Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OPINIONES
Se conjugan fuerzas en detrimento de la integración latinoamericana
Por Ricardo Zedano, Jefe de la Sección Latinoamericana de RIA Novosti

Rebanadas de Realidad - RIA Novosti, Moscú, 31/07/08.- Los países latinoamericanos se emancipan de la tutela de las metrópolis europeas a inicios del siglo XIX.

El nuevo ordenamiento legal que se establece en ese entonces, descansa en la "igualdad" que sólo admite la riqueza como distinción entre los hombres. La jerarquía de estamentos que dividía la sociedad colonial y que distribuía la población en base a criterios étnicos o raciales, es "suprimida".

Sin embargo, el principio de igualdad -que acabo de mencionar en líneas arriba- hasta el día de hoy tiene dificultades para plasmarse en la realidad, puesto que la legislación que inspira se enfrenta con una realidad social que apenas cambia.

América Latina, término que hace referencia a la cultura que una Europa, romana por sus idiomas y católica por su religión, proyectó en el Nuevo Mundo desde el siglo XVI, tiende actualmente a una mayor independencia posible.

Y digo mayor independencia posible, porque independencia en su totalidad no existe. Es una utopía. Dependemos de alguna u otra manera el uno del otro. Creo que en esto muchos estarán de acuerdo conmigo.

Sin embargo, Latinoamérica se "independiza" de unos para caer en la dependencia de otros -de los estadounidenses-. Y esto no es secreto para nadie. Ya desde muchos años atrás algunos países latinoamericanos intentan independizarse de ellos. Tenemos por ejemplo a países como Guatemala (Jacobo Arbenz, 27 de junio de 1954), Brasil (João Goulart, 1964), Chile (Salvador Allende, 11 de septiembre de 1973), Panamá (Manuel Noriega, ex agente del la CIA, 1989), Venezuela (Hugo Chávez, 11 de abril de 2002) etc. Los presidentes -mencionados en paréntesis- fracasaron en su intento por independizar sus países, a excepción de Hugo Chávez, quien fuera derrocado en abril de 2002 mediante un golpe de Estado orquestado por la CIA; y repuesto en el poder al cabo de 47 horas merced a la voluntad de su pueblo.

Digo a excepción, no porque Venezuela sea un país que haya alcanzado esa mayor independencia posible, sino porque su presidente hasta el día de hoy sigue en la lucha por conseguirlo. El 2002 el pueblo venezolano le hizo frente a la hegemonía norteamericana, reponiendo a su presidente democráticamente elegido, asestándole un gran golpe del que todavía no ha podido recuperarse.

Este hecho histórico que aconteció en Venezuela ha encontrado albergue en el seno de algunos países latinoamericanos como Brasil, Argentina, Ecuador, Bolivia, Nicaragua entre otros, excepto Perú y Colombia; y motivado el deseo de los citados países por integrarse y buscar su propio destino tal como la han hecho los mismos EEUU. Cabe señalar, que el proceso de integración latinoamericano se ve amenazado, según lo que se viene observando en América Latina.

Al respecto, lamentablemente, en cualquier asunto de la índole que sea, donde se haga mención de Estados Unidos de Norteamérica, donde se sepa que tienen que ver con algo, se crea un ambiente de desconfianza y sospecha. Y digo lamentablemente, porque el pueblo estadounidense al igual que otros en el mundo también es víctima de las consecuencias derivadas del control de los medios de comunicación que difunden discursos y representaciones de un modelo de vida, de ser y de pensar único, que niegan y distorsionan las especificidades y las diversidades culturales, y sus formas propias de percibir el mundo. En realidad -pienso- que no existen pueblos malos, sino malos gobernantes.

En este sentido podemos citar las "casualidades" que han ido aconteciendo últimamente en la región latinoamericana. El 1 de marzo del año en curso tiene lugar la intervención militar colombiana en territorio ecuatoriano en la cual fue dado de baja Raúl Reyes, segundo comandante de las FARC, intervención que además fue calificada por la OEA como una grave violación de Colombia al territorio y soberanía de Ecuador. Esta operación da origen a la crisis diplomática que no del todo está resuelta entre Ecuador, Colombia y Venezuela, pese a los esfuerzos que las partes hacen por resolverla.

Pero antes de que esto sucediera, en marzo de 2007 en Ecuador se formó la Red Mundial por la Abolición de Bases Militares Extranjeras durante una conferencia en la que se destacaron los impactos negativos de dichas bases sobre la soberanía, la democracia, la naturaleza y los derechos humanos, especialmente de los pueblos indígenas y de las mujeres y niñas. A esto se suma el reiterado compromiso de Rafael Correa, desde que asumió el cargo presidencial en 2007, de no renovar el convenio para el uso de la Base de Manta que vence en 2009. Al parecer EEUU tenían la esperanza de justificar su presencia militar en esa parte de la región (Ecuador) gracias al conflicto que -al parecer- ellos mismos han planificado y en el que Venezuela también se vio involucrada. Además, causa mucha curiosidad a dónde exactamente trasladarán la citada base militar, qué país se prestará para la instalación de ésta en su territorio sin la observancia debida de su constitución y consulta a sus nacionales.

Luego se intensifican las maniobras militares estadounidenses en Curazao, isla situada en el sur del mar Caribe a unos 50 km de la costa occidental de Venezuela; llegan soldados estadounidenses al Perú para realizar "acciones humanitarias" y futuros ejercicios militares, y la Marina de Guerra del Perú viene haciendo las coordinaciones con la Armada de Estados Unidos para realizar un ejercicio militar en Iquitos, como parte de las Operaciones Unitas, que se realiza cada 4 años -según declaraciones del Almirante José Aste Daffós, Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA)-; se habla de un ofrecimiento verbal sobre el "interés" de trabajar en la región Cusco en temas de "apoyo social", que hizo el General James Stravich, Jefe del Comando Sur de los EEUU, al General Jorge Carcovich Cartelessi, Jefe de la Quinta Brigada de Montaña del Perú.

Se habla de una posible base militar en Paraguay, información que hasta el momento no ha podido ser confirmada. Pienso que estos rumores no se dan así por así, como dice el refrán: "Si el río suena es porque piedras trae". En respuesta a la posibilidad de que se cree un Consejo de Defensa Sudamericano que sería un organismo de la UNASUR, en junio de este año se firma en México la Declaración de Villahermosa en la que fue renombrado el Plan Puebla Panamá (PPP) como Proyecto Mesoamérica para impulsar la integración regional.

En julio la liberación de Ingrid Betancourt junto con 14 rehenes opaca la Conferencia de Ministros de Información de los Países no Alineados (COMINAC VII) que tuvo lugar en la Isla Margarita y cuyo objetivo es alcanzar una correlación de fuerzas en el ámbito informativo. Asimismo, como dice el dicho "se mata dos pájaros de un tiro", porque a parte de opacar el tema de la COMINAC VII, Álvaro Uribe y Nicolas Sarcozy se ven beneficiados con dicha liberación, puesto que ésta contribuye a que los presidentes colombiano y francés recuperen popularidad en momentos en que enfrentaban una serie crisis política en sus países.

La famosa "directiva de retorno" aprobada por el Parlamento Europeo en junio -a mi modo de ver las cosas- es un mecanismo más para ajustar el cerco a los países latinoamericanos que se encuentran en la búsqueda de su integración. Las remesas, que se verían restringidas significativamente por dicha directiva, se han convertido para algunos países latinoamericanos en una fuente importante de ingreso. Tenemos por ejemplo, -si no estoy mal informado-, el Perú. Después de la minería, las remesas son una fuente significativa para este país andino. En los últimos 18 años, un millón 940 mil peruanos viajaron sin retorno al extranjero, lo que representó el envío al Perú de 14 mil millones de dólares en remesas.

La presencia de la IV Flota de la Marina de Guerra de EEUU destinada al control militar del Caribe y del centro y sur del continente que ha recibido el rechazo general de los gobiernos locales, a excepción de las autoridades colombianas, es una clara amenaza a su soberanía. Cualquiera puede poner en tela de juicio el patrullaje de la IV Flota en los océanos atlántico y pacífico, puesto que el despliegue militar de tales dimensiones no es común para combatir el terrorismo y el narcotráfico. ¿A quién quieren derrocar? ¿En qué país tienen la intención de llevar a cabo una intervención militar? Creen que por la fuerza recuperarán el satélite rico en petróleo que los estadounidenses perdieron con la llegada de Hugo Chávez al poder en Venezuela, o -tal como lo declarara el presidente brasilero Lula Da Silva-; podrán controlar el petróleo recientemente descubierto en las costas de su país, que contribuiría a que Brasil se convierta en una de las grandes potencias energéticas del globo terráqueo

La guerra sucia informativa emprendida contra el líder latinoamericano Hugo Chávez con el objetivo de desestabilizar su gobierno y crear la desconfianza entre sus aliados, continúa. Como ejemplo claro de esta guerra sucia, podemos citar la vil y cobarde tergiversación de las declaraciones del presidente venezolano Hugo Chávez en Moscú el 22 de julio del presente: "Venezuela daría una calida bienvenida a bases militares rusas" ¡Qué es esto! ¿Qué tipo de periodismo es este? Es la afirmación más falsa y descarada que se ha oído. Para aclarar este momento en calidad de prueba contundente y desmentir semejante canallada se puede leer la nota de prensa "Hugo Chávez habla sobre aviones y barcos en Venezuela" en la que se cita literalmente las palabras del presidente al responder a la pregunta "En un futuro ¿cabe la posibilidad de que en los aeródromos y en las bases navales aparezcan aviones y barcos rusos?". En esta podrán apreciar que jamás el presidente hizo semejante apreciación. Se puede interpretar de las formas que se quiera las palabras del preguntado, pero para ello existen las notas de opinión.

Como se podrá observar, se están conjugando todos los medios habidos y por haber para detener el proceso de integración latinoamericano: la manipulación de la información, el elemento militar, las alianzas políticas etc. Pese a esto la Revolución Bolivariana, en torno a la cual se está dando dicho proceso integracionista, se mantiene firme conservando esa imagen que la diferencia de otras en la historia, puesto que es una revolución pacífica, que se da sin derramamiento de sangre ni represión, respetándose los derechos humanos y la libertad de expresión, la misma que invita a todos a participar en la vida política de un país; y gracias a la cual mucha gente ha recuperado la autoestima y confianza en sí mismo. Los gobernantes de los países aliados de Venezuela tienen que pensar dos veces antes de dar un paso, pues no cabe duda que la región está bastante minada y un error en sus acciones podría darle el chance a la administración de Bush para dejarnos una guerra que no conviene a ningún país de América Latina.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDIRÁ OBLIGATORIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

El presente material se edita en Rebanadas de Realidad por gentileza de Alexander Solovskiy, Director de la Agencia de Información de Rusia RIA Novosti, en Argentina. Web / Correo