Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA

Entre Colombia y Ecuador, por encima de todo diálogo y cooperación

Por Carlos A. Rodríguez Díaz (*)

Rebanadas de Realidad - CUT, Bogotá, 19/01/07.- Ecuador y Colombia comparten 640 kilómetros de frontera que van desde el océano pacífico hasta la amazonía. Buena parte de ella la controlan los grupos armados y producto del conflicto en los últimos años, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas, para los Refugiados, Acnur, han llegado a las poblaciones fronterizas de Sucumbíos, Carchi y Esmeraldas, 12.000 refugiados colombianos; las autoridades Ecuatorianas dicen que son 250.000.

Lo anterior sumado a la aplicación del Plan Colombia, al aumento de cultivos ilícitos, así como a la fumigación con glifosato, convirtió a esta frontera en la más crítica para Colombia, y ya se está hablando de comités permanentes de crisis que observen de forma directa el irresuelto conflicto interno colombiano. Tampoco se descarta la aplicación de medidas reguladoras migratorias sobre la población colombiana en Ecuador. También habrá cambios fuertes en el proceso de aprobación de la condición de refugiados y se vigilará de cerca el papel que tiene Acnur en Ecuador.

La base del respeto al sagrado principio de no intervención de un Estado en los asuntos de otro, es pieza fundamental para evitar roces inesperados; en este caso, con el fraterno Ecuador, a propósito de la fumigación de grandes e inadmisibles plantaciones de coca en la zona fronteriza. La política anti-narcótica, debe ser autónoma de las naciones, y de ninguna manera imposiciones foráneas.

No olvidemos que primero fue el renacimiento esperanzado del ideal grancolombiano y, luego, la integración en la Comunidad Andina, las que sirvieron para fortalecer los vínculos históricos y reforzar la simpatía ancestral con la bella nación Ecuatoriana. A cada cual correspondió seguir su camino, pero no se abolió la cooperación reciproca ni el esfuerzo por la complementación de sus economías a fin de salir del microcosmos en que hallaban atrapadas.

Nosotros llamamos a la ponderación y aconsejamos flexibilidad para atenuar las posiciones y buscar una concertación que permita intensificar la vigilancia y la cooperación entre las naciones, respetando los consensos políticos internos que allí se han logrado.

La CUT de Colombia y las Centrales sindicales del Ecuador realizaremos un acto de solidaridad sindical binacional en el puente de Rumíchaca, donde reiteraremos que el diálogo es el camino para dirimir las desavenencias entre los dos países y firmaremos una proclama en medio de un acto político-sindical y cultural.

(*) Presidente de la CUT / Web
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones