Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Bolivia, el FMI y Duhalde

Por Manuel Herrera (*)
Información relacionada:
Apelación a la sinceridad - Por Manuel Herrera
¿Dónde quedó el progresismo de Lavagna? - Por Claudio Lozano

Rebanadas de Realidad, Buenos Aires, 15/2/03.- Los hechos de Bolivia, con su gravedad, son un episodio más del drama Latinoamericano que se expresan en distintas formas igualmente dolorosas. Todos ellos resultan de la aplicación de recetas impuestas por los organismos de crédito internacional, cuya actual misión es vigilar la aplicación estricta de los principios del Consenso de Washington por parte de gobiernos que traicionan a sus respectivos pueblos. Esta afirmación no surge solo de la evidencia incontrastable de los hechos sino de manifestaciones de integrantes o ex integrantes, técnicos y políticos, de aquellos organismos. En este sentido, han adquirido particular relevancia las expresiones de Stiglitz, Premio Nobel de Economía y ex miembro del Banco Mundial.

Duhalde, con un doble discurso tan obvio que ni siquiera puede calificarse de cínico por su debilidad conceptual manifiesta y su absoluta falta de potencial de engaño, ha expresado, desde la tribuna electoralista, que son las recetas del FMI las que han ensangrentado Bolivia, que por eso ha aconsejado al Presidente Boliviano que no las respete y que, en definitiva, ese apego a los dictados del FMI, rebaja salarial del 13% e implantación del corralito incluidos, es lo que determinó la caída del gobierno de la Alianza.

En forma muy breve, debemos contestar a Duhalde, a su Ministro de Economía y al "heredero y continuador" Kirchner:

  • 1.- Que el acuerdo secreto que él y Lavagna han concertado con el FMI es todavía más perverso y desleal que el aceptado por Bolivia.
  • 2.- Que ello está agravado por el ocultamiento de ese acuerdo según confesión de Lavagna ante los Senadores, por circunstancias vinculadas al proceso electoral (favorecer o no perjudicar a Kirchner).
  • 3.- Que ese secreto invalida y torna nulo, de nulidad absoluta e insanable tales acuerdos y los hace responsables a él y a Lavagna de los daños que generen.
  • 4.- Que, por ello, ese acuerdo no obliga al país y debe dejarse bien en claro que es inaceptable la venta ni siquiera de una sola acción del Banco de la Nación Argentina.
  • 5.- Que la rebaja de salarios de De la Rúa y del Presidente boliviano, no son nada frente a la rebaja de más del 50% que las medidas de Duhalde -Remes Lenicov - Lavagna han producido sobre los ingresos de los argentinos.
  • 6.- Que el aumento de tarifas comprometido con el FMI (y que será acompañado de nuevos aumentos también acordados con el FMI) tiene los mismos efectos que una reducción salarial.
  • 7.- Que la pesificación de los ahorros que Duhalde impuso es todavía más dañino y confiscatorio que el mismo corralito.
(*)Candidato a la Presidencia de la República por la Democracia Cristiana y Causa.
Fuente: Oficina de Prensa de Causa.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones