Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA

Conflicto Colombia-Ecuador

Por Carlos Rodríguez Díaz y Gustavo Triana Suárez (*)

Rebanadas de Realidad - CUT, Bogotá, 04/03/08.- La Central Unitaria de Trabajadores de Colombia – CUT, ante los acontecimientos desencadenados como consecuencia de las operaciones de tropas colombianas en zona ecuatoriana limítrofe con Colombia.

Manifiesta:

a. Es una reprobable realidad que el conflicto interno padecido por el país en más de 40 años, ha causado muchas víctimas en combate e involucrado a miles de hombres, mujeres y niños de la población civil.

b. Las operaciones militares adelantadas recientemente en la frontera con Ecuador, han suscitado un unánime rechazo internacional por la violación de la soberanía territorial de la hermana república. La aplicación de la política de seguridad democrática que viene imponiendo el presidente de Colombia Alvaro Uribe Vélez, no tiene miramiento con el derecho público internacional y la coexistencia pacífica de las naciones. Ante los argumentos esgrimidos por el gobierno colombiano, nuestra Central deja claro que no cabe justificación alguna para una agresión de tal naturaleza.

c. La CUT considera que a pesar de los acontecimientos en mención, seguimos impulsando el acuerdo humanitario que le abra las puertas a una solución política negociada al conflicto interno. Frente al conflicto con Ecuador y Venezuela, demandamos diálogo y salidas diplomáticas y concretamente urgimos por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales con Ecuador.

d. Ante el deterioro de las relaciones diplomáticas con las naciones vecinas demandamos mesura y ponderación de las partes, búsqueda de espacios multilaterales como la OEA, la ONU y países amigos, que contribuyan a mejorar el clima y recomponer dichas relaciones entre países hermanos.

e. Rechazamos las expresiones o manifestaciones que estimulen una confrontación bélica entre nuestros países y hacemos un llamado a los pueblos hermanos y en particular al movimiento sindical para que desarrollemos todas las acciones necesarias para alcanzar el respeto a la soberanía de nuestras naciones, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales y la hermandad de nuestros pueblos.

(*) Presidente y Secretario de Asuntos Energéticos y Mineros. Web
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones