Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA
No hay trabajo decente, ni ingresos decentes para los corteros de caña

Rebanadas de Realidad - CUT, Bogotá, 18/10/08.- El oficio de cortero de caña es físicamente destructivo por las largas jornadas al sol y al agua y enfermedades profesionales graves.

Los corteros de caña no tienen horario, la protección en salud y en riesgos profesionales es precaria, no reciben dotación, son multados en los días en que la enfermedad o el clima les impide trabajar, carecen de la menor estabilidad, de hecho mes a mes se les deduce dinero para ayudar a la sobrevivencia de los corteros enfermos, a los que ni los ingenios, ni las cooperativas, ni las EPS protegen.

Recientes avisos de prensa pagados por ASOCAÑA, siguen malinformando al decir que el ingreso de los corteros es casi dos veces el salario mínimo. Eso no es cierto, cada mes se les deduce de la compensación dinero para pagar herramientas, deducciones de salud, auxilio funerario, aportes sociales para el sostenimiento de la cooperativa, deben pagar las multas por los días no laborados y la solidaridad con los corteros enfermos.

Un cortero promedio trabaja 26 días de cada 30, durante 10 y 11 horas diarias, cortando en promedio con sus manos y su cuerpo 120 toneladas de caña, el ingenio le paga a las cooperativas, que intermedian el suministro de la fuerza de trabajo, según la información suministrado por los propios industriales, cerca de $1.500.000 mensuales por trabajador, sin embargo, los estudios hechos en el sector informan que en promedio los corteros no reciben más de $580.000 mensuales por un trabajo durísimo. Hay entonces unas cifras que no cuadran.

Como si lo anterior no bastara a los corteros no se les pagan horas extras, ni dominicales, las vacaciones les son pagadas proporcionalmente mes a mes, sin poder en últimas tener derecho a ellas, no se les paga los días no laborados por lluvia o por razones imputables al ingenio, no tienen tampoco derecho a pago de incapacidades menores de 3 días.

Estamos frente a un nuevo fenómeno de esclavitud

En contraste, las utilidades netas de los industriales azucareros han crecido velozmente. En el año 2007 han llegado a ser casi 500.000 millones de pesos, utilidades en buena parte debidas a los subsidios que recibe del Estado por la producción de etanol y que hacen al gobierno corresponsable por la explotación de los trabajadores al hacerles el favor a los ingenios de no supervisar el cumplimiento de derechos laborales en la industria, de impedir la sindicalización, perseguir a los trabajadores y señalarlos de terroristas.

Es extraño además que los gerentes de cooperativas que supuestamente pertenecen a los trabajadores, condenen a través de avisos pagados en la prensa a los trabajadores que formalmente deberían ser los dueños ¿Quiénes son entonces los dueños de las cooperativas de trabajo asociado en la caña de azúcar?

No es cierto tampoco, como se dice en los avisos pagados, que la OIT avala y promociona la contratación por cooperativas. Todo lo contrario. La OIT, ante la proliferación de cooperativas y otros contratos de servicios utilizados por los empleadores para abusar de los derechos sindicales y la negociación colectiva de los trabajadores, ha pedido al gobierno colombiano que adopte sin demora disposiciones legales para corregir esos abusos.

Detrás del paro de los corteros lo único que hay detrás es una infame política laboral sin derechos laborales y sin libertades sindicales que bloquea toda posibilidad de dialogo social. El paro de los corteros de caña es justo y sus reivindicaciones legítimas, esta es una movilización por la sobrevivencia.

Para toda la información sobre la situación de los corteros y la evolución del paro visítenos en la página web: www.trabajodecente.org.co; www.cut.org.co y háganos sus comentarios

Sinalcorteros
Central Unitaria de Trabajadores - CUT
Campaña Colombiana por Trabajo Decente
Escuela Nacional Sindical