Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA

Por un real aumento general de salarios

Por Carlos Rodríguez Díaz y Boris Montes De Oca Anaya (*)

Rebanadas de Realidad - CUT, Bogotá, 08/10/07.- En la clausura del XIX Congreso de Asociación de Cajas de Compensación Familiar, Asocajas, el Presidente de la República de Colombia, planteó la necesidad de acordar incrementos salariales por productividad, para estimular en materia salarial, a los sectores más productivos y tratar a las empresas de acuerdo con su crecimiento, buscando un salario diferencial.

Adicionalmente orientó no impactar el costo pensional y no afectar empresas que han sufrido por la revaluación.

A propósito del tema, algunos académicos nos recuerdan que la metodología para medir el aumento de la productividad no sólo se debe sustentar en la diferencia entre el crecimiento del producto y la expansión ponderada del trabajo y el capital, que significa la productividad total de los factores que en el 2006, la calculamos en 2.55%.

Otros argumentan que esta cifra subestima la productividad del trabajo, medida como la diferencia entre el crecimiento del producto y el empleo, que es la que cuenta para efectos de la determinación del salario, por lo que un ajuste de este orden, inflación más productividad, compensaría la contribución de los trabajadores a la producción. En el 2006 estuvo en el 5%.

En cuanto a la revaluación, afirmamos que esta no es un fenómeno exclusivo de Colombia y que forma parte de la influencia estadounidense, por tanto, el factor trabajo está siendo afectado de manera diferente en los diversos países.

La revaluación tiene efectos compensadores sobre la estructura productiva y no afecta por igual a todos los sectores. Como el factor trabajo tiene limitaciones de movilidad internacional, los sectores no transables resisten mejor volatilidad de la tasa de cambio.

Entre los transables, los efectos son diferentes: para los exportadores representan una pérdida de competitividad, vía mayores costos que puedan ser compensados por productividad, insumos más baratos o por mejora de precios internacionales, mientras que para los importadores todo es ganancia, porque compran más barato.

Por lo tanto, si la actual revaluación es motivo de limitación salarial ¿Es posible pactar que en el momento en que se produzca una nueva devaluación, se reconozca el incremento salarial que hoy se niega?

Lo cierto es que no podemos abrir la compuerta, para que a nombre de la productividad se busque una disminución de salarios y se justifiquen salarios por debajo del mínimo.

El sindicalismo colombiano lleva cuatro componentes a considerar en la discusión sobre incremento del salario mínimo, previa actualización salarial por el desfase de la inflación con respecto al aumento decretado el año anterior, que son:

  • Recuperación del poder de compra, medida por la inflación pasada.
  • El ajuste de productividad del trabajo ü Aumento adicional distributivo generado por el incremento del PIB
  • Ajuste por PTF.

En esta oportunidad valoraremos estas formulaciones, esperando que tanto el Gobierno como los empresarios acojan la propuesta de un de un incremento real de salarios.

(*) Presidente y Secretario General de la CUT . Web
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones