Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA
¡No a las bases militares gringas en nuestro territorio!
Por Tarsicio Mora Godoy y Domingo Tovar Arrieta , Presidente y Secretario General

Rebanadas de Realidad - CUT Bogotá, 12/03/09.- En el mismo momento en que el presidente Rafael Correa anunció la terminación del acuerdo que permite el uso por parte de Estados Unidos de la Base Militar de Manta, en el Pacifico ecuatoriano, se presentaron varios rumores sobre las distintas opciones a las cuales recurriría el imperio para suplir las instalaciones militares desde donde se ejecuta buena parte del Plan Colombia. Actualmente, desde Manta, Curazao y Tres Esquinas, en el departamento de Caquetá, el Comando Sur mantiene vigilancia sobre la región de los Andes y la Orinoquia, zonas de vital importancia para Washington y hoy presididas por gobiernos adversos a sus designios, con las vergonzosas excepciones de Perú y Colombia, que hacen las veces de puntales de los intereses gringos.

Lo que hasta hace unas semanas eran rumores lo acaba de corroborar el ministro Juan Manuel Santos: "Estamos ampliando la cooperación en todo sentido y parte de eso es el acceso a nuestras bases, y eso es lo que estamos negociando", dijo en declaraciones al diario El Espectador. Entre tanto, el presidente para Asuntos Exteriores de la Cámara Baja, el demócrata Elliot Ángel, declaró al mismo diario: "Estados Unidos necesita una base así en la región y tendrá que reemplazarla. Colombia es la elección más natural y lógica para esto". Estas afirmaciones se dieron en medio de las visitas de Santos a Washintong y del Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de EU, almirante Michael Millen, a Colombia.

Estamos ante la profundización del intervencionismo militar de Estados Unidos en la región y particularmente en Colombia, donde hay presencia de asesores militares, contratistas (mercenarios), agentes de la DEA, la CIA y el FBI. Se está negociando la autorización para usar las bases aéreas del país, el estacionamiento de tropas, equipos y embarcaciones en cualquiera de las instalaciones militares de la República, por ejemplo, en la base naval de Bahia Malaga, o en Cartagena, Palanquero, Barranquilla y Apiay, entre otras. Al ser ocupado el territorio nacional por tropas gringas, en clara amenaza a la soberanía de las naciones vecinas, estamos siendo puestos en situación de total pérdida de la soberanía nacional. No hay paralelo de semejante sumisión en todo Suramérica.

La CUT manifiesta su rechazo al despropósito de convertir nuestro territorio en base militar de los gringos, reclama la salida de las tropas y personal militar extranjero del país y llama a los trabajadores y a todos los demócratas de Colombia a manifestarse de manera enérgica contra esta nueva vulneración de nuestra soberanía nacional. La constante injerencia de Estados Unidos en la región pretende desestabilizar gobiernos vecinos elegidos democráticamente y pone en dificultades las relaciones comerciales y la integración de nuestros pueblos; mientras sus multinacionales y su capital financiero se alzan con los recursos naturales y el trabajo de los países sometidos.

El proceder del gobierno de Álvaro Uribe no representa el interés nacional y es una demostración más de su abyección a los intereses imperiales de Estados Unidos.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de la Presidencia de la CUT.