Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
COLOMBIA - CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT)

V Congreso de la CUT - Resolución Número 4

Política de Derechos Humanos
Por Carlos A. Rodríguez Díaz y Boris Montes De Oca (*)
Información relacionada:
V Congreso de la CUT: Declaración Política
V Congreso de la CUT: Resolución Número O1: Perspectivas del movimiento sindical nacional e internacional
V Congreso de la CUT: Resolución Número O2: Movilización y espacios de concertación
V Congreso de la CUT: Resolución Número O3: Propuestas de los jóvenes
V Congreso de la CUT: Resolución Número O5: Empresas trasnacionales y responsabilidad social empresa
V Congreso de la CUT: Resolución Número 06: Fortalecimiento de la negociación colectiva por parte de los sindicatos

Rebanadas de Realidad - CUT, Colombia, Bogotá, 31/08/06.-

El V Congreso de la CUT, considerando:

1. Es posible afirmar que en el país el marco institucional es favorable a los Derechos Humanos en tanto que Colombia ha ratificado e incluido en su Constitución Política de 1991 los más importantes instrumentos internacionales de protección de los Derechos Humanos y el espíritu universal y normativo que subyace a estos derechos. En el campo laboral el Estado colombiano ha ratificado los más relevantes convenios de la Organización Internacional del Trabajo -OIT-, incluidos en la declaración sobre los derechos fundamentales de los trabajadores.

2. Paradójicamente, este marco normativo favorable y la existencia de una cantidad de instituciones que directamente deberían velar por la protección efectiva de los derechos, contrasta en primer lugar, con una crisis humanitaria marcada por las violaciones sistemáticas, permanentes y selectivas de los derechos a la vida, a la libertad y a la integridad de los y las sindicalistas colombianos, en un contexto general de impunidad que corrobora la fragilidad de nuestra democracia y la distancia que existe entre ese país formal, y ese país real donde se violan permanentemente esos derechos.

En los últimos 15 años en Colombia ( 1991-2006) han sido asesinados 2205 sindicalistas, 1978 hombres y 227 mujeres , en el mismo periodo han sido amenazados de muerte 3269 sindicalistas, 189 han sido victimas de atentados de muerte, 1285 han tenido que desplazarse forzadamente, 156 han sido secuestrados, 515 han sido detenidos arbitrariamente, 134 han sido desaparecidos y otros miles han sido victimas de cotidianas violencias silenciosas, mal tratos, actos descalificatorios, discriminación entre otros, datos que no aparecen registrados en ninguna estadística

Sobre el movimiento sindical sigue pesando una grave crisis humanitaria que se expresa en los 2.205 sindicalistas asesinados en estos 15 años, tiempo que irónicamente coincide con los 15 años de la constitución del 91 y en la permanencia de una cultura antisindical que sigue catalogando al sindicalismo colombiano como connatural a la insurgencia y como un estorbo para el progreso económico del país.

3. Si bien en los últimos años y particularmente durante el tiempo de gobierno del presidente Uribe se han presentado variaciones en las formas y modalidades de violencia contra el sindicalismo, esta continúa siendo una fuerte herramienta para acabar con el movimiento sindical o silenciar sus reivindicaciones. Al observar la cifras de violencia de este periodo podemos afirmar que no existe una real acción de protección y garantía de los DDHH para los y las sindicalistas y que dichos cambios obedecen a una serie de estrategias para invisibilizar y distorsionar la realidad y a un esfuerzo estratégico del gobierno por presentar buenos resultados a la comunidad internacional

Durante el primer mandato presidencial de Álvaro Uribe en Colombia se han registrado" 2100 hechos de violaciones a la vida, libertad e integridad de los y las sindicalistas colombianos, discriminados en 1193 amenazas de muerte, 336 homicidios, 202 detenciones arbitrarias, 16 allanamientos ilegales, 40 atentados con arma de fuego y/o explosivos, 25 secuestros, 7 casos de tortura, 20 desapariciones forzadas, 133 desplazamientos forzados y 128 hostigamientos y persecuciones por actividad sindical.

De acuerdo a esta información y comparando el periodo presidencial de Uribe con el periodo inmediatamente anterior, es decir el periodo Pastrana, las violaciones a los DDHH de sindicalistas decrecieron solo en un 14.8%, lo que significa que durante este tiempo los ampliamente publicitados logros en la protección a los DDHH de sindicalistas no se traducen en cambios estructurales de la violencia contra los mismos.

Sin embargo algunas de las formas y modalidades de violaciones cambian, principalmente los homicidios que decrecieron en un 42.2%, esto es 246 casos menos registrados, de igual forma se presenta un reducción significativa del 42.8% en los atentados de muerte que pasaron de 70 a 40 casos, una reducción del 77% en los secuestros pasando de 109 a 25 y una reducción del 55.5% en las desapariciones forzadas. Frente a las amenazas de muerte se presenta un reducción mínima del 4.7% pasado de 1252 a 1200, paralelamente estas reducciones contrastan con los incrementos en materia de allanamientos ilegales, registrándose un aumento del 433% esto es, de 3 se paso a 16 casos, un incremento del 173% en las detenciones arbitrarias pasando de 74 casos a 202, un incremento del 124.5% en los hostigamientos y persecuciones, pasando de 57 registros a 128.

Paralelo al decrecimiento de los homicidios, cifra que aun continúa siendo preocupante, las amenazas y hostigamientos a los familiares de los sindicalistas, las formas camufladas o sutiles de persecución permanente a organizaciones sindicales, las detenciones de supuesto carácter legal de altos dirigentes sindicales, la difamación ante los medios de comunicación de los mismos y las violaciones contra mujeres sindicalizadas, aparecen como nuevas estrategias en el complejo panorama de violaciones sin que estas concentren mayor preocupación de la opinión pública nacional o internacional o puedan aparecer en las cifras de los informes de DDHH, aunado a esto durante este periodo es significativamente particular el afanado esfuerzo del gobierno nacional por controlar y tergiversar la cifras en materia de violaciones.

Resuelve adoptar los siguientes lineamientos de política en materia de derechos humanos:

1. La Central Unitaria de Trabajadores adopta como uno de sus principios rectores trabajar activamente en la promoción, defensa y protección de los Derechos Humanos y de las libertades sindicales de los y las sindicalistas en Colombia, sin distinción de razones políticas, étnicas, de género, orientación sexual, generacional y territorial

2. El trabajo en Derechos Humanos de la CUT se orienta en el reconocimiento del derecho internacional de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, en el espíritu doctrinal universal y normativo que subyace a los Derechos Humanos consagrados en la declaración universal de los Derechos humanos, en los pactos internacionales, las convenciones, en las declaraciones y principios de la OIT y en la constitución nacional de 1991 y su carta de derechos. La perspectiva de DDHH de la central reconoce la universalidad, integralidad, interdependencia e indivisibilidad de los DDHH

3. Para la CUT constituyen violaciones a los Derechos Humanos todo acto negativo o positivo por parte del Estado que viole alguno de los derechos consagrados en el sistema internacional de los Derechos Humanos, en las declaraciones, convenciones, pactos y en la carta constitucional, de igual modo las infracciones al DIH por parte del Estado o grupos armados contraestatales

5. La CUT reconoce el movimiento sindical como una "victima" de violaciones sistemáticas a los derechos humanos, entendiendo a las victimas como sujetos políticos activos que demandan verdad, justicia, reparación y no repetición. Para la central la categoría de victimas la constituyen los y las sindicalistas que han sido victimas de violaciones a sus Derechos Humanos, los familiares de las victimas, las organizaciones sindicales y el movimiento sindical en su conjunto.

6. La CUT compromete sus esfuerzos en la exigencia de procesos de reparación integral a las victimas, demandando del Estado el derecho a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición , así mismo la Central trabajará continuamente en la recuperación y dignificación de la memoria de las victimas.

7. La CUT trabajará activamente en la exigencia al Estado para acabar con los elevados niveles de impunidad frente a las violaciones

8. En la promoción, defensa y protección de los derechos a la vida, libertad e integridad y los derechos a la libertad sindical de los y las sindicalistas colombianos la CUT trabajará en:

1. La creación e impulso de secretarias de Derechos Humanos en los sindicatos por rama y en las subdirectivas a través del impulso de un plan de acción en Derechos Humanos para el movimiento sindical

2. En el seguimiento, registro y denuncia permanente de las violaciones a los Derechos Humanos de los sindicalistas en el país.

3. En el seguimiento y reestructuración de los programas estatales de protección a los sindicalistas victimas, al igual que impulsará estrategias alternativas de protección a sindicalistas amenazados y /o perseguidos por su actividad sindical buscando con diferentes centrales programas de intercambio para la protección

4. En la realización anual del encuentro de secretarios y responsables de Derechos Humanos para la coordinación de acciones en la defensa, protección y formación

5. En el seguimiento permanente a las investigaciones de la Fiscalía General de la Nación sobre los homicidios y demás delitos contra sindicalista en el país.

6. En el impulso de estrategias regionales y nacionales para la exigencia de reparación integral a las victimas y en la promoción de participación de las organizaciones sindicales en el movimiento nacional de victimas, siempre que no contradigan la presente resolución.

7. En la construcción de una memoria colectiva de las victimas del sindicalismo y en la promoción de búsqueda de estrategias políticas y simbólicas de dignificación

Bogotá, D.C., 25 de agosto de 2006

Base de datos de Derechos Humanos, Escuela Nacional Sindical
(*) Presidente y Secretario General de la CUT / Web
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones