Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
UNIÓN INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES DE LA ALIMENTACIÓN, AGRÍCOLAS, HOTELES, RESTAURANTES, TABACO Y AFINES (UITA)

Rusia: Nestlé dice a los trabajadores, "¡No negociamos salarios!" … y pregunta, "¿Confían en el Presidente Putin?"

Rebanadas de Realidad - UITA, 14/02/08.- La dirección de la fábrica de chocolate Nestlé Rusia en Perm ha estado presionando cada vez con más intensidad al Sindicato de Trabajadores Nestlé en Perm, afiliado a la UITA, que ha procurado desde agosto del año pasado negociar un incremento salarial mediante el proceso de negociación colectiva. El poder adquisitivo de los trabajadores/as ha sido drásticamente erosionado por la desenfrenada inflación de necesidades básicas, y es práctica extendida entre los trabajadores/as de la fábrica vender sangre para complementar sus ingresos.

En respuesta a las demandas sindicales de negociación salarial, la dirección de la planta y la dirección de Recursos Humanos de Nestlé Rusia han afirmado repetidas veces que es política de la empresa excluir los salarios de todas las formas de negociación colectiva. A mediados de noviembre, mientras el sindicato continuaba reclamando negociaciones, la dirección decretó en forma unilateral un 15% de incremento salarial a entrar en vigencia el 1º de enero – una medida que pretende recalcar el rechazo de la empresa al convenio colectivo así como menoscabar el apoyo al sindicato. A pesar de esta medida, una conferencia de trabajadores convocada a comienzos de diciembre votó en forma abrumadora apoyar los reclamos del sindicato.

Como resultado de mecanismos legales que han entrado en juego como consecuencia de no haber respondido al reclamo del sindicato por negociaciones salariales, Nestlé fue obligada a participar en una Comisión de Conciliación, en la que ha demostrado no estar dispuesto a buscar una conciliación a fin de resolver el conflicto. De acuerdo con su hostilidad para negociar, ?la empresa se ha negado sistemáticamente a responder las peticiones del sindicato para que libere información fundamental concerniente a las escalas salariales o siquiera al número de trabajadores/as en cada categoría laboral!

La presión antisindical se intensificó el 21 de diciembre cuando la oficina sindical y el presidente vieron interrumpidos todos sus medios de comunicación a través del sistema de correo electrónico e intranet de la empresa en represalia (una "medida correctiva" según Nestlé) por haber informado a los miembros por correo electrónico de un proyectado piquete organizativo. Luego del exitoso piquete del 25 de diciembre, los trabajadores/as fueron amenazados con despidos y transferencias de producción si continuaban apoyando la reclamación sindical de negociaciones de buena fe.

La presión sobre el sindicato y sus miembros se intensificó cuando el 23 de enero la empresa distribuyó una “encuesta sociológica” interrogando a los trabajadores/as de la planta acerca de sus opiniones políticas, disposición a participar en acciones de protesta y su confianza en los sindicatos, partidos políticos e instituciones. El cuestionario incluía preguntas como "¿Confía usted en el Presidente Putin?", "¿A qué partido votó en las últimas elecciones?", "¿Confía o no en los sindicatos?", y "¿Cuál fue el logro más importante de Vladimir Putin como Presidente de la Federación rusa durante este último período?". La distribución de la encuesta se detuvo como consecuencia de las protestas del sindicato y de la UITA, pero hasta ahora no se ha brindado una explicación sobre este siniestro incidente.

La situación continúa estancada por la negativa de la empresa de llevar a cabo genuinas negociaciones colectivas. El resultante fracaso de la Comisión de Conciliación oficial, que fue formalmente reconocida el 7 de febrero mediante un "Protocolo de Desacuerdo" simplemente provoca un estancamiento en un prolongado proceso burocrático a través del cual Nestlé puede continuar rechazando sus obligaciones como empleador para entablar constructivas negociaciones para un convenio colectivo con el sindicato al tiempo que continúa su campaña antisindical.

El 11 de febrero, la UITA presentó oficialmente un documento sobre prácticas laborales Nestlé ante el Punto Nacional de Contacto OCDE en Suiza, el país de origen de la empresa. Las directivas OCDE, cuyas disposiciones y procedimientos de implementación han sido aceptadas por todos los gobiernos de la OCDE y otros gobiernos adherentes, establecen normas claras que rigen la relación entre la inversión extranjera directa de las compañías multinacionales y el contexto social, político y de derechos humanos en que operan. Las prácticas Nestlé en Perm violan de manera flagrante disposiciones clave de las Directivas concernientes a derechos humanos y normas laborales y no debe permitirse que continúen.

Para leer el documento de la UITA (en el inglés original) pulse aquí.

Gentileza de la Secretaría de la UITA. Web.