Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Presionan a una familia mapuche

Por Gustavo Manuel Macayo libmacayo@ciudad.com.ar
Al Defensor del Pueblo de la Nación.
A la Defensora del Pueblo del Chubut.
A la Honorable Legislatura del Chubut.
A la Procuración Fiscal del Chubut.
Al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas.
A la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de la Nación.
A Amnesty Internacional.
A la Comisión de Asuntos Indígenas de la OEA .

Rebanadas de Realidad - Paraje Colán Conhue, Reserva Mapuche Mariano Epulef, Pcia. de Chubut, 30/05/03.- I.- Los aquí denunciantes somos una familia Mapuche, Choyqueta-Cayulef, que vive en forma ancestral, tradicional y conforme a las pautas culturales milenarias de nuestro Pueblo Originario, ocupando un espacio territorial de aproximadamente una legua y media en el Paraje Colán Conhue, dentro de la Reserva Mapuche "Mariano Epulef", (creada en 1923 por el Gobierno Nacional para el asentamiento de familias Mapuches), Comunidad del mismo nombre, en el Depto. Languiñeo, Pcia. del Chubut.

II.- Desde hace aproximadamente 8 años venimos siendo presionados para abandonar nuestro campo por estancieros que pretenden derechos sobre las tierras que ocupamos. Estas presiones consisten en amenazas, daños a nuestros animales y viviendas, falsas denuncias penales que después se transforman en procedimientos policiales sorpresivos, violentos y con amenazas de todo tipo, incluso con armas de fuego, hacia niños, mujeres y ancianos.

III.- Durante los años 1996 y 1997 fuimos objeto de denuncias falsas por robo de animales, robo de recados, venta de animales ajenos, etc. Esta denuncias fueron tramitadas ante el Juzgado de Instrucción del Dr. José COLABELLI, y siempre terminaron archivándose por falta de elementos probatorios. Estos hechos, acompañados por visitas intimidatorias de los estancieros en nuestra vivienda, se fueron manteniendo hasta el día 28 de mayo del año 2002 en que personal policial de la comisaría de Colan Conhué realizó un procedimiento en nuestra vivienda familiar, aprovechando nuestra ausencia, mientras nos encontrábamos trabajando en el campo. Al llegar el mayor de los hijos varones de la familia Cayulef Choyqueta, José Agustín Cayulef a nuestra ruka (nuestra casa), se encontró con que faltaban la mitad del techo, varios tirantes, maderas de dicha estructura y algunos daños y faltantes de herramientas y objetos de la casa. Al seguir los rastros de vehículos descubrimos que los mismos llegaban a la comisaría de Colan Conhué. Al pedir explicaciones al jefe de la misma, oficial Héctor González, nos manifestó que ellos habían producido el hecho y sostuvieron que había sido ordenado por el Dr. José Colabelli, Juez de Instrucción del Tribunal Penal de Esquel. Asimismo, nos manifestó que los materiales faltantes en nuestra casa habían sido trasladados a la comisaría de Esquel, dado que presuntamente una persona había hecho una denuncia por el faltante de chapas en su establecimiento.Tuvimos que viajar a Esquel, donde después de insistentes negativas por parte del Titular de la Procuración Fiscal, Dr. Eduardo FALCO, conseguimos radicar una denuncia penal, sin que hasta ahora se sepa qué providencias se han tomado ni tampoco se nos han restituido los bienes secuestrados.

Es de destacar que este pretendido procedimiento policial fue en realidad un desalojo encubierto, dejando nuestra vivienda totalmente desguarnecida en pleno invierno.

IV.- Durante este mes de mayo de 2003 hemos sufrido una nueva "visita" del Personal Policial, esta vez trayendo una orden de Registro Domiciliario firmada por el Sr. Juez José COLABELLI, donde se ordena secuestrar 71 animales ovinos y 1 vacuno con determinadas marcas que no conocemos. Nuevamente la Policía se retiró sin poder secuestrar estos animales, ya que nosotros sólo tenemos los nuestros. Pero antes de retirarse amenazaron a toda la familia, diciendo que nos iban a destruir todas nuestras pertenencias, y que íbamos a ser expulsados del campo por la Justicia. Es de destacar que todos estos trámites judiciales, que nunca arriban a ninguna solución, nos han colocado en una situación de permanente tensión, viajes infructuosos y gastos innecesarios; incluso cuando hemos tenido que viajar para someternos a procedimientos interminables, el Personal Policial y los Estancieros aprovechan para sustraernos animales o causar daños en nuestras viviendas, corrales y mejoras.

V.- Aunque hemos solicitado reiteradas veces ante el Instituto Autárquico de Colonización (IAC) la regularización definitiva de nuestra ocupación territorial, mediante el otorgamiento de un Título de Propiedad Familiar o Comunitario, nunca hemos sido atendidos en nuestro reclamo. En este sentido, debemos decir que el Estado Provincial viene manteniendo una política de absoluta omisión en el cumplimiento de toda la Legislación Indígena, tanto Nacional como Provincial. A título de ejemplo, está desactivada desde 1991 la Comisión de Tierras Indígenas, que tiene participación y dictamen previo y obligatorio en todo trámite administrativo que involucre tierras ocupadas por pobladores, familias o comunidades aborígenes dentro del IAC. Es de destacar que con fecha 16 de abril de 2002 la Defensoría del Pueblo del Chubut emitió una Resolución, Nº 167/02, recomendando al IAC abstenerse de seguir entregando títulos de tierras a particulares hasta tanto se ponga en vigencia la mencionada Comisión de Tierras Indígenas o algún sistema de Consulta y Participación institucionalizada de los Pueblos Aborígenes. Esta Resolución nunca ha sido acatada por el IAC.

Asimismo hay una falta total de implementación del resto de las normas Constitucionales, y lo mismo respecto al Convenio 169 de la OIT (Ley Nacional 24.071).

VI.- En el año 1999 hicimos una denuncia ante el Defensor del Pueblo de la Nación, que lleva el Nº 15506/99, pero hasta ahora no hemos podido obtener una solución a nuestra situación, que día a día se vuelve más angustiosa y urgente, ya que hoy existe una fuerte demanda de tierras por extranjeros y por empresas mineras en todo el territorio Provincial. Por eso estamos apelando a todos los Organismos y Personas de buena voluntad para dar a conocer y solicitar lo más simple: QUE NOS DEJEN VIVIR PACÍFICAMENTE EN NUESTRA TIERRA, TRABAJANDO Y CRIANDO NUESTRAS FAMILIAS Y CUIDANDO NUESTROS ANIMALES, DESARROLLANDONOS COMO PERSONAS Y COMO PUEBLOS CON DIGNIDAD.

 
Para comunicarse: Familia Choyqueta-Cayulef - 25 de Mayo 682 - Te 02945-452350 Esquel - Chubut.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones