Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA
Gobierno y empresarios responden denuncias sindicales en sesión especial de OIT
Por Carlos Rodríguez Díaz, Presidente de la CUT.

Rebanadas de Realidad - CUT, Ginebra, 03/06/08.- Tal y como ocurrió en el año 2007, este año, de nuevo Colombia es la manzana de la discordia en la 97ª Conferencia de la OIT, que se realiza en Ginebra, Suiza. Desde el 28 de mayo, día en el que se inició la Conferencia, en todos los sitios el tema central es Colombia, pues el informe presentado por el Comando Nacional Unitario a la Conferencia, y que fue elaborado con el apoyo del Equipo Jurídico CUT-CTC, la Escuela Nacional Sindical y la Comisión Colombiana de Juristas, es de gran valor y mucha contundencia, ya que reafirma y complementa las denuncias sindicales que presentamos a la Misión de Alto Nivel que la OIT llevó a Colombia en noviembre del año pasado.

Por supuesto que Empresarios y Gobierno haciendo causa común, en una inmensa campaña trataron de desvirtuar la exigencia sindical de que respondan ante la Comisión de Normas. Esta vez se repitió la monolítica unidad entre empleadores y Gobiernos, prevaleciendo las razones políticas de los gobiernos, quienes soslayaron el respeto a la vida y a las libertades sindicales, y dan paso a un lamentable rasero político que debilita la misión de la OIT.

Mientras el contubernio entre empresarios y gobiernos argumentaba la importancia del TLC y la utilización que haría el sindicalismo si Colombia era llamada a responder; la CSI, en cabeza del compañero Guy Rayder se reunió con el señor Juan Somavia, director de la OIT, luego con el señor Funes de Rioja, vocero de los empleadores de la Conferencia, para demandar el cumplimiento de la decisión de la Comisión de Normas que plantea que Colombia debía responder.

Entre tanto, la delegación sindical colombiana publicó y distribuyó entre los delegados a la Conferencia, en inglés y en español, una síntesis del informe que titulamos "derechos y libertades en Colombia". También elaboramos una carta al presidente de la 97ª Conferencia de la OIT que denominamos "sobre Colombia, el sindicalismo interpela a la Conferencia de la OIT en Ginebra".

Todo lo anterior, obligó a que Colombia responda el martes 3 de junio de 2008, a partir de las 10 de la mañana en una SESIÓN ESPECIAL, las denuncias sindicales. Esta sesión especial tendrá una duración de tres horas y seguirá las reglas de los debates en donde rinden cuentas los países, y sus conclusiones se asumirán por la Comisión de Normas. De manera que, el contenido del debate hará parte de las actas de la Comisión y sus definiciones se tomarán como orientaciones a cumplir.

El sindicalismo colombiano valora positivamente este hecho que lleva a Colombia a presentarse "voluntariamente" a una sesión especial, pero que evidencia la inexistencia de un diálogo social eficaz en Colombia, que de no fortalecerse, pone en peligro el sistema de la OIT.

Los trabajadores colombianos que sentimos el rigor de la intransigencia y la intolerancia empresarial y gubernamental, seguimos luchando porque en Colombia se cumpla el acuerdo tripartito y se materialicen las garantías democráticas para el ejercicio de la actividad sindical.

Queremos resaltar la gravedad de que una vez más, un país como Costa Rica, no sea llamado a responder cuando su Gobierno elevará a rango constitucional la eliminación del sindicalismo, al darle ese status al solidarismo.

Si bien la CSI y la CSA, en nuestro caso, jugaron a fondo por el llamado a Colombia a la Comisión de Normas de la OIT, lo concreto es que resulta imperativo alertar al sindicalismo sobre las pretensiones de los enemigos del diálogo social eficaz que busca afectar y hasta liquidar el sistema de la OIT.