Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
UNIÓN INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES DE LA ALIMENTACIÓN, AGRÍCOLAS, HOTELES, RESTAURANTES, TABACO Y AFINES (UITA)

Trabajadores/as de conservas de productos del mar de El Salvador luchan por su sindicato

Llamado al apoyo internacional

Rebanadas de Realidad - UITA, 11/07/07.- La UITA está movilizando el respaldo internacional con el propósito de combatir la represión sindical en un establecimiento de conservas de productos del mar en La Unión, El Salvador, propiedad de la transnacional del atún Calvo, la cuarta compañía mundial en dicho sector. Además de sus operaciones en España, la firma cuenta con establecimientos de producción en Brasil, Italia y El Salvador, donde la gerencia ha estado atacando brutalmente la sindicalización de sus trabajadores y trabajadoras.

Calvo comenzó sus operaciones en El Salvador en el año 2002, con fondos de la agencia española de capitales públicos y privados para el financiamiento en el exterior, COFIDES. Desde un principio, la compañía fue antisindical, despidiendo unas 300 trabajadoras cuando realizaron un paro para protestar contra las condiciones intolerables de trabajo. En el 2006, la empresa se vio forzada a ejercer el incómodo papel del cabildeo político en pro de la ratificación, por parte del gobierno de El Salvador, de los Convenios de la OIT referidos a los derechos de los trabajadores de asociarse a un sindicato y de negociar colectivamente - una condición para el acceso libre de gravámenes al mercado de la Unión Europea bajo su sistema SPG. La legislatura ratificó los Convenios de la OIT en agosto del 2006 y, a comienzos de este año, los trabajadores/as de Calvo formaron un sindicato, SGTIPAC, legalmente registrado ante el Ministerio de Trabajo y afiliado a la central nacional CSTS.

Calvo tomó represalias inmediatas. Despidió tres dirigentes sindicales en febrero y marzo; la gerencia se rehusó a reconocer o negociar con SGTIPAC; y la compañía entabló acciones judiciales para intimidar a los miembros sindicales y partidarios, en tanto que organizó un sindicato amarillo para combatir a SGTIPAC. Últimamente, los trabajadores/as se han visto obligados a someterse a pruebas de polígrafo ("detector de mentiras") con respecto, entre otros temas, a su "lealtad" con la compañía y su actitud hacia el sindicato.

La Regional Latinoamericana de la UITA ha respaldado a los trabajadores/as y a su sindicato mediante intervenciones con los gobiernos de El Salvador y España y con COFIDES; apoyando una queja ante el Comité de Libertad de Asociación de la OIT; y organizando delegaciones visitantes de trabajadores/as de Calvo desde España y Brasil, entre otras acciones.

Usted puede apoyar la campaña haciendo clic aquí para enviar un mensaje a través del sitio web latinoamericano de la UITA, al Ministro de Trabajo salvadoreño, al embajador español ante El Salvador y al director de Calvo El Salvador. El mensaje insta a la inmediata reincorporación con sus haberes retroactivos completos de los dirigentes sindicales perseguidos; un alto a todas las formas de acoso e intimidación al sindicato por parte de la compañía; negociaciones formales para solucionar los problemas del lugar de trabajo y concluir un convenio de negociación colectiva; como también cesar el apoyo al sindicato patronal amarillo.

Gentileza de la Secretaría de la UITA. Web.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones