Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT), COLOMBIA

Si al Consenso Nacional por la Paz

Por Carlos A. Rodríguez Díaz (*)

Rebanadas de Realidad - CUT, Colombia, Bogotá, 17/07/06.- El momento político que vive la Nación no puede ser mejor para concretar un Consenso Nacional por la Paz, que haga posible materializar una agenda abierta y progresiva que reconozca el conflicto armado y la solución pacifica o política, como un excelente camino para la superación del mismo.

En este marco, necesitamos de una sociedad dialogante que asuma la construcción de las agendas para la paz, como procesos participativos para el desarrollo de la democracia. Es preciso señalar, que en esta oportunidad, la agenda se entiende como el diseño del proceso y no como un pliego de peticiones.

Por lo anterior, una agenda abierta y progresiva de paz debe ser incluyente de todos los actores y efectivamente reconciliadora, con una sociedad como líder y receptora de los beneficios que trae el consenso como actividad permanente del proceso.

Las bases para el Consenso Nacional por la Paz, las podemos sintetizar en los siguientes cinco ejes, sin desconocer que pueden existir otras formulaciones.

  • 1. Solución pacifica o política negociada al conflicto armado.
  • 2. Acuerdo humanitario
    • a. Crisis humanitaria. Desplazados
    • b. Intercambio humanitario
    • c. Desminado e incorporación al desarrollo de las regiones desminadas
    • d. Presos políticos
  • 3. Constitucionalidad de la Paz, como política de Estado
  • 4. Agenda abierta y progresiva
  • 5. Referendo para consolidar el acuerdo de Paz y terminación de la confrontación armada.

Lo cierto es que hoy mas que nunca necesitamos de una política constitucional de paz para el desarrollo de la democracia y la seguridad, encaminada a alcanzar los objetivos del monopolio de las armas en el Estado, seguridad basada en el aparato de justicia y en exclusivo uso de las vías civiles para la solución de los conflictos.

Así las cosas, asumimos que la paz y la seguridad no son solo de responsabilidad estatal, sino un tejido cotidiano de la ciudadanía en la construcción de paz social y de primacía de las relaciones civilistas entre ciudadanos, generando una nueva cultura de la legalidad, donde la vigencia de la ley sea el resultado de su virtuosidad y no el temor a su aplicación.

Estos trazos, mas que un legado de buenas intenciones, son un llamado a la generosidad para que en tolerancia y con el más amplio pluralismo, encaremos el Consenso Nacional por la Paz, que puede convertirse en un precipitado histórico para la paz.

Como construir el Consenso Nacional requiere de la más amplia participación, a partir de la CASA DE PAZ, los garantes de la misma diseñamos un cronograma para que todas la agrupaciones políticas, la iglesia, la academia, el sindicalismo, los deportistas, artistas, campesinos, indígenas, negritudes, mujeres, juventudes y ONG, nos asumamos como una sociedad dialogante para que entre todos podamos encontrar salidas, a materializar en el Consenso Nacional Por la Paz.

Para este propósito, nuestro llamado respetuoso es a que todas las iniciativas de paz nos congreguemos, junto con los más diversos sectores de la sociedad para sacar avante el Consenso Nacional, que implica un proceso permanente de la sociedad para la sociedad.

El encuentro nacional de juventudes por la paz, es un buen ejemplo; las mingas indígenas por la paz, es otra destacada iniciativa; las asambleas sindicales por la paz, las ofrendas religiosas por la paz, las reuniones empresariales por la paz, las actividades deportivas por la paz, las caminatas por la paz, las jornadas académicas por la paz, las rumbas por la paz, el legislativo por la paz, el poder local por la paz, en fin, la sociedad apelando a su inventiva para encontrar consensos de dialogo encaminados a la reconciliación por la paz.

Finalmente, reitero el llamado al trabajo colectivo en la perspectiva del Consenso Nacional por la Paz con entusiasmo y sin vacilación.

(*) Presidente CUT / Web
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones