Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA
Gobierno y empresarios contra los trabajadores
Por Tarsicio Mora Godoy y Domingo Tovar Arrieta, Presidente y Secretario General

Rebanadas de Realidad - CUT Bogotá, 02/04/09.- El Comité Ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores – CUT en su reunión efectuada el 31 de Marzo de 2009, recibió el informe de los representantes de la CUT, respecto a lo ocurrido en la reunión de la Comisión de Concertación realizada el 30 de Marzo de 2009 por lo cual aprobó el presente pronunciamiento.

La Comisión Nacional de Concertación ha perdido su carácter tripartito, en consideración a que el Gobierno Nacional representado por el Ministro de la Protección Social y la Salud y los gremios empresariales han convergido en alianza de mutuos intereses contra los planteamientos y propuestas del sector trabajador representado por las Centrales Sindicales Nacionales y la Confederación de Pensionados de Colombia. Lo anterior, se confirma cuando al abandono de la mesa de negociación para determinar el salario mínimo a finales del año inmediatamente anterior, por parte de los empresarios con la anuencia del Gobierno, ahora anuncian a través del Ministro Dr. Diego Palacio Betancourt que no justifican nuevas convocatorias de la Comisión Nacional de Concertación porque los trabajadores y los pensionados representados en esa mesa no ofrecen “nada a entregar” para la solución de la crisis económica, que en lo nacional e internacional se está haciendo sentir cada vez con mayores consecuencias negativas para el desarrollo económico y la equidad social. Así mismo el señor Ministro ha hecho saber de su frustración por los resultados de la Comisión de Concertación, a través de los medios masivos de comunicación.

El Comité Ejecutivo de la CUT, manifiesta que la Comisión Nacional de Concertación es una herramienta de trabajo determinada por la Constitución Política de Colombia según su Artículo 56 y reglamentada por el Decreto 278 de 1996, que establece la obligatoriedad de los gobiernos de turno a convocarla para entre otros asuntos “contribuir a la solución de los conflictos colectivos de trabajo y concertar las políticas salariales y laborales”. Por lo tanto no depende de un acto de liberalidad o de buena voluntad del Gobierno convocarla según sus propios intereses.

La crisis del modelo económico internacional que afecta directamente el comportamiento de la economía nacional, es la misma crisis de quienes diseñaron e impusieron el modelo capitalista imperante y de los gobiernos sometidos a las consecuencias de abrazar la banca usurera internacional. La Central Unitaria, fue enfática en rechazar las primeras declaraciones del Presidente Álvaro Uribe Vélez y su Ministro de Hacienda, cuando manifestaron que la economía colombiana se encontraba blindada, por ser una economía muy poco comprometida con el contexto mundial de la misma, a estas afirmaciones no se hizo esperar el coro de los gremios empresariales y de los asesores economistas neoliberales apoyando la tesis del Gobierno. En la actualidad, aceptan sin reconocer los argumentos de la CUT que indefectiblemente la recesión mundial generaría consecuencias graves en la economía nacional y fundamentalmente en la destrucción del empleo estable y en la cuestión social.

Nuevamente, como fórmula de salvación, Gobierno y empresarios miran nuevas reestructuraciones en el ámbito laboral y sin consultar ni concertar como demanda la Comisión Nacional de Concertación han impuesto una agresiva política de despidos colectivos de trabajadores y trabajadoras coincidencialmente de contratos a término indefinido, sindicalizados y con convenios colectivos, para ser sustituidos por trabajadores tercerizados de salario mínimo o vinculados a través de las funestas cooperativas de trabajo asociado. Empresarios y Gobierno, evaden toda responsabilidad de diálogo y concertación en perspectiva de diseñar y construir un modelo económico que apunte a la disminución de la iniquidad social, a una reforma agraria integral que detenga los fenómenos de exclusión y exterminio de la clase trabajadora campesina y a un modelo de definición y participación incluyente sobre los tratados de libre comercio que en verdad consulte los intereses de la nación en su conjunto y no solo los privilegios de las transnacionales y los monopolios industriales y económicos del país.

Por lo expuesto, la Central Unitaria se reafirma en su convicción de que la crisis económica mundial y nacional fue gestada por las equivocaciones del modelo avasallante impuesto por los ricos y son los ricos los responsables de revisar sus ambiciones, si se quieren Estados con equidad social. La CUT, fijó oportunamente cuando se pretendió dar el debate para concertar el salario mínimo, su propuesta sobre equidad social que incluye la generación de empleo como uno de los elementos fundamentales para el crecimiento de la economía y el desarrollo social.

Frente a las amenazas del Gobierno Nacional, de no convocar la Comisión Nacional de Concertación siendo una obligación constitucional, opondremos la movilización fruto de la convergencia social y política de todos los sectores en actitud de oposición y rechazo al modelo de imposiciones y violaciones de la Constitución Nacional impuesto por el Presidente Álvaro Uribe Vélez.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de la Presidencia de la CUT.