Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA

Frente a la soberbia gubernamental, ponderación sindical

Por Carlos A. Rodríguez Díaz, Apecides Alvis Fernández y Jesús Ernesto Mendoza (*)

Rebanadas de Realidad - CUT, Bogotá, 19/12/06.- El sindicalismo agrupado en la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Confederación de Trabajadores de Colombia, CTC y la Confederación de Pensionados de Colombia, CPC, siempre han colocado los intereses de los trabajadores por encima de cualquier otra consideración, razón por la que en múltiples ocasiones hemos firmado acuerdos cuando éstos reflejan beneficios tangibles para los trabajadores, como para la población colombiana.

Con respecto a las deliberaciones del incremento al salario mínimo legal, en la Comisión de Concertación, que sólo la cita el Gobierno al final de año, acumulándose una gran cantidad de problemas y temas que hacen difícil la solución a los graves problemas laborales y sociales que vive el país, nos llevó a la presentación de varias reivindicaciones que son sentidas por los trabajadores y la población en general.

A pesar de los ingentes esfuerzos entre los trabajadores y los empresarios y el silencio sistemático del Gobierno, en dar solución a nuestras solicitudes de balance del Acuerdo anterior y de una respuesta a las nuevas peticiones, no fue posible llegar a un acuerdo por los siguientes aspectos:

1. El incumplimiento del Convenio 151 de la OIT, ratificado por Colombia mediante la Ley 411 de 1997, que permite buscar salidas a la problemática de los trabajadores del Estado, en donde nuestra propuesta de incremento salarial fue del 6% sin ponderación, ante lo cual la Viceministra de Hacienda, con arrogancia, esencia del comportamiento de lo que agencian la política neoliberal, argumentó que le aterraba la palabra negociación y, por tal motivo, sólo aceptaba informar pero jamás negociar.

2. La representante de la Ministra de Educación, cuando solicitamos el cumplimiento cabal de la Constitución, relacionado con la gratuidad de la educación hasta el grado noveno, insólitamente argumentó que el Gobierno no podía comprometerse a cumplirla, por razones económicas.

3. Ligado a lo anterior y en correspondencia con el desarrollo del Artículo 39 de la Constitución Política que consagra las comisiones sindicales, como la garantía para el ejercicio democrático de nuestra actividad, la funcionaria manifestó que estas comisiones son ilegales, pese a que la solicitud sindical está en el marco constitucional y en el Acuerdo Tripartito.

4. Pero más grave aún fue la negativa gubernamental para que las ayudas agrícolas estuvieran condicionadas al cumplimiento de las obligaciones laborales por parte de los beneficiarios, especialmente en el pago del salario mínimo, la seguridad social y los aportes parafiscales. Pese a la coincidencia entre trabajadores y empresarios del campo sobre lo anterior, increíblemente el Gobierno se opuso radicalmente, aduciendo que el condicionamiento de las ayudas agrícolas, al cumplimiento de las obligaciones laborales, se haría sólo cuando el Gobierno generará apoyos internos para que los empresarios del campo cumplieran el punto.

5. Ante la negativa de la prohibición de la intermediación laboral de las Cooperativas de Trabajo Asociado, CTA, los contratos de ordenes de prestación de servicio y las políticas de flexibilización laboral, han llevado a un deterioro de las condiciones del contrato a término indefinido, con la complacencia del Estado y la negativa de los empresarios a la eliminación de la misma.

6. En cuanto a los pensionados el Gobierno fue enfático en negar la eliminación de las cuotas moderadoras y de los copagos, a cargo de los pensionados para salud, debilitando substancialmente sus ingresos. No respondió absolutamente nada frente a la propuesta de la Consejería del pensionado a nivel nacional.

7. Ante la constante afirmación del Gobierno y empresarios del crecimiento económico del PIB a más del 6% y de las ganancias que los grandes empresarios han obtenido, no se reflejó en la mesa, a tal punto que la máxima propuesta en este sentido fue de 6% para el salario y del 8% para el subsidio del transporte. En cuanto a los trabajadores del Estado, se negaron a negociar el incremento de los mismos. Esta propuesta está por debajo a lo acordado el año inmediatamente anterior, que fue de 6.95% el incremento del salario mínimo y 13% al subsidio de transporte y muy por debajo a la propuesta que dejamos en la Mesa, del 8% al incremento del salario mínimo y el 8% al subsidio del transporte.

8. El desconocimiento de la Comisión de Concertación al firmar por fuera de ésta la congelación de unos productos de la canasta familiar y el expedir por parte del Ministerio de Educación la resolución sobre costos educativos. Las anteriores consideraciones, son algunas de las razones por las cuales la CUT, CTC y CPC nos abstuvimos de firmar el acuerdo. No sobra recordar que la soberbia del Ministro de la Protección Social, cuando unilateralmente rompió las conversaciones, fue respondida con ponderancia sindical y aceptamos la invitación de regresar a la Comisión de Concertación el 15 de diciembre.

Esta actitud fue acompañada con una alta dosis de arrogancia por parte del Ministerio de Hacienda y Mineducación, quienes sin ningún pudor lanzaron afirmaciones temerarias contra la Constitución y los Convenios de la OIT, en presencia de su Representante Permanente, evidenciando el carácter autoritario de un Gobierno que se niega a concertar sobre la base del beneficio social.

La CUT, CTC y CPC seguiremos haciendo esfuerzos encaminados a buscar acuerdos que beneficien a los trabajadores, pensionados y al pueblo colombiano y para tal fin aspiramos a que la Representación Permanente de la OIT en Colombia, viabilice los espacios y nos dé su opinión sobre la actitud gubernamental ante el incumplimiento de los convenios internacionales. Esta situación amerita que el conjunto del movimiento sindical y social respondamos de manera unitaria con la movilización nacional, en el marco de la definición de un plan de acción que desarrollaremos para el 2007.

(*) Presidente de la CUT, Presidente de la CTC y Presidente de la CPC / Web
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones