Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA
Para bien, Uribe y Chávez voltean pagina borrascosa
Por Carlos Rodríguez Díaz, Presidente saliente de la CUT

Rebanadas de Realidad - CUT, Bogotá, 15/07/08.- Tres horas de diálogo entre los presidentes de Colombia y Venezuela, con responsabilidad y sensatez, fueron suficientes para darle vuelta a la página borrascosa, que generó roces innecesarios y afectó negativamente el hermanamiento entre nuestros países.

De esta positiva reunión, según conocimos de fuentes serias, surge una nueva etapa de relaciones bilaterales que empieza con importantes compromisos como la posibilidad de que Colombia forme parte de petrocaribe, que es un programa de combustible barato que Venezuela comparte con países de Centroamérica y el Caribe.

Además, hubo reciproco interés en la construcción de un ferrocarril que iría desde el Caribe venezolano hasta el pacifico Colombiano. También, definieron revisar el acuerdo automotor sobre la importación de vehículos para subir las cuotas y el de autopartes. En relación con los alimentos, impulsar conjuntamente un proyecto agroindustrial en la región limítrofe entre Vichada y Apure.

Van a reactivar las comisiones de integración y asuntos fronterizos y agilizarán el trámite para que se paguen pronto los dineros que están pendientes para los exportadores colombianos.

Sin duda, el sindicalismo colombiano observará con satisfacción el que los presidentes, Uribe y Chávez, hayan acordado voltear la página borrascosa, puesto que a juicio del mismo, estaban en juego un millón de empleos, situación que los condujo a dialogar, inicialmente con el Doctor Álvaro Uribe y luego, mediante carta, a solicitarle audiencia al presidente Hugo Chávez.

Recordemos que el intercambio comercial del 2007 alcanzó los 5000 mil millones de dólares y en lo corrido del 2008, asciende a 2300 millones de dólares. Aquí es preciso comentar que, entre otros, los trabajadores de la Mazda, agrupados en Sintrautoscol, ejemplarizaron con su accionar para superar la crisis, por lo que para ellos esperamos reciprocidad.

Finalmente demandamos que la normalización económica y política entre Colombia y Venezuela, también afiance el cumplimiento de los derechos laborales y el desarrollo de los convenios de la OIT ratificados por los dos países hermanos.