Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT) - COLOMBIA / Web
La CUT condena el Golpe de Estado en Honduras
Por Tarsicio Mora Godoy y Raúl Arroyave Arango, Presidente y Director Departamento de Relaciones Internacionales

Rebanadas de Realidad - CUT, Bogotá, 30/06/09.- En la madrugada del sábado 28 de junio de 2009 el presidente de Honduras Manuel Zelaya, elegido democráticamente, fue apresado por un comando militar en su residencia, secuestrado y sacado de la misma hacia una base militar y embarcado subrepticiamente con destino a Costa Rica. Este hecho aberrante fue la culminación de un Golpe de Estado perpetrado por las fuerzas de extrema derecha Hondureña que amangualadas con la cúpula del Ejército, el Congreso de la República y la Corte Suprema de Justicia resolvieron, de esta manera, truncar un proceso de Reforma Constitucional Democrática que impulsaba el derrocado presidente Zelaya.

El pretexto para este Golpe de Estado no fue otro que la convocatoria a una consulta popular mediante la cual se buscaba habilitar al gobierno para la organización de una Asamblea Nacional Constituyente que debería abordar las reformas necesarias al viejo orden oligárquico prevaleciente en Honduras desde los tiempos de la independencia frente a España. En este sentido la designación por parte del Congreso Hondureño del señor Roberto Michelletti para que usurpe la Presidencia de Honduras no deja de ser un acto espurio, que reedita esta vez en cabeza de un civil, la antigua tradición golpista del ejército hondureño perpetrada una y otra vez a lo largo del siglo XX.

Es claro que la oligarquía hondureña no le perdona al Presidente Manuel Zelaya el haber optado por suscribir a nombre del país los acuerdos del ALBA, en virtud de los cuales se le permitiría a Honduras, entre otras cosas, importar medicamentos genéricos de alta calidad provenientes de la medicina cubana, lo cual rompería el férreo monopolio que las grandes multinacionales tienen en Honduras abusando de las normas de propiedad intelectual inherentes a los Tratados de Libre Comercio.

A la usanza típica de los viejos Golpes de Estado el espurio gobierno de Roberto Michelletti ha decretado el toque de queda, cortado el fluido eléctrico, intervenido los medios de comunicación opositores y militarizado el país, utilizando la fuerza pública para intimidar a la población. Sin embargo, el pueblo hondureño ha salido a las calles a rechazar resueltamente el Golpe, el movimiento sindical hondureño y mundial se ha pronunciado contra el Golpe, embajadores de casi todos los países del mundo lo han rechazado de viva voz y las organizaciones internacionales de diversos países se han pronunciado en igual sentido.

Es deber de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, expresar nuestra más sincera solidaridad con la lucha del pueblo y los sindicatos hondureños, unir nuestra voz a la de aquellos que claman por la restitución en la Presidencia de Honduras del Presidente Manuel Zelaya y por que las pretensiones oligarcas y retardatarias del Golpe de Estado lleguen definitivamente a su fin.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de la Presidencia de la CUT.