Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO (C.G.T.) ESPAÑA

Represión sindical en Telefónica

Telefónica despide a 5 sindicalistas y sanciona a otros 4 por oponerse a la firma del convenio.

Rebanadas de Realidad - CGT, Madrid, 28/08/08.- Telefónica ha expedientado a nueve conocidos sindicalistas de la empresa (5 trabajadores han sido despedidos y 4 sancionados con 45 días sin empleo y sueldo). Todos ellos son destacados sindicalistas de un total de cuatro sindicatos (uno de ellos CGT) y todos son miembros del comité o delegados sindicales.

Una de las personas despedidas estuvo en la mesa negociadora del convenio y junto a CGT se opuso a la firma del mismo, entre otras muchas cuestiones porque se incluía una cláusula de doble escala salarial, de tal manera que a partir de la firma del actual convenio, las nuevas contrataciones cobrarán entre un 30 y un 40 % menos que los actuales trabajadores en idénticos puestos.

Durante la fase final de la negociación del convenio se convocaron varias huelgas con alto seguimiento en Madrid, realizándose concentraciones de trabajadores en la sede principal de la empresa situada en "Las Tablas". En la ultima concentración antes de la firma del convenio, en la que participaron más de 2.000 personas, una representación y los componentes del comité de huelga intentaron ejercer su derecho de entrada a los edificios con la idea de entregar un comunicado a los sindicatos que finalmente firmaron el convenio, explicando los problemas del mismo y pidiendo que no lo firmaran.

Cuando intentaron entrar, un gran número de vigilantes mandatados por la empresa, les negaron la entrada con contundencia, hecho que provocó una gran protesta por parte de los trabajadores allí concentrados. Algunos de los sancionados intentaron calmar a los trabajadores negociando con el jefe de seguridad la entrada de 4 personas (una por sindicato). Varias semanas después de esta concentración, Telefónica comunicaba los 9 expedientes, que finalmente se han confirmado en 5 despidos y 4 sanciones de 45 días sin empleo y sueldo, acusando a los que intentaron calmar la situación de incitadores.

Desde la CGT entendemos que ésta es la respuesta represiva de la dirección de la empresa por realizar protestas contra la firma del convenio y anunciar su impugnación ante los tribunales en un intento de hipotecar a los sindicatos que, como CGT, se han negado firmar el mismo por ser discriminatorio hacia la nuevas contrataciones que cobrarán menos salario, realizando el mismo trabajo. Todo ello en una empresa líder del sector con grandísimos beneficios en los últimos años.

El presente material se publica en Rebanadas por gentileza de Roberto Blanco, del Gabinete de Prensa Confederal de la CGT. Web - Correo