Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

¿Democracia o Monarquía representativa?

Por Gustavo A. Arduini
Información relacionada:
Señor Presidente de la Nación: Dr. Néstor Carlos Kirchner - Por Bernardo I. Galkin

Rebanadas de Realidad - 10/09/03.- Partiendo de este incongruente título, y como reacción al artículo que titularan: "Señor Presidente de la Nación: Dr. Néstor Carlos Kirchner", por Bernardo I. Galkin, hago el esfuerzo de retrotraerme a mis estudios secundarios, para recordar la cursada de Instrucción Cívica.

En esa querida Materia este Técnico en Electrónica, comprendió que significaba "ESTADO" y sus diversos estilos de ejercerlo. Lamentablemente en una época en la cual la participación ciudadana estaba anulada.

Justamente estuvo tanto tiempo anulada que me inclino en pensar que aún después de casi 20 años de Democracia, seguimos sin saber participar.

Pareciera ser que por miedo primero y por comodidad después los ciudadanos hemos dejado la cosa pública en manos de unos pocos "interesados", aquellos que hacen de la política una profesión.

Cuando se tiene la suerte HOY de trabajar y de haber cosechado experiencia en empresas de mediana a grande, se sabe lo que la estructura de su compañía implica y más se sabe que si bien es fácil mandar un reclamo al Presidente de la compañía es muy poco probable que esta acción redunde en una resolución de interés común.

Salvando las distancias, y sabiendo que un País nunca será una Compañía (aún a pesar de los intereses de unos pocos); sí puede pensarse que un ESTADO puede administrarse bastante parecido a una Compañía.

No haberlo hecho de esta forma durante años, nos ha hecho caer en el ranking de naciones desde las primeras posiciones de la tabla a estar peleando el descenso.

La primer cosa que debe tener presente quien desea participar, es que debe ser un real ciudadano y como tal debe hacerse cargo no sólo de sus derechos sino en primer lugar de conocer "puntillosamente" y cumplir a "rajatabla" sus obligaciones. Caso contrario entramos en la falsa lógica de "la necesidad" que todo lo justifica.

Y con esta lógica se plantea una lucha de ciudadanos contra ciudadanos, por ejemplo piqueteros versus transportistas en la vía pública; mientras los representantes de los ciudadanos están cómodamente alojados en edificios de "ricos" como lo fue el país en otra época, con sueldos ajenos a la realidad social promedio.

¿Cómo se endereza este entuerto?

Uno puede caer en el facilismo de cargar en cabeza del Presidente hasta la falta de semáforo en una esquina o bien animarse a rearmar la cosa de abajo hacia arriba.

Que yo sepa cualquier construcción empieza desde los cimientos.... Y me inclino en pensar, que tantos años de NO Democracia; nos obligaron a construir de cero pero parece que mientras alguien se dedique a la política y la cosa más o menos funcione, para que me voy a meter.

Ahora cuando se arma la gorda, y hacemos un desastre nacional y hasta internacional que no deja títere con cabeza; e instauramos el "sálvese quien pueda" nos agarra el remordimiento.

No me queda claro, si para haber estado entre quienes estaban avisados de la que se venía o si para haber asumido nuestra real responsabilidad ciudadana.

La Democracia, es el gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo; por descabellado que la definición nos caiga hoy.

Otro ángulo de análisis, un país pésimamente desarrollado, con casi la mitad de su población aglutinada entre la Capital y gran Buenos Aires; hace caer a los habitantes de esta zona en el falso derecho de conocer la realidad total del pueblo de la nación.

Más aún, hoy la elección de Jefe de gobierno de la capital convertida en objetivo presidencial, ha eclipsado la elección de la mayor provincia del país, la que más diputados define.

Entonces ¿para qué queremos la Democracia, no es fácil un buen REY?

Desafío a cada uno de los habitantes de cualquier distrito a que enumere quienes son los Concejales, los Diputados provinciales y nacionales así como los Senadores provinciales y nacionales que lo representan; apostaría que si recuerdan más 3 nombres seguramente es porque participan en política activamente.

Por último y cerrando la discusión, la esencia de REPUBLICA es la división de poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial; sería interesante que exijamos resultamos a los 3 por igual y no que siempre hagamos la fácil de encumbrar todo en la máxima jerarquía de un solo poder.

NOTA Al Dr. Bernardo I. Galkin : estimado conciudadano y amigo, valoro su preocupación por la cosa pública y comparto su inclinación en la búsqueda de soluciones mediante DIALOGO, y basándose siempre en el saber. Pedro sentí la necesidad de disentir en la forma.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones