Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ARGENTINA

La "industria" del juicio

Por Luis Enrique Ramírez (*)

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 28/09/04.- Confieso que, después de 35 años de ejercicio de la profesión de abogado, aún no sé que es exactamente la llamada "industria del juicio". Pero sí sé que cada vez que algunos grupos económicos comienzan con el bombardeo de ese slogan, luego viene un guadañazo a los derechos de los trabajadores.

Me pregunto si la referencia a un proceso "industrial", pretende remitirnos a la idea de una producción masiva de eso que es el juicio. En tal caso, por ejemplo, las decenas de miles de demandas iniciadas por el tristemente célebre "corralito", no fueron la consecuencia de una fenomenal estafa a los ahorristas, sino el resultado del accionar perverso de los abogados que los patrocinaron. Accionar que también cabría reprocharles a los profesionales que asesoran a los miles de jubilados, que demandan el ajuste de sus haberes miserables, a los niveles que la ley les prometía y que el Estado desconoció arbitrariamente.

Por este camino comienzo a explicarme por qué se llama "industria del juicio", a las demandas que iniciaron o puedan iniciar trabajadores que dejaron su vida o su salud, en establecimientos que no cumplen con las mas mínimas normas de higiene y seguridad laboral. O los juicios de los que percibieron las misérrimas indemnizaciones de la ley de Riesgos del Trabajo, y tienen la osadía de reclamar, como cualquier ciudadano, una reparación integral del daño sufrido. Reclamo que, vale aclararlo, sólo puede ser realizado cuando sea factible probar que el empleador ha sido el responsable del siniestro.

Siguiendo este análisis, me va quedando claro que la "virtud" del slogan de la "industria del juicio" es que desvía el foco de atención del verdadero problema y transforma a los victimarios en víctimas. Así, ya no es el Estado autoritario y arbitrario el responsable de la confiscación del ahorro de los argentinos, o de la burda estafa a los jubilados, sino una víctima de los abogados de los damnificados. De igual manera, no son los empleadores los responsables de los daños en la salud que sufren sus trabajadores, por las condiciones inhumanas en las que a veces trabajan, sino los abogados laboralistas, voraces e insaciables, que afectan la buena marcha de la empresa con sus demandas.

Me queda claro, entonces que lo que les preocupa a los grupos económicos que han salido a gimotear histéricos contra la "industria del juicio", es que las verdaderas víctimas accedan a la justicia y los coloquen en el banquillo de los acusados. Vienen muy mal acostumbrados, ya que actuaron casi con impunidad durante los últimos 14 años, y esto explica su desesperación.

Cuando denuncian una "industria del juicio", debo suponer que lo que realmente les preocupa son los juicios que pierden o pueden perder. Pero en ellos, el rol del abogado laboralista ha sido asesorar a un trabajador que reclama por un derecho que le ha sido avasallado, y llevar su defensa a un Juez, que termina reconociendo la existencia de ese derecho y su violación. Para que los afecte un juicio hace falta, entonces, una norma jurídica que reconoce un derecho, un trabajador que considera que le ha sido desconocido o retaceado, un abogado que lo asesore, un Juez que investiga y una sentencia condenatoria.

Cabe la pregunta ¿por qué se hace blanco a los abogados de las iras de estos señores, y no se dice nada de la norma legal aplicada, del trabajador que demanda o del Juez que condena? Simplemente porque no es político atacar frontalmente los derechos de los trabajadores, ni enemistarse con los magistrados. En esto, el abogado aparece como socialmente mucho mas vulnerable.

Vallan estas reflexiones como una colaboración a la lucha contra esta nueva campaña contra los abogados en general y los laboralistas en particular. Para evitar que los grupos económicos dominantes, que cuentan con la concentración y monopolio de los medios de comunicación, instalen en la sociedad su propia y retorcida interpretación de los hechos, influyendo en el sentido común de la gente.

CUANDO SE ATACA A LOS ABOGADOS LABORALISTAS, SOLO SE BUSCA ALEJAR A LOS TRABAJADORES DE LA JUSTICIA. ASÍ DE SIMPLE.

(*)El Dr. Luis Enrique Ramírez es Secretario de Relaciones Institucionales de la Asociación de Abogados Laboralistas.
El presente material se publica por gentileza del Estudio Cuartango.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones