Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
REPÚBLICA DOMINICANA

Historia del Sindicalismo Dominicano

Por José Gómez Cerda (*)
Capítulo I: Los Antecedentes
Capitulo II: 1961/1962
Capítulo III: 1963, 1964
Capítulo IV: 1965, 1966
Capítulo V: 1967, 1968
Capítulo VI: 1969, 1970
Capítulo VII: 1971, 1972
Capítulo VIII: 1973, 1974

Rebanadas de Realidad - Santo Domingo, 04/07/06.- A fines del siglo XIX es cuando empiezan a organizarse diversos grupos de trabajadores en la Republica Dominicana.

El principal pionero fue José Eugenio Kunhardt, quien organizó varias asociaciones de trabajadores en San Pedro de Macorís, Santo Domingo y Puerto Plata. Las primeras asociaciones eran mutualistas, de ayuda propia y socorro mutuo, además realizaban actividades sociales.

Uno de los primeros sectores que se organizaron fueron los Panaderos. Se cuenta que durante el gobierno del Presidente Ulises Heureaux (Lilis), los panaderos decretaron una huelga en Santo Domingo, en demanda de aumento de salarios. El Presidente les hizo dos llamados que no convencieron a los panaderos, a la tercera vez el Presidente les dijo "Desde este momento entran ustedes como miembros de la Guardia Nacional, y como yo soy el Comandante en Jefe, les ordeno que regresen a sus trabajos", así logró romper la huelga, considerada como una de las primeras de los trabajadores dominicanos…pero no los reconoció luego como guardias.

Al finalizar el siglo XIX no existía en la Republica Dominicana una clase trabajadora organizada, no se había constituido ninguna organización sindical, los partidos políticos y líderes sociales no tenían una claro concepto ideológico. A principios del siglo XX el país estaba desorganizada política, económica y socialmente.

En 1905 se forman algunas organizaciones de trabajadores, entre ellas el Gremio de Panaderos de Santiago, también surgen otras asociaciones en los sectores portuarios y azucareros.

En 1915 los norteamericanos desembarcan y ocupan militarmente a Haití.

El 15 de mayo de 1916 las fuerzas militares norteamericanas ocupan a Santo Domingo, alegando que el Departamento de Estado de USA solicitaba al Congreso Dominicano que prorrogara la elección gubernamentales, pero el Congreso eligió al Dr. Francisco Henríquez y Carvajal como Presidente Provisional.

El 20 de noviembre de 1916 el Capitán H. S. Knapp lanza una proclamación informando que la Republica Dominicana está bajo la orden del Gobierno de los Estados Unidos y bajo la Ley Militar. Esa intervención de Estados Unidos duró hasta 1924.

En 1918 se celebró en Laredo, México, una reunión con dirigentes sindicales norteamericanos de la American Federation of Labor ( A.F.L.), dirigida por Samuel Gompers, para formar con organizaciones sindicales de América Latina, una asociación panamericana llamada CONGRESO OBRERO PAN AMERICANO (COPA), primer intento de las organizaciones sindicales norteamericanas de controlar el sindicalismo de América Latina.

En el II Congreso de la COPA, que se realizó en Nueva York, Estados Unidos, del 7 al 10 de julio de 1919, la delegación de República Dominicana es presidida por José Eugenio Kunhardt, y denuncian la intervención norteamericana y denunciaron las condiciones de trabajo de los obreros dominicanos durante la intervención norteamericana. A ese Congreso también participó el Dr. Rafael Estrella Ureña. En base a las denuncias de la delegación dominicana la AFL envió posteriormente una carta al Presidente de Estados Unidos reclamando la libertad de los trabajadores y el pueblo dominicano.

En la denuncia Kunhardt explicó que el Gobierno Militar de Ocupación realizó la emigración de 800 braceros procedentes de las islas Martinico, Saint Kitts y Saint Maarten, para trabajar en el Ingenio Consuelo, por salarios muy bajos; relató también que el trafico de azúcar dominicana hacia Estados Unidos se efectuaba por medio de los buques de la Clyde Stemship company, empresa que contrataba braceros negros en otras islas para trabajar en las cargas y descargas de los buques, y que luego los devolvía a sus islas de origen, poniendo en dificultades el trabajo de los portuarios dominicanos.

Los dominicanos participaron también en el III Congreso de la COPA que se realizó en México en 1921 y en el IV Congreso realizado también en México, en 1922, que pidió oficialmente la retirada de las tropas norteamericanas del territorio dominicano.

José Eugenio Kunhardt fue uno de los pioneros del sindicalismo dominicano, era un agrimensor, que siempre defendió a los trabajadores dominicanos, estuvo en la carcel y en el exilio durante el gobierno del Presidente Heureaux. Falleció en su ciudad natal de Puerto Plata en 1928.

En 1919 se creó en Santiago la Hermandad Cigarrera, formada por trabajadores de las diversas empresas tabacaleras de Santiago.

En 1920 se constituyó el Sindicato Nacional de Estibadores, en Santo Domingo, y otros gremios portuarios. Ese año se promulgó la ley 520, para reconocer las organizaciones sin fines de lucros. En 1921 se realizó la primera huelga de chóferes, contra el aumento del precio de la gasolina.

En 1924 las tropas de ocupación norteamericana abandonaron la Republica Dominicana.

El 17 de noviembre de 1929 se constituyó la Confederación de Trabajadores Dominicanos (C.T.D.), incorporada el 10 de abril de 1930 por el Presidente Rafael Estrella Ureña.

Rafael Leonidas Trujillo asume el poder en 1930, que comienza una etapa de una dictadura muy fuerte frente a los líderes de oposición, las organizaciones de trabajadores y contra los intereses del pueblo dominicano. Durante los gobiernos de Trujillo no existió libertad sindical.

En 1940 Ramón Marrero Aristy escribió una gran novela titulada OVER, que trata sobre la situación de los trabajadores azucareros del Central Romana, y de las condiciones de vida y trabajo en ese centro de trabajo.

En 1942 una huelga de trabajadores azucareros en el Central Romana es reprimida por los militares. En 1943 se dicta la primera ley para regularizar las organizaciones sindicales.

En 1944, cuando la II Guerra Mundial estaba en su apogeo, Trujillo se acercó a los sectores comunistas de América Latina, que en ese momento tenían una estrategia de acercarse a los gobiernos dictadores y militares. Esa la fecha de conmemorar el primer siglo de la independencia dominicana.

Una delegación dominicana participa en un Congreso de la Central de Trabajadores de América Latina (CTAL), que se realizó en Cali, Colombia.

En esa época la CTAL era la única organización sindical en América Latina, la COPA había desaparecido desde el 1930. La CTAL era dirigida por Lombardo Toledano, mexicano, fiel representante del comunismo internacional.

En 1944 se crearon varios gremios, entre ellos los empleados de hoteles, bares y restaurantes, además se fomentó la creación de clubes sociales de obreros.

En enero de 1946 se realizó la acción de mayor trascendencia de parte de los trabajadores frente a la dictadura de Trujillo que fue la huelga de trabajadores de la región del Este que se originó en La Romana y se extendió a San Pedro de Macorís, duró una semana y concluyó con un aumento en los salarios de los trabajadores, pero también le costó la vida a varios dirigentes, persecuciones y prisiones para otros.

El 2 de marzo de 1946 fueron asesinados en La Romana Ángel María Dickson (Blanquito), y Héctor Porfirio Quezada (Negrito).

El líder de estas acciones fue Mauricio Báez, quien después de estar en prisión logró asilarse en la Embajada de México, en Santo Domingo, salió hacia La Habana, Cuba, donde fue asesinado por esbirros del dictador Trujillo.

Mauricio Báez fue el principal líder obrero para los trabajadores azucareros del Este, desempeñó el cargo de Presidente de la Federación de Trabajadores de San Pedro de Macorís, tenía todas las características de un líder sindical nacional, tanto en la industria del azúcar como en toda la región del Este.

El 24 de septiembre de 1946 se realizó en Primer Congreso Nacional de Trabajadores, con la participación de dirigentes obreros de distintas regiones y tendencias, aprovechando la apertura que Trujillo brindó a grupos de oposición.

Después de la huelga azucarera y el Congreso Nacional de Trabajadores, el régimen de Trujillo tomó represalias contra diversos sindicales laborales. El Gobierno reorganizó la Confederación de Trabajadores Dominicanos ( C.T.D.), de tipo oficialista y prohibió el sindicalismo democrático. Los dirigentes de la CTD eran nombrados por el Partido Dominicano, partido oficialista de la dictadura.

El 17 de marzo de 1947 mediante la Ley 1367 se creó la Caja Dominicana de Seguros Sociales, la cual fue modificada el 30 de diciembre de 1948 mediante la ley 1896.

El 11 de junio de 1951 se promulga el CODIGO DE TRABAJO, Ley 2929, que luego se le llamó el CODIGO TRUJILLO DE TRABAJO.

El sindicalismo dominicano fue controlado, entre los seudos sindicalistas del Trujillismo los mas destacados eran Julio César Ballester, Prats Ramírez, Juan Pardilla hijo y Washington Guareño Marte.

En el exterior se organizaron diversos grupos de trabajadores exiliados. En 1948 se formó el CENTRO OBRERO DOMINICANO, en Venezuela: en 1959 se creó el SINDICATO LIBRE DE TRABAJADORES DOMINICANOS EN EL EXILIO, que funcionaba en Nueva York y Puerto Rico, coordinado por Fernando Muñiz; en 1960 se creó en Nueva York un grupo de la Juventud Obrera Cristiana (JOC), con la participación de jóvenes dominicanos, entre ellos José Gómez Cerda, Sabas Morillo, Rafael Peralta y Luis Henry Molina; en 1960 en Venezuela se creó el Frente Obrero Revolucionario Dominicano (FORD), dirigido por Pedro Trinidad, Antonio Soto hijo, Alfonso Suárez, Porfirio Jiménez, Amiro Cordero y otros dominicanos.

En 1959 se realizó un boicot internacional contra el régimen de Trujillo, acción respaldada por varias organizaciones sindicales de América Latina, entre ellas la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV).

En el orden interno se formaron varias organizaciones de trabajadores. El 23 de noviembre de 1960 se formó la Federación Nacional de Trabajadores Tabacaleros, integrada por los Sindicatos de la Compañía Anónima Tabacalera, la Hermanda Cigarrera, Enmanilladoras de Tabaco, Despalilladora, Enseronadores, Empacadores y Jornaleros, Empresa E. León Jiménez, todas estas organizaciones de Santiago; también los Enseronadores, Empacadores y Jornaleros de Moca, Empresa La Imperial de Moca y los Tabaqueros de Tamboril.

El 4 de abril de 1961 se formó, con la ayuda de organizaciones norteamericanas, la Federación Nacional de Trabajadores del Transporte, que agrupaba organizaciones de trabajadores al estilo norteamericano de Uniones, todas con el número de LOCAL 1870. Esta Federación agrupaba a las seccionales de Santo Domingo, Azua, Barahona, Puerto Libertador, Puerto Plata, Sánchez, La Romana, San Pedro de Macorís y Palenque. También estaban Las Uniones de Motoristas de Santiago, La Romana, Puerto Plata, Barahona, La Vega, San Cristóbal y Moca, y los Sindicatos de Arrimo Portuario (POASI), Conductores de Autobuses de Santo Domingo y los chóferes de Azua y San Pedro de Macorís.

El primer contrato colectivo de condiciones de trabajo se firmó en la Empresa E. León Jiménez, de Santiago, como condición para que el Gobierno le permitiera la entrada de unas modernas maquinarias para la elaboración de tabaco,

En 1960 la zafra azucarera fue un record, con una producción de 1,225,373 toneladas cortas de azúcar, y 65,599.320 galones americanos de melaza, con un personal de 64.873 trabajadores.

Para el año 1960 habían 85.591 trabajadores, empleados, obreros y aprendices, mas el sector azucareros antes mencionado que era la base de la economía nacional.

Uno de los hechos de mayor importancia en los finales de la tiranía de Trujillo fue la influencia que ejercieron varios españoles exiliados que lograron infiltrar orientación política y social a varios sectores nacionales, entre ellos hay que mencionar a Jesús de Galíndez.

Jesús de Galíndez escribió LA ERA DE TRUJILLO, el libro más importante que se escribió sobre la dictadura de Trujillo. El había creado el Departamento de Trabajo, además tenía experiencias internacionales. Ese libro le costó la vida, fue secuestrado en Nueva York y asesinado en Santo Domingo.

Otro hecho fue la creación de la Juventud Obrera Cristiana (JOC), institución de tipo religiosa, especializada para jóvenes, que dio mística a muchos jóvenes dominicanos.

El régimen de Trujillo obligó a dos Asesores de la JOC a salir al exilio, ellos eran los Padres Manuel González Quevedo, español, jesuita, y al dominicano Marcial Silva.

Otros hechos que influenciaron mucho a los trabajadores dominicanos fueron la subida al poder de Fidel Castro, en Cuba y la invasión del 14 de junio de 1959.

El asesinato del dictador Rafael Leonidas Trujillo, el 30 de mayo de 1961 cerró un capitulo para los trabajadores y el pueblo dominicano, sin embargo, para esa fecha la clase trabajadora dominicana se encontraba sin líderes, sin trayectoria sindical, y sin una organización representativa. Galidez se preguntaba en su libro: Donde se formaran los futuros dirigentes sindicales dominicanos?.

(*) Asesor de FENATRADO y de la CASC, República Dominicana
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones