Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

El disvalor de las comunicaciones fragmentadas confirma un futuro no elegido por la comunidad

Por Juan de Dios Romero (correo)

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 15/09/04.- Las comunicaciones, son utilizadas hoy por sus dueños de una manera distinta a como se han concebido originaria, secuencial y segmentariamente para su comercialización.

Esa manera es distinta por ser su utilización programada en todo el universo que las constituyen.

Esa programación no seria posible sin un mando de decisiones unificado que previamente estuvo en un marco de negociaciones.

El sistema de mando unificado no implica un centro de decisiones unificado, lo unificado es la naturaleza de los contenidos en funcion del tiempo y cada circunstancia y, su naturaleza viene impuesta por la persecución de un mayor poder destinado a consolidar lo obtenido y proyectarse hacia un futuro que los mismos intereses se proponen diseñar.

La diversidad contiene un común denominador: confirmar la legitimidad del plexo totalizador del mensaje único que, aunque se presente fragmentado, su estética y su ética se han acordado aún antes de cualquier ofensiva destinada a hacerse del dominio de los soportes de señales de todo tipo.

Los medios que a sí mismo se denominan "alternativos", no perciben que tal auto calificación confirma lo previo de su génesis.

El impacto de los contenidos implica el considerar no discutible el dominio de los transportes de los mismos. Como si un vehículo en un camino hiciera perder la noción y naturaleza primaria de la importancia de éste.

Pero éste solo no alcanza. El camino puede ser vehiculizado o transitado por un interés distinto u opuesto o no funcional al poder politico que logro hacerse del soporte de señales.

Los soportes de señales constituyen el medio por el que transcurre el mensaje destinado a crear o confusión o necesidades o satisfacciones, según las necesidades del corto o mediano plazo del nuevo poder mundial.

Ese nuevo poder es la aptitud verificada de poder sembrar en las personas el convencimiento de que son constructores de sus propios destinos o proyectos comunitarios.- Sin dicotomías; y si éstas se presentan con fuerza lo "deben hacer" con la naturalidad que el disenso permite hasta el limite de la conservación del propio núcleo organizado de la creación de las percepciones y apetencias.

Es posible traducir el comportamiento digital de las personas hacia el inferir sus conceptos analógicos; de forma tal que un mapa digital de una comunidad, permita apreciar hacia donde redireccionar las políticas comunicacionales para confirmarlas en sus propósitos finales: el control social por el medio impuesto.

No podrá articularse, ni proponerse a la comunidad Argentina una política comunicacional plural, útil, creativa y enriquecedora, si antes no se revisan las condiciones del dominio de los soportes de señales, su topología, su extensión, capilaridad, precios de accesos democráticos porque permiten que sean para todos y, en funcion de un valor que responde a otra axiología; la de poder acceder con el propio esfuerzo no estafado a construir un futuro mas justo y humano; desde lo individual o desde lo comunitario.

Un adecuado control de lo que hoy existe no persigue el propósito de frustrar negocios, sino el de posibilitar el que millones de personas tengan el "derecho al acceso" en condiciones ajenas a la esclavitud del espíritu.

Esta no es una tarea simple, esta destinada en su abordaje a una actividad multidisciplinaria, coexistente con acciones que tutelen una onda expansiva formidable de la propia creación tecnológica. Y esto es hoy posible; no se si lo será en algunos meses más.

No es pesimismo lo que me lleva a expresarme así; lo he vivido en otras circunstancias y en esta misma tierra, mi Argentina.

(*)El autor se desempeña en la Comision Nacional de Comunicaciones de Argentina.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones