Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
UNIÓN INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES DE LA ALIMENTACIÓN, AGRÍCOLAS, HOTELES, RESTAURANTES, TABACO Y AFINES (UITA)

India: Destrucción sindical en la fábrica Unilever de Assam

El sindicato debe disolverse para que se levante el cierre patronal, dice la empresa

Rebanadas de Realidad - UITA, 22/08/07.- La dirección empresarial de la fábrica Unilever en la zona industrial Doom Dooma del estado nororiental de Assam, India, está intentando aplastar al Hindustan Lever Workers Union al someter a sus 700 miembros a un cierre forzoso y creando un sindicato falso. La condición impuesta por la empresa para finalizar el cierre patronal es que el sindicato legítimo sea disuelto y que todos los trabajadores/as transfieran su afiliación al nuevo sindicato creado por la empresa.

El conflicto comenzó cuando la empresa retuvo el pago de una bonificación que – según el Convenio de Negociación Colectiva firmado en abril del 2004 – debía pagarse a todos los miembros del sindicato del 1º de abril del 2007 en adelante. Cuando los miembros del sindicato no recibieron la bonificación en sus hojas de pago de mayo, el sindicato pidió una explicación a la empresa. La situación se deterioró rápidamente, al negarse la empresa a responder a las inquietudes del sindicato y luego al cancelar o posponer reuniones. Finalmente, la tarde del 6 de julio, se llevó a cabo una reunión que duró 16 horas y finalizó sin resultado alguno, la mañana del 7 de julio.

El 8 de julio la empresa repentinamente declaró que habían sido “retenidos” durante 16 horas por el sindicato, emitió 8 órdenes de suspensión y presentó una queja ante la policía. Subsiguientemente, ¡también se culpó al sindicato por un apagón de 15 minutos ocurrido durante la reunión!

Desde la mañana del 7 de julio hasta el aviso de cierre el 15 de julio, ningún miembro del personal gerencial o de dirección se presentó a trabajar en la fábrica. Aún así todos los trabajadores se presentaron a trabajar, pero al no haber personal de dirección presente, no se les asignaron tareas. Esto continuó durante una semana, hasta que la empresa emitió el aviso de cierre patronal. Aunque parezca increíble, la compañía acusó al sindicato de realizar una huelga de 24 horas los días 7 y 8 de julio a pesar de que todos los trabajadores asistieron a sus turnos. De hecho, ¡era la empresa la que estaba en huelga!

Pronto quedó claro que la empresa no tenía intención alguna de entablar negociaciones, sino que simplemente estaba utilizando el conflicto sobre el beneficio para destruir al sindicato. En respuesta a la solicitud de intervención presentada por el sindicato, el Departamento de Trabajo llamó a una reunión de mediación el 16 de julio, pero la empresa no se presentó. ¡La dirección de la empresa tampoco asistió a las reuniones de conciliación el 18, 24 y 27 de julio!

En lugar de asistir a estas reuniones, los directivos de la empresa estaban ocupados creando un nuevo sindicato llamado Hindustan Unilever Democratic Workers Union. El Gerente de Recursos Humanos y el Gerente Comercial intentaron reclutar trabajadores/as para el nuevo sindicato, contactando a más de 80 miembros del sindicato por teléfono, pero todos ellos se negaron a abandonar su sindicato.

El 28 de julio, la empresa le dijo al presidente sindical, Compañero Nogen Chutia, que el cierre sólo finalizaría si el sindicato era disuelto y todos los trabajadores/as adhirieran al Hindustan Unilever Democratic Workers Union.

En respuesta a este intento de aplastar al sindicato, los 700 miembros realizaron una sentada masiva de protesta durante 3 días a partir del 3 de agosto. El 8 de agosto más de 100 miembros del sindicato realizaron una protesta en el Ayuntamiento, el parlamento local. Se ha recibido apoyo de organizaciones estudiantiles, sociales y de jóvenes que están ejerciendo presión sobre la dirección de Unilever para que levante el cierre forzoso.

Al tiempo que la lucha del Hindustan Lever Employees Union (HLEU) en Mumbai contra la fraudulenta venta y clausura de su fábrica continúa, y si bien siguen adelante las medidas presentadas por la UITA contra la compañía en el marco de las Pautas de la OCDE para Empresas Multinacionales, Unilever nuevamente se ha mofado de los principios y normas de conducta responsable consagrados en las Pautas, en una de sus operaciones en la India y deberá enfrentar el escrutinio de la OCDE una vez más.

Gentileza de la Secretaría de la UITA. Web.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones