Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Malvinas e Irak

Por la Redacción

Rebanadas de Realidad - Agencia SICLA, 02/04/03 (11, 26 p.m.).- Entrevistado sobre la similitud entre estos dos conflictos bélicos, el general Balsa advirtió una diferencia fundamental entre Irak y Malvinas: Irak no se enfrenta a la OTAN completa, mientras que en 1982 Inglaterra tuvo el apoyo político y logístico de esa organización, incluso la de Estados Unidos, quien colaboró en la lucha contra Argentina extraoficialmente.

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca establecía la defensa mutua de todo país americano ante el enfrentamiento con fuerzas extracontinentales. Lo cumplieron muchos países latinoamericanos (Perú, Uruguay, Cuba, etc.) pero transgredido por EE.UU. y Chile en la práctica, quedando como antecedente de la importancia real que da el país del norte a los tratados internacionales.

Respecto de la soberanía sobre las islas, se reproduce la Introducción al "Informe Ratenbach" párrafos 14, 16 y 18, resultado de la comisión designada para analizar las responsabilidades políticas y militares durante el conflicto.

  • 14. Los derechos argentinos sobre los archipiélagos australes se derivan no sólo de razones geográficas y geomorfológicas, por pertenecer a las Islas al Continente Americano y hallarse en plataforma epicontinental y continental argentina sino que, además se apoyan en razones de orden histórico: las islas formaron parte del Virreinato del Río de la Plata y como tal, son el legado histórico de España a la República Argentina, la cual -por otra parte- a partir del año 1820 hace efectivo control político de las Islas Malvinas, junto con otros territorios insulares en el Atlántico Sur.(...)
  • 16. Pero Gran Bretaña, en su búsqueda de los mismos objetivos que la llevaron en los años 1806 y 1807 a tratar de tomar por la fuerza la ciudad de Buenos Aires, el 3 de enero de 1833 ocupó ilegítimamente las islas, desalojó el gobierno y población argentinos y ejerció ininterrumpidamente su dominio por casi 150 años. Cabe acotar que esos objetivos políticos llevaron al Reino Unido a consolidar su imperio colonial en el siglo pasado -al margen de la ley internacional- ocupando por la fuerza los territorios que consideraba de utilidad a su metrópoli.
  • 18. El proceso de reclamaciones diplomáticas argentinas a través de la historia, se inicia a los 12 días de la usurpación británica del año 1833: es decir, ni bien se tuvo conocimiento en Buenos Aires del atropello.

150 años después, Inglaterra tiene que enfrentar militarmente a Argentina, que ha desembarcado en las islas. Las razones del gobierno dictatorial para hacerlo pueden ser objeto de especulaciones, pero una vez comenzada la parte bélica del conflicto se expresó la histórica voluntad de la población en favor de su soberanía.

El llamado proceso de desmalvinización intenta emparentar el origen del gobierno de facto con el origen de la "aventura" militar -llamada así en tono descalificativo-: la inconsciencia del ejército argentino.

Sin embargo, esta posición es únicamente atribuible al bando triunfante de la batalla, como parte de la acción propagandística de todo conflicto político o militar, y de defensores de sus intereses dentro del mismo país.

El gobierno durante el cual se produjo el enfrentamiento fue el aliado principal de las potencias (Inglaterra y Estados Unidos) durante la seguidilla de dictaduras latinoamericanas. La Escuela de las Américas fue el centro de entrenamiento para la represión interna, donde acudieron 19.000 oficiales, entre los cuales se destacaron los argentinos al punto de transformarse en instructores para con sus colegas sudamericanos.

Pero el control de los gobiernos ajenos como política más civilizada que el colonialismo evidente muestra sus resultados en Irak, y porqué no en Malvinas.

El mito de la omnipotencia de las potencias, valga la redundancia, cae ante las situaciones a las que inevitablemente llega: los habitantes defienden la causa que consideran justa sin importar quién esté al frente de ella, incluso en el caso de dictadores como Galtieri o Saddam Hussein.

No considerar la resistencia que ejercerían los iraquíes, militares y civiles, ante una invasión extranjera es, casualmente, el error que reconoce hoy Estados Unidos, y hace que los encuentros frontales sean sólo una parte de un conflicto irresuelto.

 
Gentileza: Agencia SICLA.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones