Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA

Valoración y propuestas de la CUT sobre la Conferencia OIT, planteadas en la CSI

 
"El sindicalismo español lamenta la injustificable exclusión de la lista de casos graves en la Comisión de Normas del país que bate todos los record en cuanto a violencia antisindical por el exterminio físico de dirigentes sindicales. Allí donde los derechos fundamentales, empezando por el derecho a la vida y a la seguridad de las personas, son conculcados a diario, la libertad sindical, es imposible que prospere. No solo pretendemos expresar nuestra solidaridad con el movimiento sindical colombiano, al que se ha hecho un inadmisible daño con este veto. También por el enorme daño que se ha hecho al tripartismo y al sistema de control de OIT", Manuel Bonmati, UGT España.
Por Carlos Rodríguez Díaz (*)

Rebanadas de Realidad - CUT, Ginebra, 22/06/07.- En primer lugar recuerdo que el Congreso fundacional de la CSI se comprometió a que a través del grupo de trabajadores se contribuya a reforzar la OIT, a incrementar la participación de las mujeres en todos los niveles y a aumentar la eficacia de la CSI.

El Congreso, también recordó que establecer y supervisar las normas internacionales del trabajo sigue siendo la tarea básica de la OIT. Hizo un llamamiento a la CSI para que participe activamente en todas las iniciativas encaminadas a reforzar las actividades normativas de la OIT, oponiéndose a todas aquellas cuyo objetivo real sea politizarlas o debilitarlas.

Sobre esta base presento las siguientes consideraciones:

1. LA CSI y la 96 Conferencia de la OIT

El juego de fuerzas que logra el veto del caso colombiano demostró gran capacidad para pretender neutralizar la acción de la CSI en la OIT. En esta ocasión fue Colombia; en otra podrá ser otro país u otro tema. Por lo anterior, en defensa del tripartismo y del diálogo social útil no podemos permitir vetos. La no inclusión formal de Colombia en la lista de países que serían examinados en la Comisión de Normas, fue un golpe a la naciente CSI y, por su puesto, a los trabajadores colombianos.

Con todo, la solidaridad orientada y expresada por la CSI y sus centrales filiales impidió que el tema de Colombia fuera borrado de esta Conferencia y, por el contrario, visibilizado al máximo en todos los escenarios.

Para próximas ocasiones la CSI debe optimizar la preparación de la Conferencia de la OIT, mediante un proceso de consulta regional con sus afiliadas para definir los propósitos y acciones de manera más colectiva.

Es necesario reforzar la acción de la CSI en la OIT. La fuerza que representa en el sindicalismo mundial debe expresarse cabalmente en la OIT. Por ello, es preciso revisar el proceso de reparación, de vocerías, de presión, etc.

Proponemos que en lo posible, las delegaciones de trabajadores estén integradas por los Presidentes o secretarios generales de las centrales sindicales o una representación de muy alto nivel.

Sería importante celebrar la reunión del Consejo General antes de la Conferencia a fin de decidir las estrategias y propuestas a considerar. La otra opción podría ser en la reunión de derechos humanos y sindicales que se sugiere se haga en Ginebra, previo a la Conferencia de la OIT.

2. La CSI y la OIT

Nos preocupan algunos asuntos de la OIT, que la CSI debe plantearse como acciones para incidir en su transformación:

  • El problema de los obstáculos que los gobiernos generan para cumplir las recomendaciones. Es necesario hacer valer el carácter vinculante de las recomendaciones porque los organismos de control son constitucionales y tripartitos.
  • El problema de la eficacia de la OIT. Debemos generar mecanismos de seguimiento al cumplimiento de las recomendaciones. La CSI debería impulsar que en todos los países se realicen balances del cumplimiento de las recomendaciones emitidas por los órganos de control.
  • El problema de la politización del manejo de la lista. La CSI defenderá los criterios construidos colectivamente y, por tanto, consensuados.
  • El problema de las controversias al interior del grupo de delegados trabajadores. La CSI realizará esfuerzos para lograr, al interior del grupo de trabajadores, consensos o acuerdos sobre los temas y casos a tratar en la Conferencia.
  • El problema de la representatividad en los diferentes organismos. La CSI debería revisar el conjunto de los espacios de representación buscando una mayor articulación participación de todas las centrales afiliadas.

3. El sindicalismo colombiano y la CSI

  • Mantener la presión sobre la OIT para lograr el fortalecimiento de la Representación Permanente en Colombia.
  • Hacer presión sobre empresarios y gobierno, exigiendo el cumplimiento del acuerdo tripartito; en particular la CSI debería dirigirse al Presidente de Colombia señalando su decisión de seguir acompañando a las centrales sindicales colombianas en la búsqueda de la plena vigencia de las libertades sindicales.
  • De manera simultánea con la Misión de Alto Nivel que designará el Director General de la OIT para Colombia, sería muy importante que una delegación sindical de alto nivel llegue a nuestro país, de manera previa a la Misión de la OIT, y permanezca en él mientras se lleva a cabo. Esta presencia sindical debe realizar un informe propio sobre los resultados de la ejecución del Acuerdo Tripartito y del cumplimiento de las normas y recomendaciones de la OIT.
  • Desarrollar durante el período comprendido entre la 96 y la 97 Conferencia un acompañamiento especial por parte de la CSI a las centrales sindicales colombianas para lograr, de nuevo la inclusión formal o real del caso de Colombia en la lista de la Comisión de Normas, si continúan las violaciones denunciadas.

4. Merecido reconocimiento

Finalmente debo resaltar el respaldo que obtuvimos por todo el sindicalismo en esta Conferencia. Es preciso reconocer que fue formidable la orientación y el acompañamiento del compañero Guy Ryder, como Secretario General de la CSI. El Presidente del Grupo de trabajadores de toda la Conferencia, compañero C. Leroy Trotman, jugó un destacado papel en la búsqueda de salidas y su compromiso con Colombia alentó nuestro objetivo. El Presidente del grupo de trabajadores en la Comisión de Normas, compañero Luc Cortebeeck, entendió cabalmente la posición sindical de Colombia y la asumió con gran profesionalismo.

La Representante de la CSI en el grupo de trabajadores de la OIT, compañera Ana Viondi, demostró, una vez más, su consecuencia con la causa sindical y su sentido de pertenencia con Colombia. El compañero Janek Kuczkiewicz, como siempre dispuesto a respaldar y acompañar nuestro accionar, estuvo impecable. Para todos ellos, nuestra mayor consideración y profundo respeto.

(*) Presidente de la CUT. Web
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones