Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

El mercado del juguete argentino y brasileño en peligro por la invasión de productos chinos

Las Cámaras de Juguetes de la Argentina y el Brasil pedirán en conjunto a la OMC una salvaguardia que permita una competencia leal frente a la invasión de productos chinos en el ámbito del MERCOSUR. El acuerdo entre empresarios argentinos y brasileños es un avance importante en la integración de ambos países en el marco regional.
Por Adriana Pintabona (*)

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 27/07/05.- La Cámara de la Industria del Juguete de la Argentina (CAIJ) y la Asociación Brasileña de Fabricantes de Juguetes (ABRINQ) resolvieron hoy presentar, en conjunto, una solicitud de salvaguardia ante el MERCOSUR por la invasión de productos chinos.

Miguel Faraoni, presidente de la CAIJ señaló que en los últimos 6 meses la importación proveniente de China aumentó más del 100%, con respecto al mismo semestre del año anterior. "El monto registrado es de 21 millones de dólares, pero debemos sumarle - agregó Faraoni - la misma cifra por subfacturación". El titular de ABRINQ, Synesio Batista Da Costa precisó, por su parte, que en el mismo período; enero-junio de 2005 comparado con 2004 hubo un crecimiento del mismo origen de un 65%; por un total de 40 millones de dólares. "Si le sumamos lo que ingresó subfacturado - dijo Da Costa - la cifra real asciende a 100 millones de dólares."

Faraoni comentó en la reunión llevada a cabo esta mañana, en la sede de la CAIJ, que la entidad presentó en febrero de este año a la Secretaría de Industria un pedido de salvaguardia por el crecimiento desmesurado de productos chinos en el mercado. "Esperamos confiados que el gobierno responda a la brevedad. Lamentablemente hemos perdido el Día del Niño y no queremos que nos pase lo mismo con las ventas de Navidad y Año Nuevo".

Da Costa expresó que la ABRINQ elevará a su gobierno, próximamente, un pedido de salvaguardia con cupos por kilogramos. Y exigiremos a nuestras autoridades que los juguetes ingresen por el puerto de Roraima - ubicado a 4.000 kilómetros de San Pablo y de Río de Janeiro - "y si esto no alcanzara fijaremos cupos por contenedores", sentenció.

"Nuestro negocio está en peligro y no permitiremos que las 90 industrias argentinas y las 318 brasileñas tengan que cerrar sus puertas por la agresiva política comercial de China. No queremos protección, le exigiremos a la OMC que fije reglas de competencia leal, con ese país, en el ámbito del MERCOSUR", expresaron en un comunicado ambas cámaras.

Faraoni destacó que Brasil hoy puede contar con 318 fábricas activas porque en los últimos 9 años fueron beneficiadas con medidas de salvaguardia. En el mismo período - en cambio - en nuestro país se perdieron 140 empresas que hoy podrían estar en pie ocupando los puestos de trabajo que tanto se necesitan, si se hubieran tomado a tiempo, medidas de esta naturaleza.

Antes de finalizar la entrevista, los presidentes de la CAIJ y la ABRINQ firmaron un acta compromiso de cooperación mutua y de complementariedad informativa para alertar sobre los graves perjuicios que les está ocasionando a ambas industrias las importaciones provenientes del gigante asiático. Resolvieron además, sumar en breve, a las entidades representativas de Uruguay y el Paraguay.

(*) Consultora. Correo.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones