Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO (C.G.T.) ESPAÑA

Entre humos y caciques

Así se titula un pequeño libro de bolsillo editado por "refinería no", donde se cuentan las consecuencias negativas de una refinería de petróleo en Extremadura.

Por la CGT Extremadura

Rebanadas de Realidad - CGT-Rojo y Negro, Madrid, 10/07/08.- No está falto el ser humano de argumentos para justificar aquello que más le interesa, como es defender la refinería por los puestos de trabajo que esta crearía… ¡Por fin han tenido una buena idea!. El arte de pensar es la antesala del arte de mandar, es decir el coste del proyecto ronda los 2.400 millones de €, de los cuales el 20 % lo aportará la Junta de Extremadura, cifra mareante para crear 2.000 puestos de trabajo, sabiendo ya que el personal técnico especializado no será de la región. Si el coste de la creación de un puesto de trabajo en Extremadura es de 44.000 €, con 2.400 millones de euros, se podrían crear 54.545 puestos de trabajo, ¿Dónde está la rentabilidad en el empleo?.

Sabiendo que el 80 % de los fondos Europeos destinados para la pequeña y mediana empresa de los últimos años han sido destinados a un solo empresario, el mismo que nos quiere imponer una refinería en tierra de barros con el apoyo de la junta de Extremadura.

Todos estos datos son de conocimiento público. Ahora entiendo, porqué los lunes de madrugada hay tanto tráfico hacia Madrid y otras ciudades de fuera de nuestra región, ahora entiendo también, porque el ex presidente de la Junta nos llamó pobres diablos y que no éramos nadie, a las más de 300 personas, en representación de miles, que fuimos a recibir al Sr. Zapatero en Alanje, para decirle que no queremos ni térmicas, ni refinería en Extremadura.

Sr. Ibarra, usted no tiene ningún derecho a llamarnos pobres diablos, dando a entender que somos dirigidos por algún poder contrario al suyo, no siendo esto cierto, como muy bien sabe. Pero seguramente usted y su grupo no podrían decir lo mismo. Le invito a pedir disculpas.

Ahora entiendo, entiendo y entiendo como la democracia puede ser secuestrada por dirigentes políticos en favor de las multinacionales, las verdaderas señoras que usan las democracias a su antojo e interés, sin importarles el hambre y las desgracias de países pobres, siendo ellas las promotoras de su deuda externa.

Sres. Políticos, les respeto en sus personajes, pero dudo que se merezcan dicho respeto en sus personas. Sr. Ibarra ¿Sabe que la refinería tan defendida por usted, causará más daño y enfermedades que la central nuclear que cerró?, Sr. Vara ¿Qué le dirá a sus hijos cuando aumenten los cánceres de pulmón en torno a la refinería?, Sr. Zapatero ¿Qué diría su abuelo de las térmicas de ciclo combinado en su pueblo de Alange?.

Humos y caciques es la radiografía de la sociedad que ustedes han creado

Pero la guinda de toda esa farándula politiquera sin escrúpulos, la puso el grupo socialista montijano en el pleno de junio, negándose a aprobar la propuesta de IU sobre la creación de un museo agrícola y ganadero en Montijo y sí estando a favor con que se monte una refinería de petróleo en Tierra de Barros, a 47 Km. de sus casas.

Con estas personas en la política, dan lugar a que unos "pobres diablos" tengamos que velar por la salud de sus familiares más indefensos como de sus mayores y pequeños, siendo éstos, los más vulnerables a las partículas que emitirá la refinería. Los informes desde las instituciones y organismos de la salud mundial son abrumadores, los canceres en torno a las refinerías como la de Huelva son sobrecogedores. Con esta sinrazón quiero pensar humorísticamente que la pinza no está en el PP ni en IU, sino en las cabezas del PSOE antagónicas a Pablo Iglesia.

Como ciudadano tengo el derecho de denunciar aquello que perjudica la salud de la sociedad en la que vivo, preguntándoles a los políticos a quién están siendo leales, a su pueblo o a las multinacionales.

"En esta tierra, siempre habrá un valiente para decir que Extremadura no se rinde ante los actuales napoleones"

El presente material se publica en Rebanadas por gentileza de Roberto Blanco, del Gabinete de Prensa Confederal de la CGT. Web - Correo