Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Frente al ballotage

Por Manuel Herrera

Rebanadas de Realidad - 10/05/03.- Tristeza incompatible con hechos muy positivos La ausencia de festejos, la dispersión pareja de votos entre los 5 candidatos más favorecidos, la falta de certeza sobre quién será elegido presidente, el que los dos candidatos sobre los que debemos optar pertenezcan al mismo partido o la ausencia de esperanza en que se produzcan cambios significativos en una situación agobiante para casi todos, pueden ser las explicaciones de que luego de las elecciones se haya instalado un clima de tristeza entre la población. Ese estado de ánimo puede llegar a imperar entre los candidatos que resultamos menos favorecidos, pero no se justifica que afecte a la población en general si valora hechos muy positivos que hemos vivido. No se concretaron ninguna de las amenazas que temíamos, no hubo violencia ni fraude, votaron 80% de los ciudadanos en condiciones de hacerlo, el voto en blanco casi no existió y hubo un comportamiento cívico ejemplar. No es poco frente a recientes acontecimientos. Y todavía tenemos la oportunidad de enriquecer el proceso y conseguir avanzar hacia mejores prácticas.

La decisión cívica Los candidatos que intervendrán en el ballotage han reunido algo más del 45% de los sufragios. En consecuencia, la decisión respecto a quién será el futuro presidente de los argentinos depende de la voluntad del 55% de los ciudadanos que no los votó. Me apresuro a aclarar que esto de ninguna manera resta legitimidad a quién resulte elegido y, si refiero el hecho, es al efecto de destacar que se presenta una nueva oportunidad para vigorizar a la sociedad civil en procura de lograr ahora lo que le viene siendo negado.

Compromisos efectivos Los días que restan hasta el 18 de mayo pueden ser provechosamente utilizados para pedirles a los candidatos que asuman compromisos sobre temas que aparecen como reclamos prácticamente unánimes de los argentinos y aclaración sobre su posición en cuanto a otros que se identifican como trascendentes aunque respecto a ellos la sociedad esté dividida.

Entre los primeros, aquellos sobre los que hay coincidencia generalizada, debe destacarse:

  • a) Reforma Política: Eliminación de listas sábana, transparencia del financiamiento de la política, mejora de la representación, democratización de la vida interna de los partidos políticos, facilitar la formación de nuevos partidos políticos, disminución de los gastos de la política.
  • b) Reforma institucional: Independencia efectiva del Poder Judicial, menor presencia de la política en la conformación de los Consejos de la Magistratura, mejora de calidad de la Justicia incluyendo a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, efectiva autonomía del Ministerio Público Fiscal.
  • c) Reforma administrativa: Mayor autonomía de los órganos de control internos de la administración, eliminación - disminución de fondos reservados, gastos de representación, disminución y mejora de calidad del personal transitorio y contratado en los poderes legislativo y ejecutivo, disminución de ciertos gastos y prebendas de los integrantes del Poder Legislativo, reasignación de gasto público y mejora de eficiencia, jubilaciones de privilegio, austeridad. Compromiso de transparencia administrativa, intolerancia con respecto a la corrupción y con el mantenimiento en cargos ejecutivos o legislativos de quienes evidencien conductas incompatibles.
  • d) Educación: Mejora de calidad educativa y remuneraciones dignas.
  • e) Salud: Reforma integral del sistema que asegure que la cobertura llegue a todos los argentinos.
  • f) Alimentación: Terminar con el hambre considerando su existencia como una grave inmoralidad.
  • g) Seguridad: Compromiso firme de terminar con la inseguridad imperante, con la penetración en las fuerzas policiales del delito y, entre ellos, del más infame, la droga.

Al ser estas demandas prácticamente unánimes, tenemos derecho los ciudadanos comunes de pedir un compromiso explícito a quienes piden nuestro voto.

Aclaraciones necesarias Hay otros temas sobre los cuales hay diversidad de opiniones y que, al ser trascendentes, son necesarias precisiones de los candidatos. Es difícil para el común acceder a propuestas y compararlas cuando son muchos los candidatos pero esto cambia cuando se trata de sólo 2.

  • 1.- Solución de la desocupación, medios y programas a implementarse.
  • 2.- Banco de la Nación Argentina, su futuro, propiedad de la entidad: Reforma de su gobierno y administración a efectos de evitar situaciones como las que atraviesa el Banco de la Provincia de Buenos Aires o créditos otorgados por razones políticas a vinculaciones familiares con funcionarios electivos o no.
  • 3.- Petróleo y gas.
  • 4.- Reindustrialización, sistemas y programas.
  • 5.- Impuestos que afectan a la clase media (IVA, Ganancias sobre rentas del trabajo personal, Impuesto al patrimonio y deducción del valor de la vivienda familiar para el cómputo del mismo) y a los más pobres (IVA).
  • 6.- Jubilaciones y pensiones: Valores mínimos y su forma de actualización, sistema de reparto y derecho a los actuales afiliados al sistema de capitalización para optar por aquél.
  • 7.- Salario mínimo vital y móvil.
  • 8.- Vivienda.
  • 9.- Acceso y costo del crédito.
  • 10.- Política de medio ambiente, solución de graves contaminaciones como el Riachuelo.
  • 11.- Política agropecuaria.
  • 12.- Tratamiento de la deuda externa.
  • 13 .- ALCA y MERCOSUR.
  • 14.- Tarifas de servicios públicos.
  • 15.- Política de ingresos.

Si los candidatos accedieran a comprometerse ante el pueblo con sus propuestas, ello será mucho más útil para el perfeccionamiento del sistema y para la gobernabilidad que cualquier acuerdo de cúpulas que quedan siempre en zona de reserva, en la oscuridad, en conocimiento de jerarcas partidarios cuando, en realidad, es el pueblo el que debe decidir por sí la dirección de su voto.

 
Fuente: Oficina de Prensa de Causa.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones