Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ASOCIACIÓN DOMINICANA DE PERIODISTAS Y ESCRITORES (ADPE) - REPUBLICA DOMINICANA
Afiliada a la CASC y a la FELATRACS

El trabajo social y los recursos humanos

Por José Gómez Cerda, Presidente de la ADPE

Rebanadas de Realidad - Santo Domingo, 23/03/09.- El trabajo social tiene su origen en filosofías e ideales humanistas, religiosas y democráticas, está relacionado con lo social de las Personas Humanas.

Su aplicación es universal y se dirige hacia aquellas necesidades humanas que surgen de la interrelación personal-social, y también a desarrollar el potencial humano.

Si analizamos la etimología de "trabajo social", nos daremos cuenta que trabajo implica una acción de la Persona Humana, una operación, la cual tiene un objetivo y función determinada: Social, es lo perteneciente o relativo a la sociedad o desenvolvimiento del hombre y sus interacciones. Por tanto, el Trabajo social lo podríamos definir como una acción del hombre para la sociedad.

Los trabajadores sociales profesionales y los Encargados de Recursos Humanos, se dedican a conseguir el bienestar y la autorrealización de los seres humanos; al desarrollo y utilización correcta de los conocimientos respecto al comportamiento humano y social; al desarrollo de los recursos necesarios para atender las aspiraciones y necesidades de los individuos, de los grupos, nacionales; y a la consecución de la justicia social.

El trabajador social está obligado a aceptar los criterios de conducta ética en su acción y su comportamiento ante la sociedad. El Encargado de Recursos Humanos es un trabajador social especializado en leyes laborales, como el Código de Trabajo, la seguridad social, etc.

Cuando trabajamos para el dinero, para el comercio, para el mercado, para el capital, podemos mejorar nuestras condiciones de vida y trabajo, sin importar si ese trabajo perjudica o no, a los más pobres y necesitados.

El trabajo social no tienen muchos beneficios materiales, pues no está encuadrado dentro del mercado comercial, sin embargo, representa una satisfacción personal, cuando se trabaja al servicio de otras personas, para que sean mas dignas y humanas.

La profesión de trabajo social y los Encargados de Recursos Humanos promueven la resolución de problemas en las relaciones humanas, el cambio social, el poder de las personas mediante el ejercicio de sus derechos y su liberación y la mejora de la sociedad, mediante la utilización de teorías sobre el comportamiento humano y los sistemas sociales, el trabajo social interviene en los puntos en los que las personas interactúan con su entorno. Los principios de los Derechos Humanos y la justicia social son esenciales para el trabajo social.

El Trabajo Social, que nosotros entendemos, que debemos aplicar hoy y aquí, debe partir de la realidad nacional; existen cientos de personas, que hacen un trabajo social, tanto en el sector publico como el privado, y que no han tenido acceso a centros superiores de educación para actualizarse en sus actividades y para recibir orientaciones académicas, que les ayude a mejorar sus conocimientos, habilidades y acciones.

El mundo ha cambiado. Hoy, la sociedad globalizada está presente en todos los ámbitos del quehacer humano, desafiando y diseñando el nuevo mapa del mundo, impregnando el diccionario con nuevas palabras y en ella todos nos encontramos inmersos ideológica, política y económicamente. Se trata en pocas palabras de una realidad distinta en la cual se han transformado las formas de ser, actuar, pensar e imaginar.

Las nuevas generaciones discutirán las diversas teorías del Trabajo Social, nosotros no vamos a entrar en ese tipo de discusiones, sino hacer una labor de elevar la capacidad de acción de los hombres y mujeres que hoy son trabajadores sociales, aunque no tengan ningún titulo universitario ni de educación superior.

La profesión del trabajo social, promueve el cambio social, la resolución de problemas en relaciones humanas y la habilitación y liberación de personas para aumentar el bienestar social.

La formación se obtiene por medio de los estudios. Sin embargo, la formación por medio de la acción es más auténtica. La persona que es coherente en el pensamiento y la acción tiene una auténtica formación que le sirve para todos los aspectos de la vida. El trabajo social se realiza más en la acción que en las aulas.

El trabajo social no es puro, como las ciencias exactas, tiene algo de sociología, de ciencias sociales, de psicología, de comunicaciones sociales, de otras ciencias sociales, y del derecho, pues para defender los derechos y libertades de cualquier persona o asociación debemos conocer las leyes vigentes.

Es necesario que aquellas personas que están ligadas al trabajo social y encargados de Recursos Humanos pueden capacitarse más y mejor, para completar su formación y tener la autenticidad del pensamiento y la acción eficaz.