Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA
Pensiones sin protección
Por Carlos Rodríguez Díaz, Presidente de la CUT.

Rebanadas de Realidad - CUT, Bogotá, D.C., 10/05/08.- El régimen de pensiones, se encuentra en riesgo de perder su seguridad, y la garantía que constituye para el adulto mayor con recursos sanos que le permitan vivir dignamente, pues se pretende con una Reforma Financiera, jugar con la estabilidad de las pensiones de jubilación de trabajadores y trabajadoras, quienes han cotizado por largos años con expectativa de vivir dignamente, ser adulto mayor autosuficiente y ser autosuficiente.

El 2007, para trabajadores y trabajadoras fue de la gran sorpresa, ya que el dinero abonado a sus cuentas de pensiones y cesantía, presentó una fuerte disminución, rebaja en la mesada pensional, y en saldo de cesantía. Lo anterior, producto de que ese ahorro, esa expectativa se colocó a jugar en bolsa, enfrentándose a la volatilidad y riesgo de los mercados accionarios.

Esta reforma financiera que pretende la autorización previa de los trabajadores para que su seguridad futura quede sujeta a la rentabilidad y al riesgo de los mercados, cuando la pensión, no solo es una necesidad, sino, una certidumbre para el beneficiario directo, como para su familia, más, cuando se está en presencia de menores, o de discapacitados y el cotizante fallece.

Mientras, que las inversiones en el sector financiero son aleatorias, producen riesgo e incertidumbre para los potenciales beneficiarios, no existe simetría entre las expectativas ciertas del cotizante y el uso que los Fondos hacen de los recursos, en el mercado financiero cargado de volatilidad, que puede disminuir o eliminar los fondos de ahorro con fines previsionales, en consecuencia con repercusión nefasta en la estabilidad de los trabajadores y del futuro adulto mayor.

La pensión y la cesantía cumplen y están establecidas como protección y estabilidad, desde el punto de vista de la economía, deben ser una fuente de financiación de actividad productiva, que generen valor agregado, que en efecto garantice la reproducción económica del esfuerzo de ahorro, y como tal, la disponibilidad para atender las mesadas, dentro de un marco de desarrollo económico y social.

Los perfiles, como está diseñada la utilización de los recursos en portafolio de inversiones financiera especulativa, es altamente riesgosa para garantizar los recursos que deben preservar su valor a través del tiempo.

Por otro lado, copiando el ejemplo austral, pretende dejar en manos de los cotizantes, la elección entre diferentes alternativas de inversión, situación que riñe radicalmente con la realidad, ya que a la larga, lo que busca es una simple autorización, para que el trabajador que no es un técnico para hacer evoluciones en bolsa, destine el recurso de su ahorro pensional en un mercado de riesgo.

Los recursos de los trabajadores, deben tener y tienen connotación social elevada y su destino debe contar con la mayor protección para evitar y prevenir cualquier riesgo de dilapidación en aventuras especulativas.

El ahorro de pensiones y cesantías de los trabajadores, debe ser la inversión productiva que contribuya a la capitalización del país, a la generación de empleo y al bienestar de los trabajadores y trabajadoras, en consecuencia, no debe aventurarse en inversiones riesgosas e inciertas, que diluyan su valor real a través del tiempo.

El aporte financiero con estos recursos debe hacerse a través de título de deuda, suscripción de bonos avalados por el Estado, en empresas públicas del sector productivo real. Inversión que debe garantizar su valor real a través del tiempo, ajustar en su valor nominal por el índice de precio al consumidor. Su remuneración compuesta por la corrección monetaria, antes señalada, más una tasa de interés positiva calculada a largo plazo a partir de los estimativos sobre la rentabilidad esperada de la ponderación de las inversiones realizadas.

Sí en un momento dado, el rendimiento productivo por las inversiones realizadas no es suficiente para cubrir el costo financiero de las tasas de interés, aquí consideradas, el presupuesto en su vigencia inmediata siguiente debe hacer las provisiones para cubrir los faltantes.

No puede permitirse, alternativas, como las anunciadas en el “Portafolio” de 10 de abril de 2008, que pretende crear tres tipos de fondos para pensiones y dos para cesantías diferenciados en el porcentaje máximo que la reforma financiera dispone que podrá invertir en renta variable, acciones, inversiones en proyectos de infraestructura a largo plazo y como lo señala la información de prensa por lo general...” al principio dan pérdidas...”

Para los fondos de pensiones, se pretende una inversión agresiva, en donde se invierta hasta el 70% en renta variable, enfocada para trabajadores con expectativa de vida laboral entre 30 y 35 años; un fondo moderado con una inversión riesgosa hasta un máximo de 40 % y un tercer fondo con tope de 20 %, destinados a trabajadores próximos a obtener su pensión.

Esta propuesta que desde ya rechazamos, deja sin protección el sistema general de pensiones y la cesantía de los trabajadores. Las sumas abonadas como ahorro, en fondos de pensiones y en fondo de cesantía deben gozar de la garantía y la protección del Estado y no arriesgar la seguridad de vida del trabajador adulto mayor, y el ahorro por cesantías.