Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA
SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES DE LA INDUSTRIA METALÚRGICA (SINTRAIME)

Embestida contra los trabajadores sindicalizados

Frente a los graves hechos sucedidos en CMA - INCOLMA el jueves 06 de febrero los trabajadores sindicalizados de la compañía reunidos en su asamblea general hacen las siguientes claridades.

Rebanadas de Realidad - SINTRAIME-CUT CALDAS, Manizales, 11/02/08.- La Empresa ha venido pre-avisando trabajadores con antigüedades superiores a los 20 años de servicio y con contratos a término fijo, argumentando que la revaluación del peso y la devaluación del dólar ha disminuido las ganancias de la compañía, decisión que se empezó a implementar cuando los trabajadores con contrato de trabajo a término fijo, se afiliaron a la Organización Sindical. La Empresa niega que esta sea una retaliación contra la organización, pero los hechos muestran lo contrario, muy a pesar que el derecho de asociación esta contemplado en nuestra constitución.

La Empresa tiene más de 600 temporales, viene violando la ley habida cuenta que la Norma establece que tales contratos no pueden ser superiores a un año y algunos ya tienen 7 años con la Compañía; los trabajadores que se han sido pre-avisados vienen siendo reemplazados por temporales a quienes se les paga un menor salario y se les presiona hasta el limite para que produzcan más. La Empresa solo tiene 60 trabajadores con contrato a término indefinido y de ellos 40 están sindicalizados en Sintraime, organización tiene firmada una Convención Colectiva con la Empresa, de casi 180 trabajadores con más de 15 años de antigüedad, más de 60 se afiliaron al Sindicato y casi la totalidad han sido despedidos, la Empresa anuncio que por problemas de revaluación, nunca por responsabilidad que competa al Sindicato, ha decidido no prorrogar los contratos de 133 trabajadores que tienen contrato de trabajo a término fijo y manifestó en una reunión que si la revaluación continuaba la Empresa tendría que cerrar.

El Sindicato propuso instalar una mesa de trabajo y que de común acuerdo se buscaran alternativas para solucionar el problema, la Empresa negó esta posibilidad pese a que la organización sindical manifestó que ya había fallos judiciales que demostraban que la Empresa violaba la ley en los temas de contratación, pero que su interés era definir internamente esta situación. Mauricio Ruiz cerró toda posibilidad de negociación.

De manera mentirosa y temeraria, el Dr. Mauricio Ruiz Gerente de CMA - Incolma, reunió en el patio de la Empresa a los trabajadores temporales y de forma por demás irresponsable le dijo a los temporales que si CMA - Incolma se liquidaba era responsabilidad de la Organización Sindical; por razones obvias los trabajadores temporales arremetieron de manera violenta contra los trabajadores sindicalizados y la Junta Directiva del Sindicato que se encontraba en reunión y se debió desplazar a la compañía. La temporalidad en CMA - INCOLMA se ha utilizado para burlar el pago y reconocimiento de los derechos de los trabajadores y el Sindicato ha venido solicitando que los trabajadores fueran vinculados a la compañía. El Ministerio de la Protección Social le ha dado la razón a la Organización Sindical, multando a CMA - Incolma por violación a la ley; queda claro entonces que el Sindicato no esta en contra de los temporales, no esta por el cierre de CMA y el despido de los trabajadores sindicalizados ha sido un atentado al derecho de asociación.

Hemos decidido pedir la intermediación directa de la administración de la ciudad y particularmente del Dr. Juan Manuel Llano, Alcalde, para que evite que el conflicto tome niveles de no retorno y se pueda salvar para la ciudad los mil puestos se trabajo que tiene CMA - Incolma.

Mauricio Ruiz Gerente de CMA - Incolma, será el responsable de la integridad física de la dirigencia sindical en CMA - Incolma, de los trabjadores sindicalizados, de los no sindicalizados y de los temporales, por cuanto ha sido él, con sus mentiras el que ha caldeado de manera indebida el ambiente en una Empresa donde se producen herramientas agrícolas que en manos de personas, azuzadas indebidamente por un gerente irracional que justifica su cargo atacando a los trabajadores sindicalizados.