Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Bailando con lobos

Por Adrian Salbuchi
Los respectivos viajes del presidente y vicepresidente argentinos -Néstor Kirchner y Daniel Scioli- a los Estados Unidos en los primeros dos meses del nuevo gobierno son sintomáticos de la manera perentoria con que las estructuras de poder privado del Nuevo Orden Mundial exigen alineamientos claros e inmediatos a la República Argentina.

 

Información relacionada:
La hora de la verdad - Por Juan Gabriel Labaké
Panorama financiero argentino - Por Héctor Giuliano
La política del tero - Por Denes Martos
¿Progresarán los "progresistas"? - Por Isaac Bigio
La OMC y un imperio sin consenso - Por Walden Bello
Hace medio siglo los países ricos practicaron el salvataje de Alemania al condonarle la mayor parte de sus deudas -Por Fernando Del Corro

Visitas y agasajos

Rebanadas de Realidad - El Traductor, Buenos Aires, 11/08/03.- Adoptando una estrategia muy clara e inteligente, ni bien asumió Kirchner - cuyos fraternales abrazos con Fidel Castro y Hugo Chávez causaron cierto escozor -, a principios de Junio los dueños del poder mundial lo sondearon al vicepresidente Daniel Scioli, quien fuera agasajado en la poderosa Americas Society/Council of the Americas neoyorquino (un canal operativo para nuestra región del poderoso Council on Foreign Relations (CFR), cerebro del Nuevo Orden Mundial), y luego pasado por la Miami anticastrista y antichavista dónde almorzó con Bill Clinton (CFR/Trilateral Commission). Su abrazo con Sir Henry Kissinger, trajo suficientes reminiscencias menemistas entre sus anfitriones David Rockefeller, John Kerrey, William Rhodes (director ejecutivo del CitiGroup) y otros conspicuos miembros del Council on Foreign Relations, como para que pudieran lanzar un suspiro de alivio.

Pues, Scioli se perfiló rápidamente como una suerte de reaseguro o, incluso, de recambio, en caso de tener que asumir la presidencia - sería un gerenciador confiable del Poder Mundial. Desde luego, ello solo ocurriría en caso de producirse alguna situación de "emergencia" o "ingobernabilidad" en nuestro país, que obligara a "medidas excepcionales" a las que los argentinos pareciéramos habernos acostumbrado en los últimos tiempos, particularmente tras la bochornosa "semana de los cinco presidentes" de fines del 2001. Y si hay algo que los multimedios monopólicos, la banca internacional y un par de embajadas saben muy bien como hacer es, precisamente, fabricar ingobernabilidades incruentas o de las otras... (1)

Pero el Poder es cauteloso. Y tras ganárselo a Scioli - al fin y al cabo otro producto de la línea de montaje de la marca "Menem lo hizo", y pescado menor por cierto - apuntó al "pez mayor" de esta afligida Argentina levemente democrática: el propio presidente Néstor Kirchner.

Resultaba necesario palparlo y tomarle el tiempo; ver si su discurso revolucionario de izquierda setentista propio de "La Tendencia", era motivo de preocupación o no; si su declamado nacionalismo patagónico era auténtico o un mero artilugio para ganar votos en aquella región desprotegida y vulnerable de Argentina; si su abrazo con el Comandante Fidel y sus largas charlas con Chávez escondían alguna conspiración tendiente a conformar un incipiente "eje del mal" latinoamericanista, o si apenas era un nuevo "show" montado por las izquierdas moribundas que apenas saben hacia dónde van, por cuanto jamás comprendieron de dónde vienen.

¿Bailamos con los lobos de la tercera via?

Así que el "approach" hacia nuestro Dr. K había que hacerlo con cierto cuidado y un poco por "aproximación indirecta", como diría mi amigo Sir Basil Liddell Hart. Un primer encuentro con los neoconservadores de la ultra-derecha de George W. Bush hubiera sido un poco arriesgado, casi brutal. De manera que el primer contacto del Dr. Kirchner con "el mundo de verdad" lo tendría al concurrir a la "Cumbre de la Tercera Vía" realizada en la rancia City londinense, cuna de dinastías bancarias, poco democráticas monarquías, aseguradoras centenarias, ritos (y alguna que otra ejecución) masónicos, y guerras psicológicas de alcances mundiales.

Así es que, pocas semanas atrás, Néstor Kirchner hizo sus valijas y emprendió el primer viaje (de su vida) a Europa, empezando ese tour, precisamente, en Londres dónde se reunió con grandes luminarias "socialistas" como Tony Blair y su equipo (a la sazón muy ocupados liberando a Irak y preparando algunos trucos sucios contra el científico Dr. David Kelly), Gerhard Schroeder (hombre de la Trilateral Commission al igual que su connacional Horst Köhler, N° 1 del FMI), Bill Clinton (¿otra vez?), Felipe González, y otras lamparitas socialistas de menor wattaje como el brasilero "Lula" da Silva y el trasandino Ricardo Lagos.

Aparentemente lo que les dijo Kirchner complació a sus anfitriones e interlocutores. Nuestro Dr. K se tiene que haber mostrado permeable a abrazar los alineamientos necesarios para ingresar al club de los "dirigentes esclarecidos" de este mundo unipolar, tal como en nuestra región ya lo hicieran Lula en Brasil y Lagos en Chile. Nada de nacionalismos decimonónicos à la Chávez o Castro. Kirchner comprendió bien lo que se le estaban diciendo y pareciera que dio muestras de ser un ejemplar hombre de la Tercera Vía que, dicho sea de paso, nada -absolutamente nada- tiene que ver con la doctrina de la Tercera Posición del Gral. Juan Domingo Perón (¿se acuerdan de él?).

No, la Tercera Vía es algo muy distinto y, en la variante aplicada por Blair, Schroeder, Gonzalez, Clinton, Lagos, Lula y, parece que ahora también, Kirchner, descubrimos que este genial invento del profesor Anthony Giddens de la no demasiado revolucionaria London School of Economics, mantiene cierta simetría doctrinaria dividiéndose, como no podía ser de otra manera, en tres partes. En rigor de verdad, vemos que la "Tercera Vía" es la respuesta política de las usinas intelectuales del Nuevo Orden Mundial para todos los pueblos, urbi et orbi. Cual Concerto romántico que marca el ritmo a las "inocentes ovejitas" para que bailen con los lobeznos del New World Order - se articula en tres partes:

  • · En lo social y cultural es de izquierda: una suerte de "Allegro con fuoco, sempre ben marcato (per la gilada)", con su doctrinarismo "socialista", "moderno", "progre", "desinhibido", "pro-gay", "pro-aborto", "laico", "sustentador de la historia oficial de los vencedores mundiales"; Impositor del "pensamiento único"; es juez intelectual que otorga o deniega el nihil obstat a toda idea filosófica y política, y sistema doctrinario.
  • · En lo político es de centro: una suerte de "Andante democrático, ma non tanto", con su discurso políticamente correcto, subordinado y respetuoso hacia los poderosos y sus estructuras de poder políticas, institucionales, económicas y mediáticas. Claramente alineado en contra el "terrorismo" y de los "ejes del mal" à la George Bush.
  • · En lo económico es de derecha: una suerte de "Adagio assai e marcia funebre" con su inclaudicable defensa de los intereses del Establishment financiero-industrial-petrolero mundial; fanáticos fundamentalistas del Templo de la Usura, postrados ante el altar del interés compuesto anatocista y del pago riguroso de las deudas públicas (que, por cierto, jamás se investigan).

Habiendo dado muestras claras de lealtad dogmática a estos preceptos esenciales de la Tercera Vía; más una disposición danzaril cual Derviche en trance mesiánico ante su dios Mammon, al tiempo que una vasta amnesia parecía aquejarlo respecto de la Doctrina Nacional Justicialista con su Comunidad Organizada, Proyecto Nacional y Tercera Posición (¡¿…qué es eso…?!), el Dr. Néstor Kirchner recibió bolilla…….¡¡Blanca!!

Claramente, el nuevo presidente argentino demostró una muy amplia Visión Política que le permite abarcar -¡así no más y de un vistazo!- este amplísimo espectro socio-político-económico que acabamos de describir, sin perder por ello ni el equilibrio, ni marearse.

Un par de llamaditos de por medio desde Londres a The White House, Washington DC y, el jueves de esa misma semana mientras el Dr. K. se paseaba boquiabierta mirando las maravillas del Viejo Continente, recibió un inesperado llamado de George W. diciéndole que lo esperaba en The Oval Office el miércoles siguiente. Sea puntual por favor…

His Master's Voice

Aquél llamado telefónico causó indisimulable alegría a Kirchner, Cristina, Bielsa, Lavagna, Alberto Fernandez y todo su equipo, y me hizo acordar a cuando - hace ya muchos años - estando en el colegio, de repente aparecía raudamente el preceptor y, mirándome con rostro adusto, me decía "niño Salbuchi, ¡el Director lo quiere ver YA!". ¡A la papa frita!, ¿qué hice esta vez? Recuerdo como me temblaban las tabas mientras corría por los amenazantes pasillos que conducían a la oficina del Director al tiempo que me arreglaba la corbata, me metía la camisa dentro del pantalón y me aprolijaba las crenchas…

Así, don Néstor lo fue a ver - ipso pucho - a George W….(fue puntual). La reunión revistió un carácter mucho más político que económico pero el mensaje fue claro: hay que arreglar con el Fondo como sea y como pueda; "defienda hasta el ultimo centésimo", le aconsejó George W., "pero llegue a un acuerdo y hágalo ya!". Sí, señor.

Y ahora hablemos de otra cosa: "hay que combatir al terrorismo; los iraquíes son todos unos terroristas que no quieren ser liberados; los palestinos son todos unos terroristas que no entienden que Israel los ama; los iraníes son todos unos terroristas; los afganos son todos unos terroristas; los norcoreanos son todos unos terroristas, los sirios son todos unos terroristas; los libios son todos unos terroristas, los venezolanos, los cubanos…" Seguramente, fue entonces cuando el Dr. K. filialmente le tocó la rodilla al poderoso Master of the Universe como diciéndole "Sí, señor: entendí; ¿qué debo hacer?".

"Simple, ponete a combatir el terrorismo, prepará algún contingente militar argentino para integrarlo a la "Coalición" que ha liberado a Afganistán e Irak, date una vuelta por el "Ground Zero" neoyorquino y dile al mundo que la AMIA (¿la Embajada, no? ¡NO!), fue tu 11 de Septiembre; ayúdanos a construir la conexión AMIA-Irán así preparo el cassus belli para liberar a Irán; reúnete con poderosas comunidades neoyorquinas así todos - en tu país y en el mío - nos quedamos tranquilos respecto de tus intenciones; pasá - tu también - por el Americas Society/Council of the Americas y charlá con David Rockefeller y William Rhodes; renueva tu juramento ante el templo de la usura; danos tu prueba de amor, y…..podrás gobernar como pro-consul del World Government en la Argentina….¿Cómo lo llaman ustedes? Ah, sí, sí….como "presidente de la Nación". Sí, señor. Okey; ahora vete…"

No se por qué me viene a la mente aquella antigua y simpática marca comercial de la RCA Víctor que mostraba a un simpático pichicho escuchando "la voz de su amo" por la bocina de una antigua Vitrola…

Ojalá estemos equivocados. De veras. Ojalá Néstor Kirchner demuestre que trabaja para el pueblo argentino y anuncie, en pocos días más, que él como presidente de una Nación Soberana, ordenará una amplia, profunda y completa investigación de los orígenes verdaderos de la Deuda Externa Argentina.

Ojalá que el presidente Kirchner promueva el auténtico Bien Común de este afligido pueblo y, él que tiene el Poder, desenmascare el gigantesco fraude de la Deuda Externa, con sus robos, sus coimas, sus fugas de capitales, banqueros criminales, usuras y recontra-usuras, y crímenes de toda laya.

Ojalá que el Dr. Kirchner tome la decisión clara y precisa de defender el Interés Nacional de la Nación Argentina, combatiendo el inicuo sistema de la deuda externa que es la verdadera hipótesis de conflicto que tiene nuestro país, por cuanto representa el instrumento primario de dominio utilizado por las estructuras de poder del Nuevo Orden Mundial sobre nuestro país y todos los países hermanos.

Ojalá el presidente Kirchner también lo haga en defensa, precisamente, de su propio terruño patagónico, pues desde los centros del poder mundial con los que él se acaba de reunir y Scioli se acaba de abrazar, el mensaje que nos mandan es claro y nítido para nosotros: a través de distintos mecanismos y por diversos canales van a exigirnos la entrega de la Patagonia para saldar la "deuda externa". (2)

Quienes conducimos el Movimiento por la Segunda República Argentina somos optimistas y nos mantenemos expectantes y alertas ante lo que vaya a hacer el gobierno del Dr. Néstor Kirchner en las próximas seis semanas que son clave para el país, como bien lo explica Héctor Giuliano en este primer número de "El Traductor".

Si el gobierno decide defender el Bien Común y el Interés Nacional, ahí estaremos millones de argentinos apoyándolo.

Si, contrariamente, el gobierno decide mantener y profundizar la dependencia nacional, el sufrimiento popular y la claudicación ante los poderosos, entonces ahí estaremos millones de argentinos combatiendo firmemente para recuperar la grandeza de nuestra Patria Argentina. Pues, como dijo el Padre de la Patria, el Gral. José de San Martín a quién honramos este domingo 17 de Agosto: "Los Argentinos no somos empanadas que se comen con solo abrir la boca".

Notas:
(1)Todo este proceso lo hemos descripto en mayor detalle en el artículo "Nubarrones en el horizonte: comenzó el jaque al rey" de fecha 24Jun03 (disponible en el sitio del Movimiento por la Segunda República Argentina: www.msra.com.ar).
(2)Ver artículo "La Argentina Privatizada o el canje de deuda por territorio", disponible en www.msra.com.ar
Fuente: El Traductor, informe explicativo de la verdadera realidad nacional y mundial. Movimiento por la Segunda República Argentina (MSRA) N° 1 - Buenos Aires 11 de agosto 2003
Gentileza de Juan Gabriel Labaké.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones