Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

La Zoncera del Granero del Mundo III. Conclusiones

Por Ernesto Bell
Información relacionada:

Rebanadas de Realidad - Agencia SICLA, 26/feb/03 (10,51 p.m.).- Como última parte del análisis del rol del sector agropecuario en Argentina y sus provincias, quedan Entre Ríos, Neuquen y Tierra del Fuego.

Junto a Chaco y Santiago del Estero son las únicas con producción agropecuaria superior a la industrial. Sus consecuencias en estas últimas dos están en el envío de ayer (25-02-2003).

En Tierra del Fuego pasa lo mismo, pero "Minas y Canteras" casi la triplica. La actividad pesquera también es abundante, y la agrícola se especializa en la cría de ovejas y la exportación de lana sucia.

En definitiva, sobre esta provincia se ha desplegado una maquinaria de extracción de materias primas, con destino extranacional sin paso por la industria.

Hace varias décadas Tierra del Fuego comenzó a ampliar su estructura industrial. Fue asentamiento de importantes industrias electrónicas y de electrodomésticos para consumo interno y luego exportación.

El desguasamiento de este sector logró que desde 1997 suba la desocupación más que en el promedio nacional. Generó protestas que se recuerdan por el asesinato del obrero Víctor Choque.

Según datos oficiales, de los aproximadamente 52.000 habitantes de la Población Económicamente Activa -PEA-, sólo 6.000 están ocupados.

En Neuquén pasa algo similar.

La producción agropecuaria no mantiene un aire medieval y su estilo de vida acorde porque otras actividades, aunque no la industrial, la superan.

En 2001, los $ 226.656.000 producidos por la agricultura superaba por poco a los $ 263.752.000 de la industria.

Pero otra vez los asociados a la Sociedad Rural, Coninagro u otras organizaciones que inspiraron este análisis, quedan por detrás en importancia "productiva".

Minas y Canteras lleva $ 1.879.100.000 al Producto Bruto de la provincia. Esto significa nuevamente la exportación de materias primas no renovables.

Petróleo, oro, cobre y potasio generan el producto bruto más alto del país, aunque esto no se note en los salarios locales ni en las reservas del Banco Central.

Con estos datos (ver análisis del 24-02-2003 y 25-02-2003) queda reducida al mínimo la expresión "Argentina, granero del mundo", en lo económico: el sistema productivo actual no depende del sector agropecuario, del modelo agroexportador.

Esa situación se terminó hace mucho, y las organizaciones que agrupan a los pocos dirigentes empresarios del campo deberían evaluarlo a la hora de emitir comunicados de prensa amenazantes como el publicado antes de ayer, que hoy repetimos en el extracto informativo.

"Hacemos cargo de lo que suceda con la próxima campaña de producción a los funcionarios que no supieron dar respuestas a nuestros reclamos", dirigiéndose al "fisco voraz" es planificar un claro boicot, amenazando con dejar pudrir miles de toneladas de comida o leche, como ya lo han hecho, ante la conocida situación alimentaria de los argentinos.

El delito de desabastecimiento deliberado está tipificado en el código penal, y el "Lock Out" se diferenció hace mucho tiempo del "paro" o la huelga porque está llevada a cabo por los empresarios, y no por los empleados que sí tienen ese derecho.

Pese a la débil presencia en lo económico del sector analizado, su influencia política e ideológica sobre la sociedad es la parte más recelada de su herencia, que por razones de espacio se incluirá en otra serie de envíos de esta Agencia.

Gentileza: Agencia SICLA.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones