Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESTADOS UNIDOS

Migra efectúa redadas, arresta a 1187 obreros, deporta a 275

Por Jacquie Henderson
Foto: ICE / Policías de la migra (ICE) arrestan a trabajadores de IFCO, una empresa de artículos de embalaje, el 19 de abril. La agencia no dijo dónde se tomó la foto.

Rebanadas de Realidad - The Militant, Houston, 30/04/06.- La policía de inmigración bajo la autoridad del Departamento de Seguridad del Territorio Nativo (DHS) realizó redadas el 19 de abril en 45 centros de trabajo de la compañía IFCO Systems of North America en 26 estados. La empresa holandesa, fabricante de estructuras de embalaje, tiene su sede en Estados Unidos en la ciudad de Houston y cuenta con fábricas a nivel nacional. El operativo ocurrió cuando el Congreso se preparaba a reanudar su debate sobre la "reforma" de la ley de inmigración.

Agentes del departamento de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) arrestaron a 1 187 trabajadores indocumentados en lo que el secretario del Departamento de Seguridad del Territorio Nativo Michael Chertoff denominó "la operación de mayor envergadura llevada a cabo hasta hoy en una sola compañía en Estados Unidos". Agentes de ICE en colaboración con el Departamento de Justicia hicieron redadas en fábricas de IFCO en Texas, California, Carolina del Norte y Sur, Florida, Pennsylvania, Minnesota, Georgia, Missouri, Mississippi, Illinois y otros 15 estados. Se detuvieron a más trabajadores en esta acción que en todas las redadas en todos los sitios de trabajo durante todo el año 2005.

También presentaron cargos criminales a siete antiguos y actuales gerentes menores de IFCO por conspirar a "transportar, acoger y alentar a trabajadores ilegales". Enfrentan una pena máxima de 10 años de cárcel y multas. Ningún alto ejecutivo de la compañía fue detenido.

Los trabajadores, principalmente oriundos de México y otros países de América Latina, enfrentan cargos civiles por estar en Estados Unidos sin documentos validos. El día después de las redadas ya se habían deportado a 275 trabajadores a México y muchos otros están siendo procesados para la deportación. "Nos llamaron a una reunión a las 9:00 a.m.", dijo al Militante Guillermo Navarrete, un trabajador de IFCO que llegó a Houston de El Salvador. "Habían unas personas con uniformes que parecían de la policía que resultaron ser agentes de la migra. Nos arrestaron, nos montaron en un bus y nos llevaron al centro de detención. Nos hicieron esperar 12 horas, y después a la mayoría nos soltaron. Estamos esperando a ver si nos permiten trabajar".

Comentando sobre las condiciones de trabajo, añadió, "ganamos 5.15 dólares por hora, trabajando 10 a 12 horas al día. Solamente paramos para almorzar".

Otro trabajador de IFCO oriundo de Nicaragua que pidió que no se use su nombre, informó al Militante que él y muchos de sus compañeros se habían tomado el día para participar en la marcha por igualdad de derechos para los inmigrantes el 10 de abril. "Nos dieron el día libre y también lo logramos obtener para el primero de mayo", dijo. Está programada otra marcha para ese día en Houston.

Mientras la policía de ICE cercaba a los trabajadores en dos fabricas en Houston, muchos llegaron a ver cómo podían ayudar a sus parientes, amigos y compañeros de trabajo. Delmy Miranda, de 26 años de edad, cuyo esposo y hermano fueron detenidos, dijo a corresponsales de El Día que ellos corrían peligro si eran deportados a El Salvador. "No esta bien que se lleven a personas honestas", dijo. "No puedo creer que cometieron esta injusticia en este momento cuando estamos luchando por justicia e igualdad. Ahora iremos y participaremos en las marchas y tomaremos estas protestas con mas seriedad".

"Nos dicen que con los derechos tenemos obligaciones, pero nosotros solo tenemos las obligaciones, no los derechos. Necesitamos amnistía y las tarjetas de residencia para poder trabajar como todos los demás", declaró al Militante Yolanda Paredes, una trabajadora de restaurantes en Houston.

Hillary Clinton, la senadora Demócrata de Nueva York, defendió las redadas diciendo que "obviamente fue una decisión política, pero yo la apoyo. Necesitamos enviar un mensaje claro a los patrones y a todos los demás que explotan a los inmigrantes".

Las redadas fueron realizadas mientras el Congreso está considerando leyes para dar al DHS mayor acceso a los archivos del Departamento de Seguro Social. Una propuesta de ley ante el Senado y otra que ya fue aprobada por la Cámara de Representantes crearían un sistema de verificación para revisar la identidad de un nuevo empleado y su legalidad de empleo y compararlo contra la información del Seguro Social y de la inmigración. Actualmente a los patrones sólo se les requiere que pidan los documentos de los trabajadores pero no tiene que comprobarlos con ningún banco de información.

Mientras previamente las redadas de trabajadores indocumentados estaban dirigidas a los aeropuertos y bases militares, Chertoff declaró recientemente que "nada esta fuera de límite, ni siquiera la inmensa fuerza laboral en la agricultura".

Sin embargo el Wall Street Journal señaló que, "la nueva posición agresiva del Departamento enfrenta un futuro político difícil y de la disposición del Congreso para financiar ataques contra algunas industrias que son la fuerza motriz del boom económico."

Jose Aravena, Anthony Dutrow, y Steve Warshell contribuyeron a este artículo.
Gentileza de The Militant. Web.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones