente más tranquilizadores. Porque un 25% de desocupación o un 60% son una incubadora de estallidos sociales como los que a fines del 2001 (los saqueos de Paraná y la represión que causó la muerte de dos adolescentes) iniciaron la defenestración del gobierno del radical Fernando De la Rúa.

En aquel momento crítico, el ministerio de Trabajo, a cargo de Patricia Bullrich, reconocía un 16,5% de desocupación en la provincia y un 18% a nivel nacional (datos de octubre 2001). Las diferencias entre esas cifras y la realidad no habían sido advertidas por los gobernantes locales y nacionales, pues su violenta reacción, en el mejor de los casos, se explica porque fueron sorprendidos y no pudieron reaccionar con la prudencia política que los caracterizó.

Entre Ríos es una provincia escasamente industrializada aún cuando las cifras del 2001 muestren una corta diferencia entre la producción agropecuaria ($1167 millones) y la industrial manufacturera ($987 millones). Comparada con la provincia de Buenos Aires e independientemente de los volúmenes, la industria entrerriana debería crecer el 100% para descomprimir la crisis social originada en la desocupación y un modelo productivo con bajo valor agregado (Buenos Aires, provincia agro exportadora como Entre Ríos produce el doble en valor industrial que en valor agropecuario).

Esa escasa producción de valor conspira contra cualquier política de redistribución del ingreso la cual comienza por la apertura de fuentes de trabajo y sigue por la mejora salarial generalmente atada a la calificación de mano de obra más frecuente en la industria manufacturera que en la mayoría de las tareas agrícolas.

Agencia SICLA.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones